lunes 17 de junio de 2024 - Edición Nº2021

Gremiales | 30 ago 2022

AJUSTE PRESUPUESTARIO

Gremio médico alerta sobre el recorte millonario en el programa que maneja las vacunas

Desde la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA) remarcaron que los 1 mil millones de pesos que pierde el Ministerio de Salud se dan en el programa que maneja las dosis de las distintas vacunas. Por eso, podrían faltar algunas formulaciones. La ministra Vizzotti descartó cualquier efecto.


Por: Diego Lanese

La semana pasada, mientras que las miradas se centraban en el pedido de 12 años de cárcel para Cristina Fernández de Kirchner y las reacciones políticas y sociales, el flamante ministro de Economía Sergio Massa firmaba la Decisión Administrativa 826/2022, que realizaba un importante recorte en partidas presupuestarias der varios ministerios.

En total, se reasignarán 210 mil millones de pesos, entre ellos 10 mil millones que estaban destinados al Ministerio de Salud nacional. La federación de gremios médicos confirmó que el recorte se da en el plan que entre otras cosas administra las vacunas del Calendario Oficial, lo que genera alarma.

Desde el gobierno dicen que las dosis para este año están garantizadas, ya que el recorte es para las vacunas del año que viene. Además, hay preocupación por lo que pueda pasar con los fondos de las obras sociales sindicales.

La advertencia de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA) se hizo luego de confirmarse que los recortes en salud están centrados en el llamado del Programa de Prevención y Control de Enfermedades Transmisibles e Inmunoprevenibles (ProNaCEI), que dejará de recibir esa partida de 10 mil millones de pesos.

Este sector de la cartera sanitaria se dedica a la compra de vacunas para el Calendario Nacional Obligatorio y de las que previenen en Covid-19, y hay temor que el ajuste termine perjudicando la normas provisión de estos elementos.

“Sabemos que una parte ya se compraron con el presupuesto del año pasado y que hay una reserva suficiente para cumplir con el stock de vacunas para el calendario, pero cómo siga la situación del país se verá el verdadero impacto del ajuste”, dijo Jorge Yabkowski, vicepresidente de FESPROSA, ante la consulta de Política del Sur.

El dirigente afirmó que “esta baja de presupuesto se inscribe en un recorte general de los servicios del sistema de salud público, junto a un aumento de los subsidios al sector privado, a través de las obras sociales sindicales”. Yabkowski afirmó que el recorte “es un acto político, porque el presupuesto de salud de la Nación ya había disminuido con respecto al año pasado, con recortes para los hospitales modulares y para los contratos”.

Además, remarcó que el recorte “se une al no ingreso de personal de salud a planta permanente, habida cuenta que de los 4 mil profesionales que están en los hospitales de la Nación tienen más del 80 por ciento de su personal precarizado, lo que se sume a este recorte”.

Ante las versiones de recortes de vacunas, la propia ministra de Salud nacional Carla Vizzotto aclaró la situación. En Salta, donde el fin de semana encabezó un acto en el marco del Día Nacional por una Argentina sin Chagas. Allí, llevó tranquilidad y dijo que las dosis de este año están garantizadas.

“Esa disminución no implica que no vamos a poder comprar algo, sino que se aplica sobe las vacunas que llegan el año que viene y se pagarán el año que viene”, dijo la funcionaria a medios locales.

Además, se dejarán de girar fondos prometidos a las obras sociales, lo que abrió un nuevo debate. Ahora, diversos medios marcan que el ministro Massa se contactó con la mesa chica de CGT, y se comprometió a comenzar a la brevedad con los giros al Fondo Solidario de Redistribución (FSR), la caja que se financia con parte de la recaudación impositiva entre las prestadoras sindicales y con la que se las asiste con reembolsos frente a servicios de alto costo y complejidad.

Aún sin recortes, el déficit financiero de las obras sociales alcanzaría en diciembre unos 50 mil millones de pesos, según los primeros cálculos. Ante esto, la mayoría de los dirigentes afirman que no se podrá cumplir con las obligaciones, y el sistema quedaría “al borde del colapso”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias