domingo 14 de agosto de 2022 - Edición Nº1348

Gremiales | 5 ago 2022

ANALISIS

Los gremios alertan por las dificultades en el acceso a los medicamentos

Los afiliados a las obras sociales sufren por el aumento de los tratamientos, que hasta ahora están por encima de la inflación. Por eso, se lanzó un plan de congelamiento, que en sus primeros pasos parece de difícil concreción. Un trabajo de ATE muestra cómo los incrementos siguen por arriba del IPC.


Por: Diego Lanese

A fines de julio, el Gobierno nacional presentó junto a laboratorios y farmacias un plan para cubrir los tratamientos de personas por fuera de la seguridad social. Pacientes Cuidados” ofrecerá descuentos de un 30 por ciento en medicamentos a trabajadores sin cobertura médica, por lo general pertenecientes a la economía popular. Además, el anuncio trajo consigo el compromiso de los productores de subir el precio de los fármacos un punto por debajo de la inflación promedio, para evitar problemas en el acceso. La noticia fue recibida con cautela por los gremios, que ven que sus obras sociales sufren por la suba de los tratamientos, por lo cual necesitan que los anuncios funcionen. A un mes del lanzamiento, el plan todavía tiene “poco impacto”, e incluso las primeras estimaciones aseguran que el precio de los medicamentos el mes pasado estuvieron por encima del IPC proyectado. La alerta se encendió porque hay problemas para acceder a la cobertura médica, como demostró un informe de ATE, que usó como ejemplo los antidiabéticos.

 

La preocupación por la suba de los medicamentos entre los gremios es doble, según informaron a Política del Sur distintas fuentes de la seguridad social. Por un lado, aumenta la cantidad de recursos que las obras sociales deben disponer para cubrir la demanda de los afiliados. Por otro lado, los propios pacientes muchas veces no pueden pagar sus tratamientos, incluso cuando reciben descuentos. La combinación hace que haya muchas entidades “al borde del colapso”, ya que la suba constante de los precios no permite atender todas las necesidades. “En Argentina, no hay ningún tipo de regulación de precios de medicamentos”, cuestionan las mismas fuentes consultadas, respecto a los planes que se anunciaron y su posible efecto.

 

Para colmo, incluso con el plan de control del valor de los productos farmacéuticos la situación no cambia. En su último reporte, el Centro de Profesionales Farmacéuticos Argentinos (CEPROFAR) alertan que “los medicamentos empujaron la inflación del año”, al punto que se trata del tercer rubro que más se encareció, detrás de Educación y Prendas de vestir y calzado. “En el primer semestre, los remedios aumentaron por encima de la inflación”, afirmó el reporte, al que tuvo acceso Política del Sur. Sobre el índice de julio, todavía no está disponible, pero la sospecha es que el acuerdo “no tuvo el efecto esperado para ese mes, ya que el anuncio se hizo cuando el mes ya estaba empezado”. “Hasta el 31 de mayo, los medicamentos aumentaron alrededor de un 35 por ciento, pero hay que sumar un seis más de aumento, de junio. Esta suba fue por encima de la inflación general, sobre todo, en abril, mayo y junio”, recalcó la entidad farmacéutica.

En tanto, desde ATE también desconfían del plan y sus resultados, ya que “la pregunta dominante ante estos anuncios, es si se puede confiar en que los mismos formadores de precios cumplan con la letra del acuerdo”. A través de su Instituto IDEP-Salud el gremio estatal criticó el plan de descuentos. “Los aumentos desmedidos que se han ido suscitando por parte de la industria farmacéutica no tienen justificación ni en los costos productivos ni en la logística, es por eso que la implementación de este acuerdo que durará 60 días resulta una especie de bomba de humo”, afirmó el IDEP-Salud, que recordó que el último congelamiento, anunciado a fines del 2021, terminó en “subas excesivas tanto en la previa como luego de la finalización de la medida en donde se demostró que las grandes empresas farmacéuticas no solo se cubrieron sino que generaron ganancias por encima de la media que venían aumentando”. “Es como si mandaran un zorro a cuidar gallinas”, recalcó la entidad.

 

Como ejemplo de esta problemática, el IDEP-Salud presentó un seguimiento de los tratamientos antidiabéticos, que suelen tener fuerte incidencia en la dispensa diaria en farmacias. Así, el Observatorio de Medicamentos como Bien Social de ATE remarcó que “para el período enero 2020-abril 2022, el salario promedio de los trabajadores registrados en la Argentina aumentó un 149 por ciento, mientras que el precio de venta al público de los medicamentos para el tratamiento de la diabetes sufrió una variación promedio de 160 por ciento en ese período con picos de hasta 252 por ciento, realidad que pone en riesgo la continuidad de los tratamientos”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias