jueves 11 de agosto de 2022 - Edición Nº1345

Provincia | 1 ago 2022

Parlamento bonaerense

El peronismo buscará tratar la reforma de la Caja del BAPRO durante la primera semana de agosto

El oficialista Frente de Todos intenta un apoyo de la izquierda que le posibilite jugar la carta del voto doble del titular del Cuerpo, Federico Otermín. El bloque de Juntos se mantiene irreductible en el rechazo conjuntamente con sus socios del possismo y los tres diputados libertarios.


Por: Federico Cedarri

El reverdecer de la actividad legislativa luego del receso invernal traerá aparejada la supina intención del oficialista Frente de Todos de que sea tratada perentoriamente en el recinto la reforma al sistema previsional del Banco Provincia.

La iniciativa del Ejecutivo vuelve a insertar la posibilidad de que las mujeres puedan jubilarse a los 60 años en desmedro de los 65 años que había instaurado el régimen votado en el 2017 durante la gestión de María Eugenia Vidal, además reposiciona el 82 ciento móvil promedio de los últimos 120 sueldos como variante de cálculo para la obtención del futuro beneficio previsional.

Al mismo tiempo, la provincia de Buenos Aires se convierte en garante del déficit del sistema previsional al tiempo que devengará recursos para enjugar complementariamente al aumento de los aportes de los activos el desfasaje crónico que tiene la Caja.

El oficialismo intenta con esta iniciativa consensuada con el gremio La Bancaria dar certidumbre al pedido de la Suprema Corte Bonaerense de generar una salida política ante la manifiesta posibilidad de declarar inconstitucional lo votado en el 2017 debido a la catarata de juicios de los pasivos de la entidad en su contra.

Así las cosas, el peronismo intentará que la izquierda desista de la posibilidad de emitir un despacho propio que buscaría llevar el sistema jubilatorio al que se ejercía antes de la reforma de Vidal

Hoy estamos empantanados, la izquierda propone volver al régimen del 2016 pero eso es imposible, no hay recursos para una cuestión de esa naturaleza, trataremos en estos días de que cambien de opinión y nos acompañen con el voto positivo, nuestro proyecto es bastante similar a las concepciones del que ellos pregonan”, detalló a PDS un legislador peronista del interior.

Cabe consignar que el oficialismo necesita el apoyo de la izquierda para lograr un empate en las voluntades y permitir el desempate del titular del Cuerpo, el lomense Federico Otermín.

En tanto, el bloque de Juntos se mantiene hasta el momento irreductible en sus posiciones de rechazo a la propuesta oficial: emitieron un despacho de minoría que rescata el espíritu de la ley de Vidal, y sostiene que la provincia no puede devenir en aportante de recursos para sanear una caja particular sino que el Banco Provincia debe responder con sus utilidades como garante del déficit imperante.

La alianza opositora cuenta con el respaldo del bloque possista de Espacio Abierto y con los tres votos de los libertarios de José Luis Espert que han repudiado en reiteradas ocasiones la inyección de recursos estatales en el sistema previsional del BAPRO.

Si bien desde el gobierno provincial han asegurado a los miembros de las asociaciones sindicales bancarias que la iniciativa se aprobaría durante los primeros días de agosto, en la Legislatura hasta el momento no hay cambios sustanciales respecto a la posición de la izquierda, que es quién tiene la llave del desembarco del proyecto del gobierno de Kicillof en el recinto.

Presión de las comisiones internas del interior a la oposición

Los trabajadores de las distintas dependencias del Banco Provincia diseminadas en el interior del territorio bonaerense han emitido comunicados de repudio a los legisladores de Juntos por oponerse, sostienen, a que los trabajadores recuperen derechos que le fueron cercenados con las votación del 2017.

Los enclaves gremiales sindican a la ex mandataria, María Eugenia Vidal, y al candidato de ese espacio político a la gobernación de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, como quienes ejercen prácticas de manipulación hacia sus legisladores para que no acompañar el proyecto consensuado entre el Ejecutivo y La Bancaria.

Muchos legisladores opositores residentes en el interior temen que puedan ser objetos de algún tipo de escrache en sus distritos por trabajadores furiosos ante la cerrada negativa del bloque opositor de acompañar el proyecto oficial.

“Es posible que quieran manifestarse en los municipios chicos contra nosotros pero si bien puede ser que haya trabajadores que obran de buena fe hay mucho aparato sindical que sabemos a quienes responden”, denunció con pesadumbre ante PDS un diputado opositor.

Así las cosas, parece complicado que en el corto plazo pueda llevarse la iniciativa al recinto si no hay un cambio súbito en el pensamiento de la bancada izquierdista.

Ha trascendido la posibilidad de que la bancada de Juntos para evitar inconvenientes a muchos legisladores que debe retornar a sus distritos, donde la importancia del Banco Provincia es muy significativa, puedan tener al menos la posibilidad de la liberad de acción para abstenerse en la votación.

Sin embargo, fuentes del bloque que conduce el radical Maxi Abad han desestimado de plano esta posibilidad y aseguran que los diputados del espacio están plenamente consustanciados con el despacho que fue ratificado por unanimidad por los diputados propios participantes en las comisiones.

“Nosotros nos abstuvimos en la primera comisión porque se le pudieron practicar algunos cambio a la iniciativa oficial y desligaba el peso del déficit de las cuentas públicas, pero luego la mayoría del FDT volvió a la letra original y en eso no estamos de acuerdo”, ratificó ante este portal otro legislador radical que participó en el recorrido parlamentario del proyecto.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias