viernes 19 de agosto de 2022 - Edición Nº1353

Gremiales | 29 jul 2022

ANALISIS

Comercio y la UTA, dos elecciones “calientes” con interés para todo el sindicalismo

Armando Cavalieri y Roberto Fernández quieren sostener su poder en sus respectivos gremios, pero tienen listas opositoras que suman apoyos y amenazan con terminar con su hegemonía. Por denuncias de irregularidades, la Justicia se vuelve árbitro de la contienda.


Por: Diego Lanese

Con pocos días de diferencia, el SEC Capital y la UTA iniciaron sus respectivos procesos electorales, conformando las juntas electorales que guiarán los comicios que este año renovarán las autoridades sindicales. En ambos casos hay características similares que hacen que no sean elecciones cualquieras. Primero, dos históricos buscan sostener su poder, como son Armando Cavalieri y Roberto Fernández. Además, lo hacen ante oposiciones que vienen creciendo y que cuentan con apoyos varios de sectores sindicales y políticos, que potencias sus chances. Y por último, desde hace tiempo hay sospecha en la transparencia de los mecanismos electivos, al punto que en los dos sectores ya se judicializaron alguno de los pasos. Lo cierto es que la pelea marcará el pulso del movimiento obrero en la segunda mitad del año y tendrá impacto para todo el movimiento obrero, lo que añade un nuevo condimento.

 

En las elecciones mercantes de CABA, Cavalieri deberá enfrentar a Ramón Muerza, delegado con apoyo de Coto, una parte del moyanismo y algunos dirigentes políticos cercanos al macrismo. Luego de quedar en la puerta en 2018 –perdió por poco más de 600 votos, aunque en su entorno hablan de menos de 200 –esta vez buscará desbancar al “gitano”, líder histórico del sector, que va por su noveno mandato, en casi cuatro décadas de liderazgo. El proceso comenzó con la elección de la Junta Electoral, que la oficialista Lista Azul logró controlar gracias a un contundente triunfo en la asamblea de hace unos días. Ante esto, la lista de Muerza hizo una presentación judicial, que logró un fallo favorable de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, para que se investiguen “posibles irregularidades” durante ese evento.

 

En Parque Norte, Cavalieri logró un contundente aval de los presentes, 6 mil de los 8 mil. Pero el líder opositor afirmó que “patovicas que respondían a Cavalieri no dejaban ingresar a todos los trabajadores”. Por eso y otras cuestiones se presentaron ante la Justicia, que logró una primera victoria. Desde el oficialismo descartaron cualquier problema. “El fallo no cambia mucho, no detiene el proceso electoral ni cambia nada. Es sólo una formalidad”, le confirmó a Política del Sur un dirigente del SEC Capital alineado con el oficialismo.

En la presentación, los apoderados de la lista Granate Morada denunciaron que “durante los comicios se vieron afectadas la participación democrática, la libertad sindical y la igualdad de oportunidades de los afiliados al sindicato”. La Justicia decidió investigar, pero mantiene la fecha de septiembre como válida para votar. La otra novedad en estos comicios es que la tercera lista presentada, denominada Verde Amarilla, encabezada por Cristian Benedettelli, de la agrupación Unión Trabajadores de Comercio (UTC), fue impugnada, por varias irregularidades. La Junta Electoral le dio al espacio, que sorprendió porque en la previa no estaba en la consideración, 48 horas para subsanar los problemas o no podrá competir en las elecciones.

 

Peleas al volante

 

En cuanto a la UTA, las elecciones de este año enfrentan al “gallego” Fernández y a Miguel Bustinduy, de la agrupación Juan Manuel Palacios. “Mickey” viene creciendo en la UTA ante el malestar de los choferes, que acusan a la conducción del gremio del atraso salarial y los problemas con la obra social. La tensión entre las partes es notoria, y tuvo su punto más alto cuando el sector opositor tomó la sede porteña del gremio, lo que obligó a Fernández a esconderse por horas en su oficina. Pero pese a eso, en la última elección de delegados, que forma la Junta Electoral, el oficialismo arrasó: 115 de 125 lugares. Como en el SEC, la oposición recurrió a la Justicia.

“Pedimos que se suspenda el proceso electoral, porque se violaron varios puntos del estatuto”, le dijo a Política del Sur una fuente de la agrupación opositora. Por eso, confían que la asamblea de hoy 29, para definir la Junta Electoral, será anulada, aunque hasta último momento no se expidió en ningún sentido. Según explicaron los integrantes de la agrupación opositora, se denunció que “no se cumple el plazo legal mínimo que marca el estatuto de la UTApara hacer el llamado al Congreso Extraordinario de Delegados. “Tampoco ha sido dado a publicidad”, afirman, mediante un comunicado. “Peor aún, la convocatoria se lanza en abierta violación a las disposiciones judiciales vigentes que ordenan cautelarmente la suspensión de todo congreso”, recalcó el sector que representa Bustinduy.

 

Lejos de esto, Fernández le comunicó a la Justicia que el próximo viernes 29 a las 10:00, en el predio que la UTA tiene en la localidad de Moreno, se realizará el Congreso Extraordinario de Delegados, paso previo a la elección. Con la firma de Fernández, la resolución destacó que en ese encuentro se elegirá la Junta Electoral, “que llevará adelante, como autoridad de contralor estatutario, el proceso eleccionario de renovación de autoridades de la entidad sindical”. Como sucede en el sector mercantil, Bustinduy cuenta con respaldo de Hugo y Pablo Moyano, que alimentan la fracción opositora, como alguna vez hicieron en el gremio de taxista, lo que le valió una gran pelea con Omar Viviani.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias