lunes 15 de agosto de 2022 - Edición Nº1349

Provincia | 25 jul 2022

Legislatura caliente

Agosto se convierte en un mes clave para la suerte de importantes iniciativas parlamentarias

El Senado bonaerense trataría durante el mes entrante modificaciones a la Ley de Adopción para agilizar los procesos y la supresión del pago de las comisiones a inmobiliarias por parte de los inquilinos. Buscará avanzar luego de pulir algunas deficiencias en la Ley de Alcohol Cero al volante.


Por: Federico Cedarri

La Cámara Alta Bonaerense se transformará durante el próximo mes en el lugar donde se deberá dilucidar la suerte de importantes propuestas que se encuentran en proceso de arduo tratamiento dentro de las comisiones del Cuerpo y que saltarán con seguridad al recinto en forma posterior al receso invernal.

En primer término, debe remarcarse que la llamada Ley de Alcohol Cero que envió el Ejecutivo mediante el flamante ministro de Transporte, el massista Jorge D´Onofrio, está sometida a una ronda de consultas de especialistas y funcionarios de distritos donde ya es aplicable la norma.

En rigor, se la buscará perfeccionar con propuestas de legisladores que ya estaban siendo estudiadas en los plenarios de las comisiones de Transporte; Control de Adicciones y Legislación General: una del renovador José Luis Pallares y otra de la peronista republicana Claudia Rucci con el mismo cariz.

Durante el desfile de los especialistas quedaron al descubierto algunos baches legales de la propuesta, que para suplirlos se está trabajando aceleradamente en la unificación de los tres expedientes en un único despacho dotándolo de las mayores seguridades jurídicas.

Justamente los factores a pulir tienen que ver con el vacío legal en el que se encuentra la figura del conductor atrincherado, aquel que por ser consciente de que tiene rastros de alcohol en sangre se resiste al análisis y consecuentemente no entrega el auto a las autoridades para su secuestro.

La otra falencia que se encontró en los proyectos análogos tiene que ver con la posibilidad del margen de error de los análisis de alcoholemia: los mismos no reportan una infalibilidad del 100% por lo que se estaría contemplando la implementación de un margen mínimo de alcohol para suplir esa deficiencia o la repetición del test al cabo de un tiempo no muy corto en el lugar.

Con todo, se espera que el despacho unívoco pueda ser tratado por el Cuerpo durante el transcurso del mes de agosto, tomando en cuenta la urgencia que demandan las entidades civiles de víctimas de implementación de una normativa que rija en el territorio provincial.

Otra de las propuestas en boga tiene que ver con la posibilidad de abaratar los costos de los alquileres en la provincia de Buenos Aires, mediante iniciativa del peronista Francisco Durañona que propicia mediante una modificación a la Ley de Corredores y Martilleros que las inmobiliarias corran con los gastos de comisión y de trámites que hoy debe ser costeados no exento de dificultades por el inquilino

De esta manera, se contribuiría a reducir en forma sustancial los actuales valores que deben erogar quienes habitan una vivienda mediante la locación de la misma.

También se posiciona un proyecto de modificaciones al régimen de adopción de la provincia de Buenos Aires, lo que desembocaría en que los procesos se estiren un menor espacio de tiempo.

El proyecto de ley, autoría del senador peronista bahiense Marcelo Feliú, cuenta con un importante consenso de la bancada de Juntos para llevarlo al recinto con la mayor celeridad posible.

La propuesta que se está discutiendo álgidamente en la Comisión de Niñez, Adolescencia y Familia de la Cámara Alta determina que el período de definición de la adopción no deba extenderse más allá de los 90 días de iniciado.

Al mismo tiempo involucra a los niños, niñas y adolescentes dentro del proceso, quienes podrán participar activamente en la medida de sus edades y constituirse en un parte sumamente trascendente del trámite de adopción.

Lugares vacantes en la Corte Suprema

El Senado provincial buscará avanzar durante el segundo semestre en otro tema de cuantiosa valía en lo que tiene que ver con el funcionamiento de la justicia: los lugares vacantes dentro de la Corte Suprema de Justicia de la provincia de Buenos Aires.

Antes de la convulsión política que provocó la renuncia de Martín Guzmán, allá por principios de julio, el gobierno bonaerense había acordado con la oposición juntista abocarse al llenado de dos lugares en una primera etapa.

Se había convenido en charlas preliminares en que el oficialismo propondría una de las aspirantes, inclusive se había deslizado el nombre de la abogada feminista Marisa Herrero; mientras que el cargo que le correspondería a la oposición debía ser dilucidado si le tocaría al PRO o al radicalismo.

En este juego, los centenarios rápidos de reflejos advirtieron que durante el mandato de Vidal la fuerza amarilla había colocado en el sitial de privilegio de la justicia a Sergio Torres, además de la figura del procurador Julio Conte Grand que también pertenece a aquel espacio político.

Ante esta contingencia, los correligionarios ya tenían en la gatera a Marina Sánchez Herrero, esposa del titular del radicalismo provincial Maxi Abad.

Más allá del enfriamiento del diálogo político que se desplazó transitoriamente por la preeminencia de la situación económica desde ambos campamentos sostiene que se hace imprescindible volver a sentarse para aprontar la designación de al menos dos lugares, tomando en cuenta que se menciona en los corrillos del palacio de calle 13 que el actual titular de la Corte, Luis Genoud, habría iniciado los trámites de jubilación.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias