viernes 19 de agosto de 2022 - Edición Nº1353

Provincia | 22 jul 2022

Clave electoral

El radicalismo discierne cómo elegirá su candidato en la provincia para enfrentar al PRO en la PASO del 2023

La fuerza centenaria especula con un llamado a internas sobre comienzos del año próximo. El oficialismo buscará que Abad y un intendente compitan contra el possismo y el representante de Evolución, Martín Tetaz.


Por: Federico Cedarri

Uno de los principales enclaves de la oposición juntista lo constituye la Unión Cívica Radical que propugna en esta ocasión por convertirse en un actor fundamental del devenir de la alianza.

Lo que mortifica al partido centenario es la necesidad de encontrar un candidato en la provincia que se emerja en competitivo y pueda pulsear con el PRO por acaparar la oferta principal del espacio en el 2023.

Tienen en claro dentro del campamento centenario que deberán dilucidar cuanto antes una postulación para confrontar con los amarillos en las PASO, aunque todavía está en discernimiento la manera del procedimiento de tal elección.

La posibilidad que manejan los correligionarios, fieles a su historia, es la de las elecciones internas pero son conscientes de que para una situación de ese tipo necesitarán imponer un decálogo de condiciones que contenga un pacto de no agresión además de garantizar el acompañamiento pleno de la fuerza que haya sido derrotada.

Está fresco en el radicalismo bonaerense la experiencia acaecida durante las elecciones internas del 2021 donde el oficialismo abadista le ganó por escasos puntos al alcalde de San Isidro, Gustavo Posse, y los desencuentros posteriores por el proceder de la Junta Electoral determinaron que el sanisidrense pegara un portazo y terminara jugando con el larretista Diego Santilli.

Esa eventualidad los tiene alerta a los correligionarios que tratarán de predisponer una situación de armonía entre los contendientes, aunque los espacios en pugna dentro de lo que constituye el abanico provincial ya se miran de reojo.

El oficialismo del Comité Provincia buscará en los próximos meses lanzar al ruedo un candidato sustentable del agrupamiento: se piensa en el diputado marplatense y titular del partido bonaerense Maxi Abad, pero sin embargo los intendentes que manejan el poder territorial del aparato radical exigen tener su lugar.

En rigor, los alcaldes se reunieron en La Plata y con la excusa de hacerle peticiones concretas al gobierno de Kicillof como la actualización de los fondos por el FIM, también hicieron expresa su intención de integrar el binomio radical antes de que el mismo desemboque en la PASO.

Ante esa exigencia, los intendentes propician la candidatura del titular del foro de alcaldes correligionarios: el trenquelauquense Miguel Angel Fernández, convertido en el principal interlocutor ante el jefe de Gabinete del gobierno provincial, Martín Insaurralde.

Esta variante electoral que emana de las principales autoridades del oficialismo radical contrasta con el peregrinar de Gustavo Posse y de Martín Tetaz.

El sanisidrense sigue firme en su tesitura de enrostrarle al abadismo que su candidatura se encuentra consolidada en toda la provincia, respaldada por un importante armado en los distritos del interior y en la Legislatura Bonaerense, además de contar con el favor de un puñado de intendentes.

Mientras que Martín Tetaz continúa con sus excursiones por el conurbano bonaerense en tándem con Martín Lousteau enfrascados en la conveniencia de trajinar un cinturón industrial tradicionalmente hostil con la suerte centenaria.

Ha trascendido la posibilidad fehaciente de que el gobernador jujeño, Gerardo Morales, pueda arribar a un acercamiento con Evolución para proveerse de un importante apoyo en la provincia con Tetaz y en CABA con el ex ministro de economía protagonista de la resolución 125.

El norteño se encuentra abocado a recorrer el Gran Buenos Aires y ensaya un estilo de campaña duranbarbista: visita a vecinos y concurrencia a pequeñas fábricas locales relevantes en cada distrito.

El jujeño ha hallado una fórmula de confrontación con el gobierno nacional: Lo rivaliza al reivindicar su ejemplo de acción con respecto al movimiento de Milagro Sala en Jujuy, mostrándose garante de poder revertir el poderío de los movimientos sociales como lo efectivizó en su provincia.

Manes con el centro puesto en la educación

El neurocientífico expresa en su entorno la preocupación por la falta de un candidato taquillero para apuntalar su postulación en la provincia.

Si bien valora el aporte territorial de los intendentes radicales enrolados en la órbita del Comité Provincia, en este caso quién deberá levantar la boleta en la provincia es él.

Ante esta circunstancia es que Manes concentra sus esfuerzos en hacerse fuerte en territorio bonaerense y potenciar el espacio que ha caracterizado como de centro popular.

Aspira que a través de la suma transversal de dirigentes pueda engrosar las falencias de aparato que el radicalismo tiene en el conurbano.

Insta a su correligionarios a abrir nuevos cauces y sumar no solamente outsiders de la política sino también apostar a dirigentes ligados al peronismo que no estén involucrados con el kirchnerismo.

Manes esboza en sus charlas con dirigentes partidarios que el próximo gobierno deberá contar indefectiblemente con un cúmulo de importante consensos para apuntalar reformas estructurales.

En sus recorridas busca salirse del ámbito coyuntural en cuanto a lo discursivo, correrse de las problemáticas económicas y cercar sus perspectivas en la educación como sostén fundamental de los cambios hacia lo que supone que hay que avanzar.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias