jueves 11 de agosto de 2022 - Edición Nº1345

Sociedad | 18 jul 2022

SEXO EN PANDEMIA

Las vacaciones de invierno, un desafío para la intimidad de la pareja

La sexóloga Silvina Lizarraga repasó una serie de consejos para evitar que este tiempo con los chicos en casa distancie a los padres. Para eso, es necesario encontrar el equilibrio entre las actividades y los momentos de intimidad.


El inicio de las vacaciones de invierno puede ser una gran noticia para niños y algunos padres, pero también una complicación para quienes o deben seguir trabajando o tienen que planear esos días con la familia completa. Esto hace que muchas veces el receso no relaja, sino que complica y estresa. Eso genera tensión en la pareja, que se puede trasladar a la habitación. “Es similar a lo que sucede con las vacaciones de verano, el tema es que en ese caso tenemos más tiempo para planificar”, analiza la sexóloga Silvina Lizarraga, en su columna semanal del programa radial de Política del Sur. En este sentido, este es un tiempo que plantea “un gran desafío para la intimidad de la pareja, y como siempre decimos la clave es ver cómo nos damos ese tiempo”.

En muchos casos, las parejas que comparten vacaciones con sus hijos son tajantes: no podemos tener relaciones. “A veces es real que no se puede tener un encuentro sexual”, admite Lizarraga. Pero hay alternativas. “Se puede estar abrazados, hacer algún juego, mirar una película solos, eso también es una especie de encuentros sexual, no hay que descartar hacer algo si no podemos llegar a la penetración. Pero eso genera distancia”, agregó la especialista. La importancia es lograr esos “pequeños encuentros” para evitar el distanciamiento, en medio de la enorme demanda de los chicos, que quieren aprovechar este tiempo de descanso.

 

Otro problema es el económico, ya que no es fácil entretener a los chicos sin gastar lo que no podemos, más en una situación como la que está el país. “Hay que apelar a la creatividad de los papás, para generar espacios de entretenimiento que no generen un gasto extra que a la larga nos va a perjudicar más”, resaltó Lizarraga. Para la especialista, “es interesante hacer partícipes de las decisiones a los niños, que compartan las ideas, las posibilidades, que ellos digan, lo que no significa que decidan, pero sí que opinen”. A veces no se necesitan grandes planes: “Un día podemos cocinar todos, por ejemplo pizzas, y uno amasa, el otro corta el queso. Y así la familia se conecta, sale de la pantalla y la rutina”.

Estas situaciones tienen que estar acompañadas del momento de intimidad de la pareja, que debe planearse y existir. “Incluso hay una idea del ‘anti padre’, que es el que dice ‘no aguanto más a los chicos’. Pero es verdad, muchas veces necesitamos el silencio, somos humanos y nos cansamos, hay que permitirse buscar una alternativa para tener nuestro descanso y nuestro tiempo. No hay que ir a los extremos”, recalcó la sexóloga Lizarraga. “Negociar con los chicos está bien, decirle a los chicos que miren tele o lean un rato, y los padres duermen la siesta, y después pueden hacer algo juntos. Eso funciona”, recalcó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias