jueves 13 de junio de 2024 - Edición Nº2017

Gremiales | 13 jul 2022

MALESTAR SINDICAL

Gremios criticaron el congelamiento de ingresos al Estado anunciado por Batakis

Distintas entidades aseguran que la decisión anunciada por la ministra de Economía no tiene en cuenta las necesidades de personal de muchas dependencias, lo que generará problemas de funcionamiento. Además, insisten con pedir que se cumpla el compromiso de incorporar a planta a los trabajadores contratados.


Por: Diego Lanese

“Fue un baldazo de agua fría”. Así definió un dirigente de ATE el anuncio de la Ministra de Economía, Silvina Batakis, respecto del congelamiento de ingresos al Estado nacional, algo que no estaba en la agenda y que generó malestar entre los gremios estatales. Si bien no se conocen mayores detalles de la decisión, el temor principal es que le ponga un freno al ingreso a planta permanente de unos 30 mil trabajadores, que llevan más de 10 años como contratados, y habían logrado el compromiso de formalizar el vínculo laboral. Además, los sindicatos alertan que en muchas dependencias falta personal, sobre todo para sostener la capacidad operativa de los organismos.

 

Entre los anuncios del lunes pasado, la ministra Batakis confirmó el “congelamiento de cargos en el Estado nacional”, es decir, no habrá ingresos para las dependencias públicas, por lo menos este año. La noticia sorprendió a la dirigencia estatal, que reaccionó con críticas a la medida, en un clima general de pesimismo por los primeros pasos del nuevo rumbo económico. Desde ATE fueron los primeros en cuestionar la medida y marcaron que el plan en general “es de ajuste”. “Para nosotros es una decisión totalmente equivocada, se toma una medida así sin hacer un análisis de en qué lugares del Estado es necesario fortalecer funciones del Estado”, le dijo a Política del Sur el coordinador nacional e ATE en la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Marcelo Belelli.

El dirigente remarcó que en ese organismo, que controla la actividad aerocomercial y de carga en los aeropuertos del país, “hubo una auditoria internacional que determinó que en el organismo faltan 400 empleados para cumplir las funciones que requiere la actividad”. Belelli se quejó de que la ministra haya tomado esta decisión “sin tener certezas de cada sector, con el único objetivo de pagar la deuda ilegítima e ilegal”. De igual forma, desde ATE marcaron su descontento, y mediante un comunicado criticaron los anuncios. En este sentido, el gremio afirmó que “ratificar las metas con el FMI es intentar bajar la inflación con recesión, y como la especulación de los grupos económicos continúa aumentando los precios vamos derechito a un escenario de recesión con inflación”.

 

De la misma manera, la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA) señaló que, con el congelamiento de cargos en el Estado nacional, “el 90 por ciento de los profesionales de salud que están en negro verán bloqueado su pase a planta permanente”. La federación médica expresó su preocupación, ya que este bloque tendrá especial impacto “en el Hospital Posadas, el Sommer y los hospitales que dependen del Estado nacional”. “Se trata de medidas de ajuste ortodoxo”, señalaron desde la FESPROSA, que destacó que “hace años se lucha incansablemente por la desprecarización laboral en la salud pública”.

Este es un punto central para entender la medida anunciada por Batakis es qué pasará con el plan acordado con los gremios para regularizar la situación laboral de unos 30 mil estatales, que hoy están contratados o precarizados, y llevan en muchos casos más de una década de servicios. Esos cargos, que debían incorporarse a lo largo de este año, podrían paralizarse, pese al compromiso del oficialismo. En este sentido Rubén Ramos, titular de la Asociación Gremial de Abogados del Estado (AGAE) recalcó que “está en trámite la apertura de todos los concursos, lo que implica un pase a la planta permanente” de los empleados precarizados o contratados.

“Hay que ver como lo toman, ya que el proceso viene avanzado”, destacó el dirigente, ante la consulta de Política del Sur. Se espera que el congelamiento no incluya a quienes iniciaron el proceso de ingreso y que ya cumplen tareas desde hace años. Por esto, Ramos aclaró que “no sería ampliar el número de trabajadores estatales, porque ya existen esos cargos bajo otra modalidad”, aunque advirtió que la medida anunciada por Batakis “puede complicar” el proceso.

 

Según ATE, hasta el momento sólo 4 mil de esos 30 mil empleados que debían ser formalizados lograron la mejora en su situación laboral. Además, recordaron que el propio Alberto Fernández, cuando era candidato a presidente, se comprometió a recuperar los 35 mil empleos destruidos por el macrismo, estatales que fueron despedidos. De esa promesa, dicen en el gremio estatal, solo hubo algunos avances. “Lamentablemente este Gobierno está dando señales en contra de los intereses colectivos y populares, se están tomando acciones que van en contra de sus propios intereses, porque no hacen nada más que socavar la base del Frente de Todos”, dijo Belelli. Para el dirigente de la ANAC, “achicando el Estado, achicando sus áreas operativas, lo único que se hace es ir en contra de la capacidad de intervención del gobierno, y que el sector privado actúe como quiera. Para nosotros es un error terrible”.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias