martes 05 de julio de 2022 - Edición Nº1308

Gremiales | 22 jun 2022

SE AGRAVA LA CRISIS DE INGRESOS

Un informe ubica la canasta de alimentos y servicios por encima de los $160 mil

Se trata del cálculo mensual que hace la junta interna de ATE en el INDEC. Según sus datos, una familia tipo debe ganar 161.624 pesos para acceder a estos bienes y servicios. La pérdida de los salarios del 2015 a la fecha cerca del 50 por ciento. Piden una política para bajar los precios.


Por: Diego Lanese

Con la suba del IPC de 5,1 por ciento en mayo, la crisis de ingresos del país se profundiza, al punto que las últimas paritarias cerradas ya se ubican en subas anuales del 70 por ciento, que además incluyen revisiones por si la inflación supera ese nivel. La falta de resultados a la “guerra contra la inflación” lanzada por el Gobierno nacional hace que la pérdida de los ingresos quede expuesta, más allá de los anuncios de mejoras. Es que la carrera es desigual, y mientras los sueldos deben esperar hasta seis meses para completar los incrementos, los precios suben a un ritmo de un punto semanal, como mínimo. Como resultado, la canasta de alimentos y servicios de una familia tipo sigue alejándose de los asalariados medios. En estos momentos, alerta un informe, ya supera los 160 mil pesos, lo que deja a cada vez más trabajadores cerca de la pobreza.

 

El reporte mensual de la junta interna de ATE en el INDEC elabora con datos oficiales una canasta estimativa de alimentos y servicios, para usar de referencia para las discusiones salariales de los trabajadores públicos y privados. En el último trabajo, se actualizó este indicador, cada vez más alejado de los salarios promedio. Según el informe, al que tuvo acceso Política del Sur, “un hogar constituido por una pareja de 35 años con dos hijos en edad escolar necesitó en mayo de 2022 de 161.624 pesos para satisfacer sus necesidades”. Este valor, se aclaró, “se compone de 55.362 pesos necesarios para adquirir una Canasta Alimentaria Mínima y de 106.262 pesos para acceder a otros bienes y servicios básicos”.  

“Como venimos planteando en el último año la depreciación que sufren nuestros salarios por el alza sostenida de los precios mes a mes sigue siendo un problema que los trabajadores (ocupados, desocupados o jubilados) sufrimos”, afirmaron los trabajadores del INDEC. En este sentido, recalcaron, “el constante aumento de los rubros vestimenta, salud, alimentos y bebidas, equipamiento para el hogar y transporte, entre otros rubros, ponen en riesgo no solo la mesa de a los trabajadores y sus familias sino también la posibilidad de satisfacer sus necesidades básicas”.

 

El informe presentado es una actualización de la pérdida del poder de compra, que sirve para estimar de cuánto deberían ser los ingresos de los asalariados”, explicó el delegado Adjunto de ATE en el INDEC, Raúl Llaneza. Ante la consulta de Política del Sur, Llaneza remarcó que desde la llegada del macrismo, “la pérdida de los ingresos supera el 40 por ciento, en todas las categorías”. Con estos números, el salario para alcanzar la canasta que elaboramos “está muy lejos, ya que el salario de la categoría testigo apenas supera los 60 mil pesos”. Por eso, la junta interna del organismo y otras agrupaciones estatales pidieron en la paritaria de este año que se pague un bono extraordinario para recuperar lo perdido antes de discutir y firmar las subas para el 2022.

 

Según subrayaron los trabajadores del INDEC, es preciso “recuperar el poder de compra de los últimos años, deteriorado en virtud de la caída de nuestros salarios”. Como ejemplo de esto calcularon la caída de los salarios de los empleados públicos nacionales, desde fines del 2015 a esta fecha. Según el mismo, “la pérdida del poder adquisitivo de nuestro salario, tomando como base a nuestro caso testigo el nivel D grado 0 del SINEP, desde noviembre del 2015 a mayo de este año es de un 43 por ciento”. “Si ese caso testigo lo ponemos en pesos el salario, a nivel histórico, en noviembre del 2015 era de 10.191 pesos, si ese monto lo llevamos a precios de mayo de este año debería ser de 111.142 pesos”. Ante esto, desde ATE piden para los empleados públicos “pago con el sueldo de junio toda la pauta salarial, cláusula de revisión en octubre de este año, pase a planta permanente con estabilidad laboral inmediata sin pérdida salarial para todos los trabajadores, urgente ascenso vertical para todos los trabajadores de la actual planta permanente”, entre otros.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias