martes 05 de julio de 2022 - Edición Nº1308

Provincia | 13 jun 2022

INTERNA DEL FDT

Kicillof suma apoyos del albertismo y ahuyenta el fantasma de una candidatura de Wado de Pedro

El mandatario se concentra en la gestión aunque no se desentiende de los rumores sobre una hipotética irrupción de Wado De Pedro en territorio bonaerense auspiciado por La Cámpora . Afloja la tirantez con los albertistas que se sumarían a la institucionalización del FDT provincial.


Por: Federico Cedarri

Si bien se vive un clima de cierta distensión en lo que concierne a la interna del peronismo bonaerense, en relación a los desbarajustes que abundan en la colación opositora, es cierto que los distintos actores continúan con sus elucubraciones y consiguientemente  meditan estrategias subterráneamente.

El gobernador Axel Kicillof quiere posicionarse como el único candidato del peronismo a la gobernación de Buenos Aires, y para ello es indispensable que continúe su marcha sin sobresaltos por la espiral inflacionaria el plan Seis por Seis, piedra basal de su intentona reeleccionista.

El mandatario se encuentra recorriendo el interior bonaerense donde aspira a recuperar parte del crédito perdido durante las elecciones del 2021: sabe fehacientemente Kicillof que  no hay posibilidad de reelección solamente con el favor del conurbano bonaerense, por lo que apunta a realizar una elección decorosa en las grandes ciudades bonaerenses.

El frente interno lo sigue preocupando, si bien selló una tregua con el presidente del PJ Máximo Kirchner e inclusive comparten actos juntos, no deja nunca de observar de reojo los movimientos del líder de La Cámpora.

Desde el entorno del Gobernador tratan de hacer oídos sordos a las versiones periodísticas y concentrase en la gestión que estiman que es lo que lo hará a Kicillof candidato indiscutible de la oferta oficialista.

Pero exhiben cierto fastidio porque ha vuelto a cobrar fuerza una hipotética candidatura al sillón de Dardo Rocha del ministro del Interior nacional, Wado De Pedro.

El camporista hace un tiempo que esta mostrándose con todo el abanico de sectores del peronismo vendiéndose como alguien moderado que puede congeniar a toda las líneas intestinas.

Prueba de ello es su reciente visita al gremio de los gastronómicos donde ponderó la labor del líder de aquellos, el furibundo anti kirchnerista Luis Barrionuevo.

El factor De Pedro adquiere cierta preponderancia justo cuando el jefe de Gabinete, Martín Insaurralde, habría ensayado cierto despliegue táctico poniendo en stand by sus aspiraciones a suceder al actual mandatario provincial.

Sin embargo, más allá de estos movimiento transitorios el lomense continúa manteniendo una sólida relación política con Máximo Kirchner y es un secreto a voces que será la Vicepresidenta, el titular del partido Justicialista provincial y la liga de alcaldes del conurbano quienes ostentarán la birome para confeccionar las listas en el 2023.

Cerca de Kicillof se muestran inquietos por la inminente resolución de la Corte Suprema de Justicia nacional por los fondos que el gobierno de Alberto Fernández destinó en 2020 a la provincia de Buenos Aires y que CABA los reclama judicialmente.

Coexistencia pacífica entre los K y albertistas bonaerenses

Como ya anticipamos en PDS, el albertismo provincial personificado preponderantemente en los ministros nacionales de Obras Pública, Gabriel Katopod, y de Desarrollo Social, Juanchi Zabaleta, sacaron a relucir el manto blanco hacia las huestes kirchneristas.

De lado del titular del PJ bonaerense encontraron buena predisposición para intentar un acercamiento que permita la unidad partidaria para garantizar una victoria en 2023,  verdadero y único objetivo del kirchnerismo.

El titular de Obras Públicas ha decidido en principio no revalidar sus laurales en  San Martín y que quién compita en 2023  sea su delfín y actual intendente del distrito, por licencia de Katopodis,  el ex massista Fernando Moreira.

Quién tiene un panorama más sombrío es Zabaleta que dejó su terruño, Hurlingham, en manos del camporista Damián Selci y que luego de una reunión reservada que mantuvo el ministro de Desarrollo Social con Cristina Kirchner salió con la conclusión de que deberá competir internamente con el actual dirigente de la agrupación de Máximo Kirchner, que tuvo el espaldarazo el pasado viernes del patagónico en el distrito junto al pleno del ala gubernamental de la agrupación otrora juvenil: Fernanda Raverta de ANSES  y Luana Volnovich de PAMI.

Esta transitoria reconciliación de los dos sectores podrá verse materializada en los próximos días cuando vuelva a convocarse a la institucionalización del Frente de Todos bonaerense, y esta vez sí estén convidados a la mesa los ministros y referentes albertitas.

Claro está que esta postal política ejercerá una fuerte presión hacia adentro de la gestión del presidente Alberto Fernández, ya que lo expondrá a la decisión de emular o no ese gesto político a nivel nacional ante la insistente presión que viene ejerciendo no solo el kirchnerismo sino también el presidente de la Cámara de Diputados del Congreso Nacional, Sergio Massa.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias