martes 05 de julio de 2022 - Edición Nº1308

Claypole | 11 jun 2022

EL DERBY DE BROWN FUE PARA CLAYPOLE

Tambero en rodeo ajeno

Claypole sacó chapa en el Francisco Boga y le ganó a San Martín por 1 a 0 por la última fecha del Torneo Apertura de la Primera C. El gol lo marcó Benjamín Giménez a 10 minutos del final del encuentro. La visita fue superior y desató la crisis para su archirrival.


No fue un partido con todas las luces, pero el foco estuvo puesto en la supremacía tambera en la segunda mitad. Claypole gritó fuerte en la cancha de su clásico rival y se llevó los tres puntos en una victoria muy festejada.

Fue un típico clásico del fútbol argentino. Disputado en cada centímetro del verde césped. Así lo había anunciado Jesús Díaz, el entrenador del tambero, durante la semana en charla con Deportes del Sur: “Estos partidos se ganan con el corazón”. Y así fue. Si bien Claypole fue más que San Martín, esa diferencia no se notó en un primer tiempo bastante luchado por ambos.

De todas maneras, la visita arrancó mejor. El local estaba necesitado de puntos, ya que se ubica en los últimos puestos de la tabla. A los 31 minutos, la más clara fue para los dirigidos por Díaz, cuando Leonel Llodrá exigió a Walter Cáceres y el arquero del azul impidió la apertura del marcador. Por su parte, San Martín debió conformarse con alguna jugada aislada y tuvo desatenciones en defensa que le pudieron costar caro en el primer tiempo.

En el complemento, la tónica siguió por la misma vía, aunque el local tuvo una clara aproximación al arco de Thiago Libares. En el inicio, Santiago Tizón perdió un gol increíble dentro del area estando sólo frente al uno de Claypole. Fue la más clara de San Martín en todo el partido. Más tarde todo el pueblo de Burzaco se lo iba a lamentar.

A partir de ese instante, fue todo de Claypole. El tambero inclinó la cancha a su favor y tuvo una oportunidad en los pies de Llodrá nuevamente. La gran figura del encuentro ganó en el area tras un córner y su disparo se fue ancho a los 12 minutos.

Luego en una combinación de toques, Benjamín Gimenez le pegaba muy mal entrando al area. No podía definir ante la salida de Caceres. La visita seguía avisando y perdonando a un San Martín que estaba aturdido y sin reacción.

Sin embargo, "tanto va el cántaro a la fuente que se rompe", reza el refrán. Y así fue cuando a los 36 minutos, después de un lateral y un pase en profundidad en el cual la defensa de San Martín achicó mal, Giménez enfiló hacia el área y cuando quedó mano a mano con Cáceres de emboquillada puso el 1 a 0. Delirio total para Claypole y desazón para San Martín.

El gol lo dejó groggy al local y el tambero fue por más. En una réplica, Llodrá intentó asistir a Acosta y el enlace cruzó su remate que se fue desviado.

Así se fue un clásico cargado de ilusiones y con un justo vencedor. Claypole fue mucho más que San Martín, justificó los tres puntos logrados en la segunda mitad, quedó cuarto en las posiciones y hundió a su rival que se preocupa con el descenso.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias