martes 05 de julio de 2022 - Edición Nº1308

Provincia | 13 jun 2022

Debate abierto

Juntos apura el debate por la boleta única de papel en la Legislatura

Con el impulso de la media sanción en el Parlamento nacional los legisladores opositores buscan obtener despacho de las comisiones del Senado bonaerense para llevar la iniciativa perentoriamente al recinto. El peronismo busca contrarrestar el embate.


Por: Federico Cedarri

Envalentonados por la aprobación de la boleta única de papel en la Cámara de Diputados del Congreso Nacional, los senadores provinciales de Juntos aprietan el acelerador en la Comisión de Reforma Política y Régimen electoral, que preside el bullrista Juan Pablo Allan, para darle despacho de mayoría a las modificaciones que proponen de las leyes electorales provinciales para dotar de sustento legal a la modalidad.

Con la intención de aumentar la presión al oficialismo, en la última sesión del espacio de análisis Allan invitó a distintos especialistas en la materia para fundamentar sobre la necesidad imperiosa de avanzar con esta modalidad: Desfilaron por el Salón Dorado del Senado Bonaerense Alan Cluttebuck, Alejandro Tullio, Manuel Terrades y Adrián Pérez.

El peronismo también acercó sus disertantes, el director del Banco Provincia, el massista Sebastián Galmarini y Marcelo Leiras, cercano a La Cámpora, quienes si bien justificaron la necesidad de perfeccionar el sistema electoral advierten que la boleta única de papel no reflejaría a la totalidad de los candidatos en la boleta. También estimaron que el actual sistema no ha generado, más allá de algunos vaivenes, demasiados inconvenientes en cuanto a la transparencia.

Lo que quedó flotando en el ambiente luego de finalizado el encuentro es que más allá de la discusión que se ha abierto sobre este tema de fondo en la provincia de Buenos Aires, lo que hoy quizás más divide a los espacios mayoritarios es la forma de implementación de este tipo de mecanismo.

“Hay consenso de avanzar en el debate, lo que debemos discernir es el cómo”, aclaró a PSD el senador platense del PRO Juan Pablo Allan.

“Lo que hoy está en debate es la instrumentación y la posibilidad de dar un salto de calidad”, estipuló.

Y fue lapidario al advertir: “Nos corre lo nacional y debemos estar preparados”, disparó el legislador bullrista.

El Frente de Todos sin mayoría en esta Comisión ni en la de Legislación General, que es el próximo filtro que debe enfrentar la propuesta, aspira a ponerle coto en Asuntos Constitucionales y Acuerdos, donde no solo tiene la presidencia, con el camporista Emmanuel González Santalla, sino que ostenta mayoría de miembros.

No obstante, desde Juntos amenazan con sacar un despacho de minoría para llevarlo al recinto y obligar al voto doble de la vicegobernadora Verónica Magario ante el equilibrio de fuerzas de los dos bloques mayoritarios.

Desde Juntos evalúan la hipótesis del factor Goris: la senadora esposa del alcalde Esteban Echeverría Fernando Gray, enfrentado con la conducción provincial de Máximo Kirchner, desvela al oficialismo debido a que nadie sabe a ciencia cierta si la legisladora se sentará en su banca en caso que el debate llegara próximamente al recinto.

Polémica en Diputados por un proyecto del possismo

Dentro de la estructura radical de la provincia de Buenos Aires la estructura del alcalde de San Isidro insiste en cobrar un protagonismo que lo posicione dentro de la fuerza centenaria y uno de las plataformas donde se desenvuelve con mayor soltura es en la Cámara de Diputados Bonaerense.

Si bien están trabajando conjuntamente con el bloque de Juntos, Espacio Abierto, el agrupamiento que componen Walter Carusso y el necochense Martín Domíguez Yelpo, presentó a comienzos de año un proyecto para que se materialice en la Legislatura Bonaerense una emulación de lo que se practica en el Congreso Nacional: que se instaure la metodología de los interbloques, una forma elegante de poder sumarse orgánicamente al principal enclave opositor pero manteniendo la equidistancia como característica sustancial.

En esta ocasión el possismo vuelve a la carga con un proyecto que no estará exento de polémica, ya que propone un reordenamiento de la Cámaras Legislativas y que él mismo quede plasmado de acuerdo a la representatividad poblacional de las secciones electorales.

Esta iniciativa generaría en caso de ser aprobada un importante desequilibrio en la distribución de legisladores a favor de las secciones del conurbano bonaerense, la Primera y la Tercera, por lo que haría cada vez más trascedente el peso del Gran Buenos Aires en desmedro del interior provincial.

Del mismo modo, algunos legisladores juntistas murmuran por lo bajo de lo conveniente que sería esta propuesta para el peronismo porque le dotaría de preeminencia en las Cámaras legislativas que hoy le cuesta conseguir por su menor preponderancia en el interior provincial.

“Es una iniciativa totalmente funcional a los intereses del kirchnerismo, más allá de lo que diga la Constitución”, tiró con sorna un avezado legislador juntista a PDS.

En rigor, el proyecto platea modificar la Ley 5109 que establece la representatividad legislativa de las regiones electorales.

Desde el possismo argumentan que la falta de actualización de los datos demográficos arrojados por los censos ha dejado al descubierto una desbalanceada representatividad que debe ordenarse y modificarse cuanto antes.

En diálogo con PDS el titular de la bancada de Espacio Abierto explicó que la propuesta no tiene otra sentido que el de cumplir con lo que dice la Constitución provincial: “La Carta Magna establece que la representación política debe estar ejercida a partir de la cantidad de población y actualizada de acuerdo a los movimientos demográficos que muestren los censos”, destacó el legislador de San Martín.

“Por supuesto que lo que se determina en este proyecto queda sometido a las modificaciones que surjan de los datos del último censo”, resaltó Carusso.

Según reza la iniciativa, la Primera Sección Electoral pasaría de tener 8 senadores y 15 diputados a 11 senadores y 20 diputados; mientras que la Tercera Sección también representaría un aumento considerable ya que pasaría de 9 senadores y 18 diputados a 12 y 21 respectivamente.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias