martes 05 de julio de 2022 - Edición Nº1308

Provincia | 8 jun 2022

Situación oficialista

El peronismo busca alambrar la provincia hacia el 2023: los ministros podrían volver a candidatearse para las intendencias

Comienza a tomar forma la posibilidad concreta de que quienes hoy ejercen cargos en la órbita nacional y provincial puedan intentar un nuevo turno en sus distritos. Va en línea con la necesidad de robustecer la oferta electoral en el conurbano bonaerense.


Por: Federico Cedarri

Comienza a tomar forma la posibilidad concreta de que quienes hoy ejercen cargos en la órbita nacional y provincial puedan intentar un nuevo turno en sus distritos. Va en línea con la necesidad de robustecer la oferta electoral en el conurbano bonaerense.

El plan que elucubra el peronismo bonaerense para retener la provincia de Buenos Aires tiene varias aristas que no pueden dejarse de considerar.

No solo es importante y trascendente la decisión que vaya a tomar la vicepresidenta Cristina Kirchner de pelear por una senaduría nacional que generaría un efecto cascada hacia quién encabece la oferta a la gobernación bonaerense por el oficialismo, también representa un elemento determinante el rol que vayan a adquirir los alcaldes del conurbano, los que están en funciones y aquellos que se encuentran con uso de licencia.

Es que analizan desde el justicialismo provincial que si el objetivo prioritario del Frente de Todos apunta a conservar el poder en la provincia de Buenos Aires, se hace necesario poner toda la carne en el asador, no escatimar esfuerzos y jugar las mejores cartas para tal cometido.

La situación económica acuciante que no da respiros a los bolsillos debido al aumento sostenido de la inflación genera en más de un alcalde con uso de licencia el interrogante sobre la mejor conveniencia para preservarse políticamente: meditan la vuelta a sus distritos como un reaseguro de resguardo, llevar a la práctica una de las frases célebres de Juan Domingo Perón, “desensillar hasta que aclare”, y que mejor que llevarlo a cabo en el pago chico.

El ministro de Desarrollo territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, había profetizado hace unos días que visualizaba pegar la vuelta a Avellaneda en el 2023 como también otro de los ministros que tiene licencia, el de Desarrollo Social Juan Zabaleta, que ha tirado puentes de negociación con el kirchnerismo para poder volver sin sobresaltos al cobijo del peronismo provincial.

De hecho como anticipó PDS, el titular de Obras Públicas nacional, Gabriel Katopodis, se vio con Máximo Kirchner y hablaron de la posibilidad concreta de que se priorice la unidad en el territorio bonaerense y que no haya divisiones estériles.

También trascendió que se habría producido otra cumbre entre el alcalde con licencia en Hurlingham Juan Zabaleta y la vicepresidenta Cristina Kirchner, donde se habría tocado el álgido tema que representa para el titular de Desarrollo Social la posibilidad de tener que confrontar en internas con el actual titular del Ejecutivo del distrito, el camporista Damián Selci, que una vez afianzado en el comando de la intendencia quiere cruzarlo en una contienda electoral.

Los intendentes del conurbano son muy bien ponderados por el kirchnerismo debido a que le endilgan su conocimiento territorial y los consideraron claves en la remontada de las elecciones de medio término.

Por eso es que Máximo Kirchner pone en primer plano su acuerdo con estos alcaldes y no habría puesto objeciones con la posibilidad de que los ministros otrora albertistas puedan volver al ruedo bonaerense.

En Avellaneda, Jorge Ferraresi también ve comprometida la intendencia por el armado que esta alumbrando el camporista Emmanuel González Santalla que promete dar la batalla interna contra el actual ministro nacional.

El más albertista de los funcionarios nacionales, Gabriel Katopodis, en cambio preferiría no especular con un retorno a la intendencia, allí ha recalado el ex massista y senador provincial Fernando Moreira, a quien el Ministro de Obras Públicas considera de su riñón y estaría consensuado que quién se presente a los comicios encabezando la boleta local sea el actual alcalde con el apoyo de la estructura del ministro.

También hay otros intendentes sueltos en puestos nacionales y provinciales que podrían encabezar con el aval del kichnerismo nuevamente la boleta en sus distritos.

Uno de ellos es Gustavo Menéndez que aceptó solícito la irrupción de Máximo en el PJ bonaerense que él capitaneaba sin un viso de resistencia, lo que le valió el reconocimiento del titular del partido a nivel provincial.

El merlense hoy ocupa un importante rol en el Grupo BAPRO donde recaló para escaparle al vericueto que prohibía las reelecciones, pero ahora ya consumada la posibilidad de repetir un turno más tras haber refrendado la Legislatura una normativa alusiva, estaría pensando en volver a postularse en la populosa comuna del oeste del Gran Buenos Aires.

Los ministros bonaerenses también analizan pegar la vuelta

Entre los funcionarios de Axel Kicillof que cumplieron un destacadísimo papel en la remontada de noviembre pasado se destacan dos alcaldes en uso de licencia que estarían analizando friamente la posibilidad de candidatearse en sus distritos ante el desosiego que causa la gestión nacional de Alberto Fernández: ellos son Martín Insaurralde y Nicolás Nardini.

El malvinense es un puntal clave en el plan de Kicillof “Seis por Seis”, ya que con la agilización de partidas a los distritos y el destrabe de los forces burocráticos, puso en marcha la maquinaria de la obra pública y atendió las necesidades de los intendentes.

No es descabellado que si la situación en la provincia se presenta extremadamente pareja con la oposición decida nuevamente reverdecer laurales y apostar a un nuevo período al frente del ejecutivo de Malvinas Argentinas.

Mientras que Martín Insaurralde, a cargo de una superestructura en la Jefatura de Gabinete bonaerense, no parece haber resignado aún su intención de ir por la gobernación aunque ha sosegado ciertamente su proyecto debido a que Axel Kicillof es el dirigente del Frente de Todos que mejor intención de voto colecta en la oferta oficialista hacia el 2023.

Sin embargo, si lomense desiste de ir a las PASO contra el actual Gobernador es posible que medite recalar nuevamente en la intendencia, donde se verá qué posición toma La Cámpora que tiene en las gateras para 2023 a la actual ministra de Ambiente bonaerense, Daniela Vilar.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias