martes 05 de julio de 2022 - Edición Nº1308

Brown de Adrogué | 22 may 2022

EL TRICOLOR PISA FUERTE

¿500 razones para ilusionarse?

Brown de Adrogué se impuso sobre Instituto por 2 a 1 en el Arandilla y sigue sumando argumentos para pensar en grande. En el partido número 500 de Pablo Vico dirigiendo al Tricolor, el experimentado entrenador aseguró: “Conocemos nuestras limitaciones, pero este proyecto está basado en la coherencia de cuerpo técnico, dirigencia y jugadores”.


Por: Leonardo Papaleo

Fue una tarde soleada de sábado la que se vivió en el Lorenzo Arandilla. Muchas emociones para vivir un encuentro trascendental en la lucha por el campeonato, aunque con el foco puesto en él.

Sin dudas, Pablo Vicó se llevó todas las miradas. “Don Ramón” o “El Ferguson del Conurbano bonaerense”, varios apodos se lleva este hermoso personaje que ya lleva 13 años ininterrumpidos como entrenador del Tricolor. Desde el 21 de marzo de 2009 hasta la fecha, Vicó se convirtió en símbolo del club y es un ejemplo para todo el fútbol argentino.

En este lapso consiguió el ascenso en 2013 a la Primera Nacional, le tocó descender en 2014 y en el 2015 volvió a subir a la segunda categoría del fútbol doméstico.

“Nadie me regaló nada. Esto es fruto de la coherencia de una comisión directiva, tuve oportunidades para irme. Es el triunfo de un proceso largo para llegar a dirigir 500 partidos, soy el sexto técnico en la historia que más tiempo duró en un club. Los jugadores nos sostienen a todos”, reconoció el “bigotón”.

Brown de Adrogué suma 30 puntos en el actual torneo de la Primera Nacional. Se ubica a 7 unidades de Belgrano, el único líder del campeonato. Durante 16 fechas, ganó ocho encuentros, empató seis y solo perdió dos. El Tricolor justifica sus ilusiones en la solidez de Horacio Ramírez en el arco, la presencia de Ariel Kippes y Ezequiel Mayola en la zaga defensiva. Sumado al aporte de jugadores como Matías Noble, Mateo Acosta, Oscar Belinetz, Matías Sanchez y el empuje de todo un equipo que sueña con jugar en Primera División.

Vicó estuvo cerca en dos oportunidades, pero llegando a instancias finales de reducido se encontró con Sarmiento de Junín que lo eliminó en las semifinales. Ahora apunta a que se concrete el sueño.

“Dios quiera que pueda subir a Brown a la Primera División, este cuerpo técnico tiene el derecho para dirigir en la máxima categoría. Es un plantel que trabaja, sabemos la calidad del plantel y creo que como tal salimos a jugarlo”, admitió Don Ramón.

En los últimos dos encuentros como local, a Brown se le había complicado el panorama. Dos derrotas ante Maipú y Mitre de Santiago del Estero lo habían relegado en las posiciones. El triunfo sobre Instituto por 2 a 1 con goles de Matías Noble de penal y Oscar Belinetz lo ubican nuevamente en la lucha por el título.

Así lo describió Vicó: “Lo ganamos porque fuimos inteligentes. Era un partido para ganar por tres goles, entramos dormidos los primeros minutos. El que ganaba la segunda jugada podía llevarse el partido y así fue”.

A su vez, profundizó en su análisis: “Yo conozco mis limitaciones, el presupuesto de Instituto es cinco veces  mayor al de Brown. Fuimos inteligentes y pudimos concretar. Lo de Brown es meritorio porque estamos compitiendo contra presupuestos mucho más grandes”.

Por último, el hombre que a partir del sábado tuvo una tribuna que lleva su nombre, consideró: “Nos trazamos un proyecto para entra al reducid. No cualquiera puede lograr 500 partidos, es la coherencia de un conjunto de todos”.

En el horizonte aparece Agropecuario el próximo viernes desde las 18.10 como visitante. Luego el Tricolor recibirá a Tristán Suarez. Paso a paso, partido a partido. Como reza el refrán, Brown tiene 500 razones para ilusionarse. Debe justificarlas con el andar del torneo.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias