jueves 07 de julio de 2022 - Edición Nº1310

Sociedad | 23 may 2022

SEXO EN PANDEMIA

Los grandes mitos del orgasmo: Abrir el abanico de las formas de sentir

La sexóloga Silvina Lizarraga contó algunos casos donde las personas llegan al orgasmo más allá de la relación de pareja y la forma en abordar situaciones que no parecen normales. La presión emocional, enemiga del goce.


Una consulta que aparece muy seguido en el consultorio de la sexóloga Silvina Lizarraga y otros especialistas apunta a las mujeres que no tienen orgasmos con sus parejas, pero sí cuando se masturban. Uno de los testimonios apunta a alguien que nunca tuvo orgasmos con sus parejas, los tiene sola, pero ahora su último compañero no soporta que esto pase y están cerca de separarse. “La cuestión como decimos siempre es que es más presión, más dificultades. Cuanto más preguntamos, más insistimos, hay más retracción, y menos posibilidad de conectarse, con el otro y con uno mismo”, explicó la especialista, en su habitual columna en el programa radial de Política del Sur.

 

Sobre la forma de tratar estas situaciones, Lizarraga detalló que “esa persona sabe que es un orgasmo, aprendió a tenerlos de un modo, bajo cierta característica, y no se lo puede trasmitir a su pareja para que pueda hacer algo similar, o no logra relajarse de forma de encontrar nuevas sensaciones para llegar al final de otra manera”. Por eso, se dice que este tipo de cuestiones son diferentes a la llamada anorgasmia, donde la persona no conoce el orgasmo, no sabe cómo llegar. “Hay que trabajar con la pareja, buscar formas de encuentro diferente”, agregó.

Un tema central que recalcó Lizarraga es que la cuestión del orgasmo está plagada de prejuicios. “No se es más hombre porque te saqué uno, dos, cinco orgasmos, ni soy menos hombre porque no lo lograste. Esas cosas meten mucha presión, por eso hay que trabajar la forma de encontrarse de manera distinta, que permita relajarse y disfrutarlo, abrir el abanico de formas de sentir”, analizó la especialista.

 

Otro prejuicio es que hay que llegar al orgasmo de manera simultánea. “Ese es un punto de dificultad, muchas parejas consultan porque tienen orgasmos, pero no juntos, y se cree que eso está muy mal”, destacó Lizarraga. Porque muchas personas van a buscar eso como objetivo y cuando no se da se frustran. “Pensemos en alguien con eyaculación rápida, en lugar de buscar una penetración rápido, se busca que la otra persona tenga un orgasmo previo”, recomendó.   

“Hay que tener en cuenta que en estas situaciones que contamos hay una persona que la está pasando mal, que hay muchos mitos, falta la comunicación, básicamente hay que solucionar por lo que se está pasando mal, ahora si además están mal en su vida cotidiana, hay otro tema”, recalcó.

“Si la persona basa su autoestima en si su pareja tiene un orgasmo, si busca a otra persona va a tener el mismo problema”, concluyó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias