martes 05 de julio de 2022 - Edición Nº1308

Provincia | 20 may 2022

Parlamento provincial

La detonación del acuerdo por la Caja del BAPRO enrareció la agenda legislativa

Luego del rechazo del PRO a la reforma jubilatoria de la entidad crediticia el oficialismo exige a la oposición la nominación de interlocutores con capacidad de decisión. Temor del peronismo de que la situación de acefalía en Juntos se extienda en el tiempo y desemboque en una parálisis en lo que respecta al tratamiento de otras iniciativas relevantes.


Por: Federico Cedarri

Los desencuentros ocurridos durante la semana precedente en Diputados en lo que constituyó el accidentado prólogo de la sesión que llevó adelante la Cámara Baja y en la que se frustró el debate de las modificaciones a la Caja de Previsión del Banco Provincia, sin dudas que contribuyó a enrarecer el clima entre los dos bloques mayoritarios.

Esta particularidad genera un condicionamiento hacia adelante que se extiende al tratamiento de esta iniciativa y de otras de importancia como la transformación del Instituto Biológico Tomás Perón en sociedad de Estado.

Es que se torna complejo ante este escenario la confección de una agenda legislativa con una hoja de ruta precisa.

La principal dificultad radica en la inconveniencia que enfrenta el oficialismo al argumentar que la coalición opositora no posee un interlocutor válido con quién se pueda discutir y cerrar acuerdos por paquetes de leyes relevantes.

El Frente de Todos daba por hecho el tratamiento de los proyectos sobre la Reforma Previsional del BAPRO, ya que por un lado el jefe de Gabinete, Martín Insaurralde, había acordado con legisladores provinciales del radicalismo y la liga de intendentes de la fuerza centenaria que se avanzaría en este proyecto consensuado con los gremios bancarios con la sola intención de evitar perjuicios mayores a la provincia como lo representarían el pago de juicios millonarios si la Corte Suprema de la provincia de Buenos Aires declarara la inconstitucionalidad de la norma promulgada, no exenta de polémica, por María Eugenia Vidal en 2017.

Ante esta resolución de sus socios, el PRO también había manifestado su compromiso de refrendar la ley y a regañadientes había dado el visto bueno aunque sabía del costo político que quizás iban a tener que enfrentar por el hecho de modificar una normativa que por la que ellos habían levantado la mano para aprobar un tiempo atrás.

En esta ocasión, los legisladores amarillos sentaron en la mesa de discusión, como en diciembre pasado cuando se discutió la reelección de los intendentes, a Néstor Grindetti de sintonía aceitada por la vecindad de distrito con Martín Insaurralde.

Pero cuando el ex titular de economía de Vidal, Hernán Lacunza, entregó un informe a Mauricio Macri detallándole precisiones de los alcances que contenía el proyecto oficialista, el ex presidente dio la orden a sus legisladores de rechazar enfáticamente la propuesta y Grindetti quedó literalmente colgado del pincel con la consecución del debate frustrado que contribuyó a acentuar la insolvencia del PRO en la generación de intercomunicadores válidos.

En rigor, el paper de Lacunza refleja que la Caja del BAPRO hoy paga beneficios a 15.400 jubilados con la particularidad de que los empleados que aportan activamente ascienden sólo a 10.500, por lo que según se desprende del informe para logar un equilibrio del déficit que acusa el sistema previsional, que hoy oscila en los 20.000 millones de pesos, deberían contar con la contribución de 45.000 empleados en actividad.

También sugiere el ex ministro de Economía bonaerense que a futuro la situación puede llegar a empeorar fundamentalmente en lo que respecta al agujero fiscal del sistema previsional de la entidad crediticia de la provincia de Buenos Aires.

Hoy el haber jubilatorio de los ex trabajadores del BAPRO representa el 70% móvil de los últimos cien sueldos y en promedio los beneficiarios reciben un ingreso de 220.000 pesos.

El temor en el oficialismo de Diputados es que ante el debate de otras iniciativas como la constitución en Sociedad del Estado del Instituto Biológico Tomás Perón puedan volver a toparse de bruces con otra cerrada oposición del PRO anteponiendo el ya consabido argumento de su oposición al aumento del gasto público.

“Si nos corren con ese argumento no va a salir ningún proyecto más del Ejecutivo porque en la lógica de ellos cualquier propuesta distribucionista genera déficit”, se sinceró ante PDS un legislador peronista.

Estancados en el Senado los nombramientos de la oposición en el BAPRO y el pliego de Thea 

La Cámara Alta sintió las consecuencias de la detonación del diálogo entre el oficialismo y la oposición en la vecina Cámara Baja, situación que aparejó la postergación sin fecha de la aprobación de los expedientes que contienen los nombramientos de los representantes de la oposición en el Directorio del Banco Provincia y en el ámbito de la Defensoría del Pueblo bonaerense.

También se encuentra en punto muerto la ratificación al pedido del gobernador Axel Kicillof para la titularidad del Tribunal de Cuentas de su ex secretario General, FedericoThea.

Aunque en este caso el desacuerdo político acaecido en Diputados no tiene implicancias sino que contrariamente hay una llamativa coincidencia en dilatar la aprobación del pliego tanto del peronismo como de la alianza opositora.

Por ahora son argumentos técnicos los que paralizan el trayecto del expediente, no se constituyó formalmente la Comisión de Asuntos Constitucionales y Acuerdos, órgano facultado para el tratamiento de la solicitud del Gobernador bonaerense.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias