domingo 22 de mayo de 2022 - Edición Nº1264

Policiales | 9 may 2022

PIDEN JUICIO ABREVIDADO

Juzgarán al garrafero de Rafael Calzada acusado de matar a un empleado municipal

El acusado baleó a dos personas, se atrincheró en su casa e hirió a un policía al explotar un depósito de garrafas.


A más de un año de una discusión entre un vecino con empleados municipales que terminó en tragedia en Rafael Calzada, se confirmó que la Justicia de Lomas de Zamora juzgará al garrafero acusado de fusilar de un tiro en la cabeza a un hombre y herir a otras dos personas, entre ellos, un policía.

El imputado, identificado como Hipólito Hilario Wekkesser, de 63 años, habría atacado a tiros a dos cooperativistas de Almirante Brown que realizaban tareas de despeje. Diego Peralta falleció a raíz de dos impactos de bala, mientras que su compañero sobrevivió pese a ser gravemente herido.

El supuesto autor de del hecho, conocido en el barrio como “Poli”, primero se atrincheró en su casa ubicada en Catamarca y Ramírez del barrio San Javier de Rafael Calzada, en el límite con San José, en donde trató de quitarse la vida al provocar una explosión con las garrafas que tenía en su interior.

A raíz de la explosión, se derrumbó la vivienda y no hubo más víctimas fatales de milagro, aunque uno de los policías que trató de detener a Wekkesser resultó fracturado de un brazo y sufrió la rotura del tímpano.

Fuentes judiciales informaron a Política del Sur que la defensa del imputado propuso un juicio abreviado a cambio de una pena de 11 años de prisión. Sin embargo, todavía falta conocer la resolución.

El detenido se recuperó de las lesiones provocadas por las llamas en el Hospital Arturo Oñativia y será llevado a juicio por los delitos de “homicidio” y “tentativa de homicidio”, tal como lo dispuso la UFI 3 de Lomas de Zamora.

Los efectivos del Comando de Patrullas de Almirante Brown que llegaron al lugar se encontraron con la persona baleada en la cabeza tendida en el suelo, mientras que la otra había sido llevada de urgencia herida de bala debajo de la axila, lo que le provocó la perforación de un pulmón. 

Las víctimas realizaban tareas de poda por razones de seguridad en la cuadra de la tragedia, lo que provocó la violenta reacción del agresor, que primero comenzó a agredirlos con insultos, hasta que ingresó a su vivienda a sacar el arma de fuego con la cual efectuó los disparos.

Peralta tenía 42 años y se desempeñaba como chofer en la delegación de San José. “Diego estaba podando unas ramas para mejorar la iluminación del barrio cerca de una parada de colectivos cuando se cruzó con este loco”, contó a este medio un compañero del fallecido.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias