jueves 19 de mayo de 2022 - Edición Nº1261

Sociedad | 6 may 2022

Sexo y salud

Cómo afecta la virtualidad en los encuentros sexuales: “Parece que nos acerca pero en realidad nos aleja”

"Uno puede decir algo de manera virtual, pero al estar frente a frente no saben qué hacer", advirtió la sexóloga Silvina Lizarraga.


Hoy en día, la virtualidad ocupa un lugar preponderante en cada uno de los aspectos de la vida de las personas y ha afectado, tanto para bien como para mal cada una de estas dimensiones. En la sexualidad no es la excepción y la sexóloga Silvina Lizarraga en su columna semanal explicó cómo esto afectó los encuentros íntimos de las parejas.

"La virtualidad parece que nos acerca pero en realidad nos aleja más. Uno puede decir algo de manera virtual, pero al estar frente a frente no saben qué hacer. Implica un compromiso diferente y nadie quiere enfrentar ese desafío, porque es un laburo hacerlo”, indicó la especialista en Política del Sur.

En ese sentido recalcó que “lo virtual no te compromete en nada, termina siendo más fácil pero es más difícil salir de ahí” y sostuvo que “es una adicción compleja”, por lo cual en muchos casos “no se tienen relaciones sexuales y prefieren no exponerse”.

Además aseguró que "la líbido uno la puede depositar en otros lados, como en leer mucho o entrenar todo el tiempo". “En parejas puede que su cabeza esté enfocada en otras cosas, como en el estudio, y les cuesta conectar desde lo corporal. Desde el otro lado hay insatisfacción en eso”, marcó.

“Hay que generar una conexión con el cuerpo, desde lo más básico como acariciarse la cabeza, para darle sensaciones. Hay que hacerlo de a poquito, también hay que buscar la complicidad de la pareja”, afirmó.

Por otra parte, la sexóloga mencionó el “síndrome del celibato” en Japón, donde hay una gran porcentaje de la población que no está interesada en tener encuentros íntimos. "Hay ciertas tendencias de grupos en donde tienden a querer romper con las estructuras y los esquemas y arman esto de querer volver a la historia en donde las relaciones sexuales quedaban solo para el matrimonio, pero son una minoría", aclaró.

"El problema que tienen Japón es que no tienen relaciones sexuales, por eso no tienen hijos. La sexualidad que se está adoptando es que los hombres salen de trabajar alquilan unos box donde ven películas porno, se masturban y cuando llegan a sus casas no tienen relaciones con sus parejas. Hay un movimiento femenino en Japón que realizó una queja a esta situación", concluyó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias