domingo 22 de mayo de 2022 - Edición Nº1264

Gremiales | 6 may 2022

ANALISIS

La crisis económica y política apura una inesperada renovación en los gremios

A la salida de Antonio Caló de la UOM se suman movimientos en gremios históricos, más un avance del clasismo, que dan forma a un cambio de protagonistas en el mundo sindical. Las próximas elecciones de peso pueden ser el final para algunos históricos.


Por: Diego Lanese

Mediante un hilo de Twitter, la titular de la FEB, Mirta Petrocini, anunció que no buscará la reelección el próximo 11 de mayo, cuando el gremio docente bonaerense vaya a las urnas. Luego de 16 años, la emblemática dirigente dejará la conducción de la entidad, y remarcó que “he defendido siempre la democracia sindical y creo fervientemente en la renovación permanente de las conducciones, fomentando la participación y brindando formación gremial de calidad para que los futuros dirigentes cuenten con las mejores herramientas para afrontar este desafío”. Si bien en este caso hay una decisión personal, la tendencia de renovar autoridades en el movimiento obrero parece profundizarse, de la mano de una crisis económica y social que genera malestar entre los trabajadores, y que se volvió una amenaza real para los dirigentes, en especial aquellos con muchos años de conducción.

 

La ola de recambios en los gremios la inauguró Antonio Caló, desplazado por la conducción de la UOM luego de que un grupo de dirigentes decidiera dar un paso al frente y postular a Abel Furlán. Si bien el trasfondo político tuvo su influencia, lo mismo que una interna gremial que se arrastra de años, la situación marcó el grado de descontento que hay en muchos sectores, donde la crisis inflacionaria erosiona los salarios, y genera críticas a la dirigencia. Lo mismo se vio en el sector de Comercio, luego que el gremio firmara la nueva paritaria. Los opositores en torno al referente Ramón Muerza afirmó que el convenio hace “cobrar por debajo de la canasta de pobreza” todo el año, ya que los aumentos se terminan de pagar en el 2023. Muerza viene trabajando para desplazar a Armando Cavalieri del SEC Capital, y en 2018 estuvo cerca de dar el golpe. En su entorno hablan de una “posibilidad cierta”, sobre todo si el “gitano”, como se rumorea, decide no presentarse.

 

Otra renovación forzada se dio en el sector judicial. En este caso, se trata de una especie de “trasvasamiento generacional” de gremios, ya que el muy joven Sindicato de Trabajadores Judiciales (SITRAJU), recibió la personería gremial para la seccional Capital Federal, desplazando a la Unión de Empleados de Justicia de la Nación (UEJN), que lidera el histórico Julio Piumato. La decisión del Ministerio de Trabajo permite a la primera organización representar a los judiciales porteños, aunque no excluyó al segundo de la actividad. La renovación aparece como parte de la disputa que hay en el sector, representa la disputa entre los sectores más combativos (el SITRAJU es parte de la Corriente Federal) y la conducción cegetista.

“Es un fallo político, como parte de un acuerdo entre el Ministerio de Trabajo y la dirigencia del SITRAJU”; alertó una fuente del sector, ante la consulta de Política del Sur. La referencia apunta a la diputada kirchnerista Vanesa Siley, fundadora del nuevo gremio y referente del espacio, que en poco tiempo logró ganar un lugar entre los judiciales de CABA, en el marco del ascenso de las nuevas organizaciones. Los cambios incluyen un avance del clasismo. En el sector industrial, el SUTNA, el gremio del neumático, es el único en manos del clasismo, y renovó en las últimas elecciones el liderazgo, con un contundente triunfo. La novedad fue el triunfo de Jorge Toledo, ex secretario Adjunto del sindicato a nivel nacional, en la seccional Llavallol. Allí, por primera vez el espacio cercano al Partido Obrero, que incluye otros sectores clasistas, logró imponerse, marcando la renovación.

 

Este tipo de cambios pueden aumentar si se pone el foco en las elecciones que se dan este año. La de Cavalieri es una de las claves para este proceso, pero no la única. Roberto Fernández, líder de la UTA, está muy cuestionado por la presión de la dirigencia opositora, con la Agrupación Juan Manuel Palacio a la cabeza. En varios conflictos, como el intento de toma de la sede central del gremio, su continuidad quedó en duda, pero por el momento se mantiene al frente de los choferes de colectivos. SUTEBA también renovará autoridades, y todo hace pensar que Roberto Baradel seguirá en su cargo. Pero la Multicolor con la diputada Romina del Pla sigue creciendo, y podría sumar algunas seccionales claves.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias