domingo 22 de mayo de 2022 - Edición Nº1264

Sociedad | 5 may 2022

INFLACIÓN

“Esperamos que el Gobierno cumpla su parte así dejamos el precio del pan congelado”

Así lo aseguró el presidente de la Cámara de Panaderos de Merlo, Sergio Izzo. Indicó que las ventas cayeron entre un 30 y 40%.


El presidente de la Cámara de Panaderos de Merlo, Sergio Izzo, expresó la preocupación del sector por el precio de la harina y sostuvo que están “esperando que el Gobierno cumpla su promesa de hacer un fideicomiso para subsidiar la materia prima”.

“Estuvimos en una reunión ya hace un mes y medio con Roberto Feletti, donde hablamos de un fideicomiso en la harina, un subsidio por el tema de la guerra de Ucrania y Rusia. Desde enero subió un 120%, de pagarla a 1.100 la estamos pagando 2.300 pesos la bolsa de 25 kilos, es increíble, pero es lo que estamos viviendo”, precisó Izzo en declaraciones para Política del Sur.

Criticó, en este marco, que “los grandes empresarios se sientan arriba del trigo, de la semilla y especulan con todo este problema que hay”.

“Ayer tuvimos una reunión por el tema del fideicomiso. El Gobierno nos dijo que ya tenían depositado en la cuenta el 50% para subsidiar la harina y estuvimos hablando con los molinos, lo que falta es que firmen los convenios. Estaban Molino Cañuelas, Molinos La Plata y había un par más, además de nosotros que representamos a todos los centros de panaderos de Argentina”, subrayó.

Aseveró luego que si el Gobierno “subsidia la harina”, los panaderos podrán “dejar el precio todo el año”. “Pero necesitamos compromiso de la otra parte porque estamos cansados de mentiras. Hay que hablar con la verdad y fijarse quienes son los remarcadores de precios. Siempre se benefician los grandes empresarios, ellos son los que controlan todo”, disparó.

Caída en las ventas

Izzo analizó, asimismo, los problemas que atraviesa el sector.  “Vengo de generación de panaderos y me he criado con chicos que estaban en la misma que se tuvieron que hacer cargo de la panadería de los padres pero hoy tuvieron que cerrar porque la inflación los comió”, lamentó.

A continuación, advirtió: “El sistema está llevando a que si acá no hay un orden de trabajo, empecemos a trabajar todos en negro. Hoy teniendo la panadería en blanco con cinco empleados, pago 250 mil pesos en las cargas sociales, más la luz, el gas y los impuestos. Arranco el mes con una pérdida de 500 mil pesos, por eso nosotros tenemos que volcarlo al precio del pan, siendo que por ahí otros no pagan luz ni gas ni impuestos”.

Sostuvo que “acá hay que ponerse los pantalones y decir que hay que manejar el mercado interno”. “Las compras en las panaderías cayeron entre un 30 y 40%, la gente no tiene plata para gastar, compra lo que tienen, si antes te compraban 200 pesos la docena, ahora te compran por las facturas que les alcancen", apuntó.

“En medio de la grieta estamos nosotros, los que trabajamos. Acá se sale adelante con la cultura del trabajo”, concluyó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias