jueves 19 de mayo de 2022 - Edición Nº1261

Policiales | 5 may 2022

HAY DOS PRÓFUGOS

Piden juzgar a la empleada acusada de participar del robo a un jubilado en Turdera

La mujer fue excarcelada pero sigue imputada por la entradera. Todavía hay dos prófugos que escaparon con los ahorros de la víctima.


La fiscalía a cargo de la causa que investiga la entradera a un jubilado de 88 años en su casa de Turdera pidió la elevación a juicio luego de la excarcelación de la única detenida.

Fuentes judiciales informaron a Política del Sur que el fiscal Adolfo Castagnini pidió juzgar a Silvia Gisella González, la empleada acusada de “entregar” a la víctima, despojada de sus ahorros en un hecho ocurrido el 7 de marzo.

Desde la UFI 11 especializada en entraderas y escruches de Lomas de Zamora solicitaron la prisión preventiva para la mujer. No obstante, el Juzgado de Garantías 5 falló a favor de la imputada y concedió la excarcelación solicitada por la defensa.

Según indicaron a este medio, el Ministerio Público Fiscal apelará en los próximos días el fallo concedido a González, liberada luego de estar más de un mes tras las rejas.

Durante su declaración indagatoria, la empleada procesada aseguró que “fue obligada por un sujeto que la interceptó a la vuelta de la casa, le exhibió un arma y fueron hasta la casa”.

De acuerdo a su relato, “en la esquina se sumó una segunda persona, entraron, los ataron, robaron y se fueron”. Además, González rechazó conocer a los ladrones.

Mientras tanto, la investigación carece de detenidos a la espera de determinar el paradero de los autores de la entradera, que siguen prófugos.

Los delincuentes habían escapado del escenario del robo ocurrido el 7 de marzo con 800 mil pesos de dinero en efectivo sustraído a la víctima, un jubilado de 88 años que estaba al cuidado de la mujer.

Tanto el propietario del lugar ubicado sobre San Blas al 300 junto a su cuidadora manifestaron a los efectivos del Destacamento de Turdera que ella regresaba de hacer compras cuando fue interceptada en la puerta de la casa por dos hombres que descendieron de un auto color blanco.

La imputada, que estaba a cargo del cuidado de la víctima y tareas domésticas, expresó que uno de los asaltantes la había amenazado con un arma de fuego y la obligó a entrar al domicilio, donde redujeron al damnificado y los encerraron a ambos en un dormitorio mientras buscaban el dinero.

No obstante, luego del relevamiento de las cámaras de seguridad de la zona, se determinó que la empleada habría actuado de “entregadora” y cómplice de los autores del hecho.

Según indicaron a este medio, la aprehendida habría sido vista en varios videos caminando en dirección a la vivienda donde trabajaba en compañía de uno de los malvivientes reconocidos en el robo al jubilado. Además, la mujer se habría contradecido en su versión de los hechos al ser consultada.

La sospechosa podría afrontar los cargos por los delitos de “robo agravado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no puede acreditarse en poblado y en banda”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias