domingo 22 de mayo de 2022 - Edición Nº1264

Gremiales | 4 may 2022

INTERNA SINDICAL

Disputas entre gremios y denuncias de personalismo, detrás de la fractura de la FESPROSA

La salida de CICOP de la federación médica culmina un ciclo de desencuentros entre las entidades, que se potenció con la pandemia. Varios gremios de bases se sumarán a la organización bonaerense, en busca de una nueva entidad nacional.


Por: Diego Lanese

El congreso de CICOP reunido el fin de semana en el teatro La Máscara de Capital Federal decidió por amplia mayoría la salida del gremio médicos de la provincia de Buenos Aires de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA). La decisión se venía analizando hace tiempo, como parte de los desencuentros de las entidades, un largo proceso que finalizó con la ruptura de la semana pasada. La dirigencia bonaerense expuso sus diferencias y críticas a sus pares nacionales, a quienes acusaron de “personalismo” y de intentar intervenir en la vida interna de los sindicatos de base. Junto con CICOP, varios gremios de todo el país se sumarán a la ruptura y comenzarán el proceso de crear una nueva organización que los contenga.

 

Nos separó los modelos sindicales que defendemos y pretendemos para nuestras entidades”, le dijo a Política del Sur un dirigente de CICOP, luego de formalizada la fractura. Las diferencias no son nuevas, y en los últimos años se potenciaron, en especial en pandemia, cuando los gremios de base que finalmente se fueron de la estructura se sintieron “indefensos”. “En este tiempo tan complejo usaron la federación para intereses personales, sin ponerse al frente de la lucha por la situación de los trabajadores. Se volvieron una dirigencia personalista”, dijo el mismo dirigente. A esto se sumó el intento de intervenir en las decisiones de los sindicatos, algo que fue considerado “autoritario”. Uno de los casos nombrados por la dirigencia sucedió en Salta, donde FESPROSA desconoció la elección de autoridades de la Asociación de Profesionales de la Salud de la Provincia de Salta (APSADES), generando un fuerte conflicto.

Las diferencias entre CICOP y FESPROSA son parte de un largo proceso, que comenzaron en el 2018, cuando la entidad nacional desconoció los representantes bonaerenses a integrar el consejo directivo. La medida fue encabezada por un núcleo de dirigentes encabezados por Jorge Yabkowski, actual vicepresidente de la organización nacional, quien era miembro de CICOP. Esa diferencia inició el largo desencuentro que hoy se consolidó. Un año después, un congreso bonaerense decidió suspender la participación en la FESPROSA, mientras se buscaba terminar con estas prácticas consideradas “antidemocráticas”. En este proceso no lograron acercar posturas, todo lo contrario, se fueron alejando hasta la fractura final.

“El manejo burocrático de quien se perpetuó y luego autoproclamó como su principal dirigente por casi dos décadas, jugó un papel determinante en este proceso regresivo. Las presiones del aparato sindical y la superestructura estatal, no fueron contrapesadas al alejarse de los procesos de base, las necesidades del equipo de salud y la vida cotidiana del gremio”, denunció CICOP en el documento interno que formaliza la ruptura, y al que tuvo acceso Política del Sur. “La fuerte política de ‘pensamiento único’ y sus métodos antidemocráticos hicieron que esta persona pasara de ser un dirigente reconocido a una ubicación marginal en su sindicato de base (CICOP), expresándose ello tanto en las elecciones, como en el conflicto social y la vida interna de nuestro gremio”, agregaron.

Además de salirse definitivamente de la estructura nacional, el gremio anunció que buscarán crear una entidad nueva, que permita a los sectores que se fueron alejando este tiempo puedan formar una entidad propia. En rigor de verdad, los gremios disidentes ya vienen trabajando bajo el paraguas de la FESPROSA Histórica, una forma de organización que unió a los gremios de base desplazados por las diferencias sindicales. Allí se unen referentes de Jujuy, Salta, Córdoba, Santa Fe, del hospital Garrahan y también sindicatos de CABA. Junto a CICOP formaron la llamada Mesa de Organizaciones de Salud del AMBA, que buscaron canalizar las necesidades de las entidades. Ahora, se intentará realizar una organización formal, de acuerdo a lo que anunció el congreso del sindicato bonaerense.

 

En tanto, desde FESPROSA mantienen el silencio. Ante la consulta de Política del Sur, la dirigencia adelantó que “vamos a tener una respuesta conjunta una vez que hablemos con todos los trabajadores que integran la federación”. En este sentido, se llamó a un congreso para el próximo viernes, donde se discutirán las cuestiones denunciadas por CICOP y otras cuestiones. “Vamos a tener una respuesta colectiva”, recalcaron.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias