domingo 22 de mayo de 2022 - Edición Nº1264

Policiales | 28 abr 2022

VÍCTIMA DE GATILLO FÁCIL

Nueva recaída e intento de suicidio de Nacho, el joven baleado en la cara por la policía

El joven está internado pero su familia pide asistencia estatal debido a los altos costos del tratamiento. "Nosotros somos gente trabajadora y que vivimos al día. Ese lugar sale carísimo y no tenemos ayuda de nadie”, contó la madre a Política del Sur.


La madre de Ignacio Seijas, el joven baleado en la cara durante un allanamiento erróneo en su casa de Villa Centenario en 2020, pidió asistencia estatal para tratar el estado de salud de su hijo, que habría tratado de quitarse la vida nuevamente.

"Él me dice que no quiere vivir más, que tiene su vida arruinada y no puede con él mismo", contó Marina Candia al programa Política del Sur.

Luego del impacto de bala de goma que le costó la vista del ojo derecho, la vida de Nacho, que en ese entonces tenía 17 años, cambió para siempre y no pudo volver a la normalidad. Ahora está internado en una clínica de Monte Grande en busca de su rehabilitación. Sin embargo, su familia está preocupada por los costos del tratamiento ya que no cuentan con los recursos.

"Nosotros somos gente trabajadora y que vivimos al día. Ese lugar sale carísimo y no tenemos ayuda de nadie”, advirtió Candia. No obstante, reconoció que harán “lo que sea para conseguir esa plata y que haga el tratamiento correspondiente".

La mamá de Nacho precisó que el adolescente comenzó a consumir drogas luego de la brutal agresión que sufrió y que la semana pasada tuvo un nuevo intento de suicidio. “Empezó a consumir de nuevo y la semana pasada se intentó de suicidar”, lamentó la entrevistada, quien recordó que entre otras cosas, el joven gritaba que “ya no quería vivir”.

Según Candia, los períodos de profunda depresión de su hijo se acrecentarían durante las citaciones a prestar declaración en el marco de la causa que investiga el caso de gatillo fácil del que fue víctima. “Cada vez que hay fecha para que vaya a declarar, no puede y se pone muy mal”, expresó.

Además, criticó que la investigación estaría “parada”. Mientras tanto, el imputado David Daniel Antoniopermanece en libertad, a pesar de ser el principal acusado por el hecho ocurrido la madrugada del 20 de junio del 2020.

Se trata de un efectivo del GAD de Lomas de Zamora que sería el autor de la agresión que le cambió la vida para siempre a la víctima.

En el informe policial del operativo realizado en el marco de la investigación del robo a la Escuela 26 de Villa Centenario, que había sido desvalijada, los efectivos manifestaron que la víctima se habría “abalanzado” hacía uno de ellos con un arma blanca, incluso desobedeciendo la orden de alto.

No obstante, desde el entorno cercano de la víctima hablan de gatillo fácil y afirman que el chico usaba un cuchillo “como picaporte” para abrir la puerta de su habitación.

La causa es investigada por el fiscal Sebastián Bisquert de la UFI 8 de Lomas, especializada en delitos vinculados a la violencia institucional del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. 

El acusado permaneció algunos meses detenido hasta que la jueza Marisa Salvo ordenó su excarcelación a mediados del año pasado. Desde entonces, Antonio se encuentra libre.

A principios de abril de 2021, la UFI 8 de Lomas de Zamora ordenó el allanamiento de la Comisaría de Villa Centenario y el Comando de Patrullas en busca de tomar declaraciones e información por un caso de resistencia a la autoridad que habría terminado en “apremios ilegales”, según la denuncia.

De acuerdo a lo relatado por Ignacio Seijas, habría protagonizado una pelea con otro vecino del barrio. Por ende, habría sido llevado hasta la Comisaría 7°, donde habría sido golpeado por los efectivos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias