jueves 19 de mayo de 2022 - Edición Nº1261

Gremiales | 26 abr 2022

PARITARIAS 2022

La oposición a Cavalieri salió a criticar la suba salarial y dicen que cobrarán “por debajo de la canasta de pobreza”

Distintos sectores cuestionaron la suba salarial anunciada la semana pasada, que en un año llega a casi el 60 por ciento. Desde el espacio que lidera Ramón Muerza, recién en el 2023 se superará la canasta de pobreza. Este año hay elecciones en la seccional Capital Federal, lo que explica la tensión interna del gremio.


Por: Diego Lanese

La semana pasada, en el marco del acuerdo entre la CGT y la UIA para reabrir las paritarias, se cerró el acuerdo salarial más grande del país. Se trata de la paritaria de comercio, que nuclea a más de un millón de trabajadores, que tendrán un incremento global de casi un 60 por ciento en un año. El mismo fue criticado por sectores opositores a la conducción de Armando Cavalieri, el histórico dirigente del sector. Según advirtieron, con las cuotas que se pagan en el convenio, los mercantiles cobrarán por debajo de la canasta de pobreza, hasta que en febrero se logre el último pago y el salario inicial llegue a los 139 mil pesos. Este año hay elecciones en la seccional Capital Federal, que preside el propio Cavalieri, y que la oposición pretende dar el golpe, luego de más de tres décadas de hegemonía de oficialismo.

Mediante un comunicado, este jueves la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECyS) anunció la firma de la paritaria anual con un incremento del 59,5 por ciento, llevando el salario inicial a 139 mil pesos. Las subas se aplicarán en siete tramos: 6 por ciento en abril, 6 por ciento en mayo, 6 por ciento en junio, 10 por ciento en agosto, 10 por ciento en septiembre, 11 por ciento en noviembre y 10,5 por ciento en enero del próximo año. El acuerdo se firmó la semana pasada, y fue una de las 20 paritarias habilitadas para reabrirse por el Ministerio de Trabajo, en el marco de la espiral inflacionaria, que producto de la guerra en Europa y la situación local se recalentó el febrero y marzo.

 

A penas conocido el acuerdo, sectores opositores salieron a criticar los números, y alertaron que todo el año los mercantiles van a cobrar “por debajo de la canasta de pobreza. En especial, los dardos fueron lanzados por el espacio que lidera Ramón Muerza, que en 2018 estuvo cerca de desbancar a Cavalieri, a través de una serie de volantes que hicieron circular en varios lugares de trabajo y por redes sociales, donde afirman que “trabajadores de comercio estarán todo el 2022 bajo la línea de pobreza”. Según la argumentación del sector, recién en febrero del 2023 se cobrarán los 139 mil pesos de básico inicial, como se anunció. Y según afirmaron, en marzo de este año para no ser pobre se necesitan 145 mil pesos.

 

En realidad, la línea de pobreza del INDEC a abril del 2022 es de 90 mil pesos, según informó esta semana el organismo. Peor otras mediciones ubican los ingresos mínimos más altos, como sucede con el informe mensual de los trabajadores del INDEC, que tienen una canasta de bienes y servicios que debería alcanzar todo asalariado. Esa misma canasta se ubicó en abril en los 145 mil pesos que marcan los opositores a Cavalieri. Otro cuestionamiento apunta a un aporte que las empresas harán a la obra social OSECAC por trabajador, uno 600 pesos, que no fueron explicitados en el convenio, y que fue parte de la “letra chica” del convenio.

 

Las citicas al acuerdo se dan cuando crecen las especulaciones en torno a las futuras elecciones, que pueden ser las primeras in Cavalieri como candidato. En el oficialismo comenzaron a circular versiones sobre el fin del liderazgo del dirigente, de más de 80 años de edad, que dejaría el SEC Capital a alguien de su confianza como es Carlos Pérez, actual presidente de la obra social OSECAC. Para el sector que lidera Muerza, este pago “se parece a una coima”.

 

“Las críticas tienen que ver con las elecciones”, se apuraron a decir desde el oficialismo mercantil. Ante la consulta de Política del Sur se limitaron a afirmar que el acuerdo “es bueno”, y que lo atacan quienes “quieren hacer política”. En los últimos días, Muerza estuvo en varios medios, y ratificó su idea de enfrentar a Cavalieri con su lista Granate-Morada. Con fuertes vínculos con el moyanismo, fue parte del oficialismo entre el 2007 y el 2018, cuando enfrentó al dirigente en las urnas, una elección que casi terminó en un escándalo. Se espera que este año el dirigente opositor vaya por el gran golpe. La idea de candidatear a Pérez en el oficialismo empezó a generar dudas, y en marzo el Frente de Agrupaciones Mercantiles salió a pintar paredes porteñas con la leyenda “Cavalieri-Pérez”, lo que hace dudar de la jugada.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias