sábado 28 de enero de 2023 - Edición Nº1515

Echeverría | 11 abr 2022

FERNANDO GRAY | CRÍTICAS A KICILLOF Y MÁXIMO

"Andá a comer una pizza a la esquina y escucha lo que dicen los bonaerenses, no te vayás con tu chofer a Capital"

En diálogo con Política del Sur, el intendente de Esteban Echeverría cuestionó la "falta de arraigo" y pidió por un mayor “compromiso” de los dirigentes con los territorios que van a gobernar. Cargó contra Kicillof, renovó críticas a La Cámpora y tildó de “adolescente” la posición de Máximo Kirchner contra el acuerdo con el FMI.


Como desde hace tiempo, precisamente desde el momento que se decidió cuestionar al Frente de Todos -aunque sin sacar los pies del plato del oficialismo-, cada vez que el intendente de Esteban Echeverría habla, deja tela cortar.

En una entrevista que concedió en exclusiva a Política del Sur, Fernando Gray habló sobre cómo está su relación con el resto de los intendentes de la región luego de cuestionar abiertamente a Máximo Kirchner y a La Cámpora.

Además, criticó al hijo de la Vicepresidenta por su posición contra el acuerdo del Gobierno nacional con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y exhortó a los gobernantes a tener un mayor compromiso con los territorios que gobiernan, en una clara referencia al actual gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof   

En la extensa charla que brindó a este medio en el Museo de La Campana, en Monte Grande, el ex presidente del PJ bonaerense, también marcó su postura respecto a los planes sociales.   

-Antes que nada Gray, gracias por recibirnos y en un lugar tan tranquilo para realizar una entrevista…

-Muchas gracias a ustedes por venir a nuestra casa, al museo nuestro La Campana, que es un espacio al aire libre que tenemos y que estamos abriendo para que puedan disfrutar las familias, para que puedan venir los chicos del distrito.

La verdad es que hemos recuperado varios espacios, casas antiguas, propiedades que realmente las queríamos preservar. De a poquito y con mucho esfuerzo las hemos ido comprando, recuperando y ahora las estamos destinando a uso para la comunidad: como la casa Luciano Balle que fue de un explorador; la puerta histórica, que fue el primer municipio con una puerta de la estancia de (Juan Manuel de) Rosas; la Quinta de Barceló, famoso caudillo de la Zona Sur de Avellaneda, donde hicimos el Polo Judicial. Recuperar todo esto para la comunidad es importante.   

-Obras todas que a veces no lucen o destacan tanto como otras ¿Por qué mucho gobernantes solo piensan en lo que da rédito político?

-Porque lo que hay una falta de arraigo de los funcionarios y los gobernantes. Ese es un problema histórico en nuestra Provincia. Yo no me opongo en que venga una persona de otro distrito a gobernar acá por ejemplo, porque de hecho yo no nací en Esteban Echeverría. Pero sí lo que pido es que tengan compromiso con el distrito al cual se mudan, se trasladan o que quieren gobernar.

Yo no nací acá, pero hace 15 años que estoy acá. Vivo acá, estoy comprometido y no me voy a ir nunca. Circunstancialmente no sé qué deparará mi vida con mis hijos, no tengo ni idea, pero hoy mi vida es esto, no tengo planificada otra cosa. Ahora el que viene acá de paseo, un tiempito a ver si pueden ser Presidente y después se van. Eso ya es otra cosa.

- ¿Se refiere a Municipios, o también a la Provincia? Si hacemos un repaso rápido creo que tenemos que irnos hasta Eduardo Duhalde para encontrar a un Gobernador que haya nacido y vivido en Buenos Aires

-De todo, pero sobre todo a la Provincia. Hemos tenido Gabinetes completos en los que ninguno de sus integrantes fue de la Provincia. No digo que los de la Provincia seamos mejores, ni nada, solo digo que los de la Provincia por lo menos que se muden a la Provincia. ¡Quédense a vivir! Cómprate un departamento, anda a comer una pizza a la esquina y escucha lo que dicen los bonaerenses, no te vayas a capital con tu chofer y no sabes que piensa el resto. Interactúa un poquito, quédate.

 - ¿Por qué pasa eso? ¿Por qué los intendentes siguen sin poder aspirar a ser gobernadores?

-Pasa porque es un problema que ya es nuestro, acá vas a recorrer el Conurbano y encontras más palmeras que semáforos. Porque ponemos palmeras, pintamos cordones y semáforos. Pero lo que hay que hacer son las cosas estructurales, que te llevan años y miles de dolores de cabezas, pero hay que pensar en el bien de los vecinos.

El Hospital te lleva diez años, el intendente que gane sabe que tiene dos períodos y probablemente el Hospital no lo va a inaugurar él. Pero lo tiene que hacer, no puede decir 'no lo voy a hacer porque no lo voy a inaugurar yo'.

No flaco, lo tenés que hacer, te invitarán o no cuando se inaugure. Acá en nuestro país, tenemos problemas tan grandes que vamos viviendo, semana a semana, ni siquiera mes a mes, a veces día a día, porque la realidad es tan cambiante que no te da la oportunidad de hacer las cosas a largo plazo.

- ¿Y en su caso? ¿No piensa en algún momento en algo más allá de Esteban Echeverría?

-Yo tengo una profunda vocación por nuestro distrito, lo quiero muchísimo. Me han ofrecido en varias oportunidades irme, pero por amor al distrito me he quedado. En el caso del Hospital (del Bicentenario) sabía que si yo me iba este hospital no se construía, y no es porque yo sea indispensable, pero sabía que había que dar un montón de peleas, de batallas y fuerza política, para llevarlo adelante y que tenía que hacer mucho para defender ese hospital. Lo mismo que si me queda a medio hacer que algo, ya me paso con las cloacas. Y ahora, si hago tres bajo niveles a la vez y me quedan a medio hacer ¿qué hago?

-Con esto nos está adelantando que piensa en la reelección como Intendente ¿No se ve en la mesa de discusión por la Gobernación?

-Yo voy a estar donde la gente disponga que esté, donde los vecinos me manden. Acá la que manda es la gente. Después de tantos años estoy muy agradecido porque los vecinos nos eligen, en la última elección nos votaron con el 59 por ciento. Muchísimo para un distrito electoralmente complejo como es el nuestro, que tiene sus complejidades, tiene sus realidades, que no es un lugar donde vos vas con la lista 2 y ganas con el 50 por ciento.

Tenes que trabajar todos los días con buenos niveles educativos, con muchos sectores independientes. Con gente que sabe muy bien lo que vota y lo que no vota; tenemos un 50 por ciento de sectores medios en nuestro distrito, sectores humildes con muchas necesidades y sectores altos en otros lugares del distrito, como Cannig

Por eso lo que discuto con el espacio político a cuál pertenezco sobre la Provincia de Buenos Aires es que tenemos que tener propuestas de políticas públicas serias. Cuando hicimos el Plan Hídrico en La Plata (en la Universidad) me preguntaron si me había equivocado porque hace 20 años que están esperando que alguien les pida eso. Tenemos los mejores técnicos especialistas en las Universidades, ni siquiera tiene un costo porque eso lo financia el Estado nacional. Así como yo hice un Plan Hídrico para Esteban Echeverria, hay que hacer uno para toda la Provincia, esto no se hizo en los últimos 50 años.

 

Relación con los caudillos del FdT y críticas a La Cámpora

- ¿Cómo está la relación con los intendentes de la región luego de su disputa por la conducción del PJ bonaerense y lo que usted entiende como un “avance” de La Cámpora en los distritos?

-Un municipio es distinto a todo, la política como cualquier cosa es una carrera. Yo respeto mucho a la gente que tienen carrera y trayectoria. El cargo de intendente es atípico porque tenés que atender todo tipo de cosas, las que son tuyas y las que no. Lo que es jurisdicción municipal y que no, pero que no podés explicar esto no es mío y esto no a los vecinos.

Yo respeto a todo el mundo y me siento respetado, con los intendentes de la región nos conocemos hace muchos años. Tengo una postura que es distinta, en un frente electoral que es como en una familia. Todos no podemos pensar lo mismo, pero yo creo que en este frente la columna vertebral debe ser el Peronismo, que es el Partido más importante dentro del Frente de Todos. Hay distintas organizaciones que convocamos, un sinfín de actores políticos y sociales, para formar el frente. Ahora todo esto tiene que estar a su medida, no puede estar uno encima del otro y cada uno tiene que tener su proporción.

Ahora tenemos desproporción en la representación, tenemos una agrupación que se arroga la representación del conjunto, yo tengo que decirlo porque si no sería honesto conmigo mismo, con mis electores, con mis vecinos, con mis amigos, con mi familia. Hay cosas con las que estoy de acuerdo y cosas que no estoy de acuerdo, me parece más honesto decirlas a quien se las tenga que decir y no decirlas en otros ámbitos o por atrás.

 

-Esa postura, confrontativa para muchos, le valió una suerte de ostracismo. Hoy parece una suerte del Quijote del Conurbano

-Las cosas prefiero decirlas. Si algo no me parece, lo digo: ‘con esto no estoy de acuerdo, no me parece que sean estas las formas, no me parece las maneras’. El fondo es importante, pero la forma es importante. El mundo mira las formas y en este momento tan delicado, con tantos problemas que tenemos, que nos van a llevar décadas porque la deuda externa no está ni por asomo solucionada y nos va a llevar décadas pagarla, las formas son muy importantes.

Ahora hay que asumir las responsabilidades. Esto de que ‘me voy, que no me voy’… Hay cosas que son importantes, cuando el Presidente de la Nación (Alberto Fernández) abre las sesiones del Congreso tienen que estar los diputados y los senadores.  Hay que respetar la envestidura del Presidente.

Cuando estuvo (Mauricio) Macri yo respeté la envestidura. No me gustaba, no comparto nada, pero si un Gobierno de cual yo era opositor iba a negociar algo al exterior, no hacia declaraciones. En ese momento fui presidente del Partido Justicialista, y no hacia declaraciones en contra de ese Gobierno porque sabía que perjudicaba la negociación que iba a hacer ese presidente afuera, aunque fuera opositor.

 

ACUERDO CON EL FMI

-Piensa que más allá de no estar de acuerdo con la negociación Máximo Kirchner pudo, o debió, tener otra postura ¿Por qué cree que lo hizo, si realmente sabía que eso podía perjudicar la negociación?

-Lo que debemos tener en claro es que cuando el Presidente va al exterior, vos no podés decir o hacer acá tonterías, porque sabés que eso inmediatamente la Embajada de ese país lo imprime o lo baja a un mail y se lo está mandando a la Cancillería de ese país y el presidente de allá, antes de recibir al nuestro, está leyendo lo que está pasando en tu país.

Lo peor que te puede pasar es cuando te hablás a vos mismo, cuando uno se habla a uno mismo, o al núcleo que te rodea, quedas encapsulado. Muchas veces sectores políticos que les hablan a su mismo electorado, a su mismo núcleo duro, a sus mismos electores, se olvidan de que uno Gobierna y está para todos. Cuando a un legislador lo eligen, no es solamente para que legisle su partido, lo hacen para que represente a todos, no es solo para su distrito, tiene que legislar para todo el país.

Uno tiene que hablar, gobernar, decir las cosas para todos y yo creo que este grupo La Cámpora habla y dice cosas que son muy simpáticas para ellos mismos, pero no es simpático.

No me gustó tampoco esa declaración del Gobernador (Axel Kicillof) de ‘yo no sé si el Fondo Monetario habla español’. Es innecesaria: ¿le debemos plata, no le podemos pagar y le decís eso todavía?. Es como si vos vas al Banco, le sacás un crédito, no le pagas, lo refinancias, te dan cuatrocientas refinanciaciones y lo provocás al gerente en la puerta del banco, ¿qué ganas con eso?

Le estás hablando al electorado tuyo que no quiere pagarlo, pero bueno esa decisión ya está. Yo quiero discutir cómo vamos a solucionar la Seguridad en la Provincia, cómo vamos a mejorar la Educación, la Salud, esa es la discusión que hay que dar.

 

- ¿Y usted habría arreglado con el FMI en los términos en los que lo hizo el Gobierno de Alberto Fernández?

-Nunca hubiera sacado una deuda con el Fondo Monetario Internacional, o al menos trataría de no hacerlo. Antes trataría de ir al BID (Banco Interamericano de Desarrollo), al Banco Mundial, a cualquier lado menos al Fondo. Buscaría bonos, le buscaría la vuelta para no ir al Fondo para que no te condicione la economía.

Pero bueno ahora la deuda está, la tenemos y es la mayor deuda histórica al Fondo. Argentina es el país que más le debe al Fondo, tenemos que ponernos los pantalones largos y sentarnos a charlar cómo lo arreglamos o nos ponemos en una actitud adolescente de decir que no se pague, que la pague otro. Las deudas las tenés que pagar, yo recibí el municipio más endeudado de la Provincia y me tuve que sentar, ver algunas quitas, deudas que no reconocía, hacer una auditoria y pagar.

 

- ¿Y si no pagamos? ¿Por qué es una postura “adolescente”?

-Cuando uno va a sacar un crédito hipotecario para comprar una vivienda a lo sumo podés sacar dos créditos: vas al banco o sacás un crédito privado a través de un prestamista. Si a mí viene alguien a consultar le diría ‘sacá en un banco, si es un banco oficial mejor porque lo vas a poder refinanciar’, pero si vos vas a un prestamista porque estás en el ahogo que tenes que ir a un prestamista pagando un interés muchísimo más alto que el del banco, sabés cuáles son las condiciones.

El prestamista te dice ‘señor págueme o le remato la casa’, no le decís ‘vamos a discutir’. Te dicen ‘acá no hay discusión, paga o se remata’. Hoy estamos en esa, pagás o te quedas afuera del mundo, y quedarse afuera del mundo es quedarte sin dólares para comprar, no podés comprar gas, las principales obras del país se paran porque se hacen con financiamiento externo.

La verdad es que se te cierra el mundo, se te dificulta comprar, y nosotros lo que tenemos que hacer es generar trabajo, y para generar trabajo tenemos que exportar.

 

PLANES SOCIALES Y GENERACIÓN DE EMPLEO

-Habla de trabajo y en el último tiempo reapareció el debate de cómo terminar con los planes sociales ¿Hay qué que sacarlos?

-Vengo del área social, al que necesita no le podés sacar un plan. Pero no puede haber gente cobrando hace veinte años el mismo plan. Por la dignidad de la persona, no por sacárselo. Estamos agravando un problema porque lo que nadie le dice a esa persona es que nunca va a tener aportes jubilatorios y en veinte años más se va a querer jubilar y no va a tener ningún aporte. El Estado le va a tener que dar una pensión, y para darle una pensión va a tener que recortarle las jubilaciones de quienes aportaron, porque los fondos no son infinitos. Entonces el que aporto va a cobrar menos porque va a tener que sustentar un montón de pensiones que no tuvieron aportes.

 

¿Qué posición tiene sobre lo que dijo Néstor Grindetti, que sean manejados por los Municipios?

-Eso paso hasta el 2015, más o menos. Nosotros teníamos cooperativas, tomábamos asistencias y controlábamos. Después vino el Gobierno de Macri, con la ministra (de Desarrollo Social, Carolina) Stanley que fue la que determinó que los planes salían de los municipios. En el caso concreto nuestro, yo no quiero planes, pero sí quiero, que, si una persona cobra del Estado, tenga dignidad para ellos y para la comunidad. Esto quiere decir que si acá tenemos un museo, que nos ayude a cortar el pasto, que haga las visitas guiadas, que tenga una utilidad para la comunidad, que ayude a ordenar cosas del municipio.

Si tiene algún oficio que nos ayude a pintar los jardines de infantes o las escuelas, si sabe de herrería que nos ayude a arreglar el mobiliario público, que tenga una utilidad porque eso es bueno para la persona.

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias