jueves 25 de julio de 2024 - Edición Nº2059

Avellaneda | 30 mar 2022

Espionaje

Carzoglio: "Cuando me contactan de la AFI era la última carta para detener a Moyano”

El juez de Garantías de Avellaneda suspendido y testigo de la causa por presunto espionaje durante la gestión de Macri, afirmó que existe una relación entre su declaración y la separación del cargo. "Quiero volver a la Justicia porque considero que el jury se basa en imputaciones que son fácilmente rebatibles", afirmó.


El juez de Garantías de Avellaneda suspendido, Luis Carzoglio, quien declaró este lunes como testigo en la causa que investiga un presunto espionaje ilegal desde la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Mauricio Macri, aseguró que “después de realizar las denuncias en 2018, había dos personas” que lo siguieron y “eran espías”. Que se trataba de los ex agentes Guillermo Mata e Ignacio Flores.

“Quince días después, en un baño público del Poder Judicial me robaron dos celulares en los cuales borraron mensajes y contactos, uno de ellos de Juan De Stéfano, uno de los espías que me había visitado a mi juzgado”, afirmó en comunicación con Política del Sur y lamentó que esa información no la pudo "recuperar más”.

Con respecto a su suspensión, Carzoglio indicó que el jury a partir de sus declaraciones “se pone sorpresivamente en actividad” y que “al mes y medio” lo separan de su función “sin haber ocurrido ninguna novedad”.

“Puede haber una relación. Se me retuvo un 40% de mis haberes, que si se revierte mi situación tienen que devolverlo. Pido que la audiencia sea oral y pública. Yo quiero volver a la Justicia porque considero que el jury se basa en imputaciones que son fácilmente rebatibles", explicó.

El juez marcó que el tribunal “está en condiciones de fijar fecha fina para el debate final pero depende de la Suprema Corte de la provincia”.

Por otro lado, Carzoglio contó cómo cree que quedó implicado en la causa: "Cuando me contactan lo hacen desde lo más alto de la AFI, era la última carta para detener a Moyano. La excusa que usaron para contactarme, a través de un fiscal de Lanús, fue que el presidente Mauricio Macri quería hablar contigo y yo acepté porque siempre estoy preocupado por las cuestiones de mi país".

"Siempre desde que empecé mi trabajo en la magistratura traté de ser objetivo. Quiero que quede claro que acá hay un juez objetivo que jamás se dejó llevar a presiones y maltratos. Solo falta que la Justicia, de la que integro, demuestre que no todo esta perdido", concluyó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias