lunes 23 de mayo de 2022 - Edición Nº1265

Provincia | 19 ene 2022

Juicio político

Sin número en Diputados para ir contra Conte Grand, el peronismo apunta a la asfixia mediática para esmerilar a Juntos

El oficialista Frente de Todos no logró quórum en Diputados para la concreción de una comisión investigadora contra el Procurador, pero reforzará la ofensiva comunicacional. Kicillof deberá negociar en el Senado la aprobación del pliego de Thea.


Por: Federico Cedarri

El oficialismo no pudo llevar a cabo este martes en Diputados la mentada sesión para darle entrada al pedido de concreción de una Comisión Investigadora del accionar del procurador, Julio Conte Grand, sobre quien pesa la acusación de que impulsaba una mesa judicial que buscaba enmarañar con causa armadas a sindicalistas y políticos opositores.

La propuesta presentada por el titular del bloque del Frente de Todos, el camporista César Valicenti, no encontró eco en las fuerzas opositoras que se negaron estoicamente a prestar quórum por lo que el peronismo debió desestimar prematuramente la posibilidad de tratamiento de este expediente por lo menos durante el mes de enero.

Sin embargo, en el oficialismo no lamentan mucho esta posibilidad desechada sino que están ciertamente conformes, porque más allá de la iniciativa en danza, el principal objetivo oficial por estas horas es afianzar el abordaje mediático del tema, mantenerlo vigente para explorar la esmerilazación de la unidad de Juntos.

Desde el peronismo deslizan en la trastienda que conocen fehacientemente de diferencias fuertes en el conglomerado opositor respeto a este tema puntual, específicamente del radicalismo que parece sentirse incómodo, sugieren, en la defensa del Procurador: “Es un tema que los sensibiliza de sobremanera”, deslizó un diputado oficialista.

Por ahora, la fuerza centenaria se mantiene orgánica y ha cerrado filas con el resto de la bancada de Juntos.

Los legisladores ligados al PRO contragolpean con el argumento de que el peronismo intenta conformar un relato que exponga la figura de María Eugenia Vidal, y concatenado con esa condena social a la ex mandataria pretende precipitar el anhelo que hoy desvela a las principales espadas legislativas del Frente de Todos: correrlo de su puesto al jefe de los fiscales.

“Si nosotros consentimos que lo desplacen a Conte Grand porque lo mencionan en un video después nos copan la justicia, eso es lo que defendemos, la independencia judicial”, soltó un legislador amarillo que analizó con PDS la situación plateada.

No obstante, en Juntos manejan una hipótesis, que pese a que no lo exponen públicamente, si la afirman en privado: sospechan de intencionalidad política del Juez, Ernesto Kreplak, quien está vinculado parentalmente al titular de Salud bonaerense, y de la fiscal, Ana Russo, esposa del fallecido, Eduardo de Lázzari, que desde su titularidad en la Corte Suprema se convirtió en un crítico feroz de la gestión de Vidal advirtiendo sobre el armado de causas a opositores.

“Los dos están de una u otra manera ligados al oficialismo y son funcionales a sus estrategias, que la opinión pública conozca estos datos nos termina beneficiando”, describe un diputado opositor.

La paridad de fuerzas en el Parlamento obliga a Kicillof a negociar

La equiparación de las bancadas mayoritarias en la Legislatura bonaerense, expone al gobernador bonaerenses al brete de tener que apelar a la negociación permanente, algo en no constituye uno de sus principales atributos, y quizás es por eso que desde el cristinismo duro le impusieron la presencia del jefe de Gabinete, Martín Insaurralde, que acredita mayor criterio y muñeca política previendo que la etapa que se avecinaba requería de la conciliación con la oposición como característica fundamental.

Una de las cuestiones que durante el filo del año 2021 desnudó la debilidad del mandatario provincial en lo concerniente al manejo de su trato con la bancada juntista, se materializó cuando quiso imponer el pliego de un lugarteniente, Federico Thea, para el puesto vitalicio de titular del Tribunal de Cuentas.

El órgano se encarga de la tarea de contralor de la gestión del Gobernador e históricamente lo ha manejado el radicalismo.

Ante la renuncia de Enrique Grimber el mandatario provincial envió al Senado el pliego de Thea y se encontró con el rechazo tajante la oposición: “Nos lo quisieron imponer, nosotros tenemos voluntad de diálogo pero no nos gustan las imposiciones”, describió a PDS un senador de Juntos.

Según pudo averiguar este portal, la bancada opositora tiene una postura laxa con respecto a la posibilidad de consensuar el pliego de Thea, pero exigirá a cambio un mayor protagonismo en la integración del tribunal, que se corporice específicamente en la ocupación de las vocalías del ente autónomo.

El gobernador deberá congeniar intereses de su propia tropa para satisfacer a la oposición, en primera instancia convencer a sus socios del massismo y los intendentes del conurbano que hoy se encuentran en esos cargos, de cederlos a cambio de la titularidad del Tribunal para su disciplinado candidato.

Una ardua tarea le espera a Kicillof que correrá contrarreloj tomando en cuenta que Grimber dejará su puesto el próximo 28 de febrero.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias