lunes 23 de mayo de 2022 - Edición Nº1265

Nación | 18 ene 2022

INFORME DE LA UNDAV

En 2021 se otorgaron más de 4 millones de nuevos beneficios de la seguridad social

El Observatorio de Políticas Públicas de la casa de estudios puso el foco en el impacto de los diversos programas de asistencia, en especial entre los adolescentes, sector muy castigado por la crisis que originó la pandemia.


Luego de un 2020 que sufrió las consecuencias económicas de la pandemia, el 2021 estuvo signado por la recuperación económica y el acompañamiento de políticas de inclusión social para que la recuperación llegue a la población. La ANSES fue el organismo que se puso al hombro el arduo trabajo de paliar los efectos de la pandemia en la sociedad durante 2020 a través de políticas de emergencia como el IFE, el ATP, y los aumentos por decreto y bonos a jubilaciones y pensiones.

 

Durante 2021, fue el mismo organismo el cual estableció políticas para ampliar y garantizar derechos entre las que se destacan la universalización del alcance del sistema de asignaciones familiares, la ampliación del Progresar, el Complemento al Salario Familiar, el programa Más Cultura, el Reconocimiento de aportes por Tareas de Cuidado y la Jubilación anticipada.

Para los/as jóvenes se estableció la ampliación de las Becas Progresar tanto en monto como en cobertura: mil pesois para conectividad y alcance a 16 y 17 años. Hasta el 2015, el Progresar fue en crecimiento llegando a alcanzar a más de 900 mil jóvenes de entre 18 y 24 años a los cuales acompañaba en la finalización de sus estudios obligatorios y su formación profesional. Hacia 2019, la cantidad de jóvenes en las becas Progresar se redujo a 550 mil, casi la mitad de lo que se registraba años atrás. Además, el monto de la beca se vio fuertemente deteriorado en este período. En octubre 2021 se registró la mayor cantidad de becas Progresar otorgadas en la historia: 1.061.335. Desde diciembre 2021, se incluyó a jóvenes de 16 y 17 años y se extendió el monto.

 

Las Asignaciones Familiares, se otorgan a trabajadores y trabajadoras que perciben hasta cierto monto de ingresos de forma registrada o son monotributistas de determinadas categorías bajas de ingresos. Son prestaciones de dinero, de carácter no remunerativo, establecidas en un comienzo por la Ley 24.714, luego modificada en el tiempo. Desde 2015, el monto de la asignación se actualiza por fórmula de movilidad en conjunto con el monto de la Asignación Universal por Hijo/a. Este programa, complementa los ingresos de trabajadores/as que perciben remuneraciones más bajas, siendo una política fundamental para los deciles de ingresos más bajos de la población. Entre 2017 y 2019, con el cambio de fórmula de movilidad, las Asignaciones Familiares perdieron un 19,5 por ciento de poder adquisitivo. En este sentido, los ingresos de las familias argentinas se vieron deteriorados por dos vías: la caída de los salarios y la caída de las asignaciones.

La Asignación Familiar por hijo/a en septiembre 2021 otorgó un monto de $5.063 por cada hijo/a a trabajadores/as con ingresos familiares de hasta 78.454 pesos y monotributistas A, B o C. Este universo se ubica en el Rango 1 de la asignación, que otorga montos distintos según el ingreso familiar para tener un carácter más progresivo (brindando una asignación más alta a quienes menores ingresos reciben y bajando el monto a medida que se incrementa el ingreso familiar). El Rango 2 de beneficiarios de la asignación está compuesto por trabajadores/as con ingresos familiares entre 78.454 y 115.062 pesos) y Monotributistas categoría D. El Rango 2 de la Asignación Familiar otorga montos de 3.415 pesos por cada hijo/a.

 

Estos dos Rangos de ingresos (los más bajos) son los que se vieron beneficiados con la nueva política del Gobierno Nacional. Quienes se encuentren en el Rango 1 reciben desde octubre 2021 un complemento de $5.043, duplicando el ingreso por Asignación Familiar de septiembre 2021, hasta que la movilidad supere los 10.126 pesos. En el caso de beneficiarios/as del Rango 2 el Complemento al salario es de 3.415 pesos también duplicando el ingreso en este concepto respecto al de septiembre 2021, hasta que el monto actualizado por movilidad supere los 6.830 pesos. Esta medida alcanza a 2 millones de trabajadores y trabajadoras, que son titulares de 3,1 millones de asignaciones por hijo/a. Gracias a esta política, los ingresos de las familias que perciben asignaciones familiares de rango 1 y 2, es decir las de menores ingresos, se incrementaron un 80,6 por ciento entre 2019 y 2021 en términos reales.

En total, a lo largo de 2021, se otorgaron más de 4,1 millones de nuevo beneficios a casi 2 millones de personas que no percibían ningún ingreso de la seguridad social previamente. ANSES otorga cobertura y acompaña el desarrollo de los argentinos y las argentinas a lo largo de su vida. Se registran programas desde el embarazo hasta la vejez, contribuyendo al desarrollo de las personas y disminuyendo las desigualdades.

 

En la niñez, el Decreto 840/2020 estableció la inclusión de niños, niñas y adolescentes a la AUH y al régimen de asignaciones familiares, según corresponda. Durante 2021, 826.794 NNyA fueron incluidos/as en el sistema gracias a esta política.

Para los/as jóvenes se estableció la ampliación de las Becas Progresar tanto en monto como en cobertura: mil pesos para conectividad y alcance a 16 y 17 años. También, desde octubre 2021 se creó el Programa Más Cultura, reparando desigualdades en el acceso a actividades culturales y apoyando a un sector fuertemente afectado por la pandemia. La medida otorga 5 mil pesos semestrales Comprar entradas de cine, teatro, espacios culturales; Comprar libros, instrumentos, artesanías; Pagar cuotas de cursos y talleres, entre otras actividades. Además de descuentos en espacios y locales adheridos.

 

Para los/as trabajadores/as, la política de mayor impacto desde ANSES fue el Complemento al Salario Familiar que estableció un incremento a las Asignaciones Familiares de rango 1 y 2. Esta política, mejoró los ingresos de trabajadores y trabajadoras que habían perdido un 21,5 por ciento del salario real entre 2015 y 2019 y un 19,5 por ciento de sus asignaciones en términos reales entre 2017 y 2019.

 

Finalmente, por el lado de las jubilaciones se aplicaron dos políticas de ampliación de la cobertura: el Reconocimiento de Aportes por Tareas de Cuidado y la Jubilación Anticipada. Hasta el momento, más de 140 mil madres lograron jubilarse por el Reconocimiento de Aportes por Tareas de Cuidado y más de 13.500 personas accedieron a la jubilación anticipada.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias