miércoles 19 de enero de 2022 - Edición Nº1141

Provincia | 6 ene 2022

EVOLUCIÓN VS ADELANTE RADICALES

El poroteo radical abre una grieta bonaerense y critican el polémico “dedo” de Grindetti

Adelante Radicales y Evolución se cuentan las costillas. Hay bronca contra los amarillos por perder la Tercera. Manes que quiere la nacional, Lousteau que quiere CABA y Posse que quiere la Provincia se entusiasman por la crisis política que padece el macrismo en todos los niveles.


Por: Ricardo Carossino

Dicen que para ver ciertas propuestas fantásticas de la cinematografía como Terminator es necesario suspender momentáneamente la incredulidad, y ciertamente es lo que en el radicalismo está pidiendo el senador nacional por CABA, Martín Lousteau: confíen en mí, estaría proponiendo el porteño.

La referencia ineludible, viene a cuento de que según el sector bonaerense referenciado en Juan Manuel Casella, el ex ministro de Economía de Cristina Fernández y ex ministro de Producción del entonces gobernador Felipe Solá, tendría un acuerdo explícito con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para romper la UCR bonaerense y allanarle el camino al líder porteño del macrismo para su candidatura presidencial a cambio de la jefatura de Gobierno, en detrimento de las aspiraciones de Gerardo Morales y Facundo Manes.

Esta, si se quiere, es la acusación de este sector que un referente de ese espacio confesó a Política del Sur, aunque, asimismo, hablaron con este medio otros representantes de la Tercera Sección Electoral tanto de Evolución como de Adelante Radicales y si bien no rechazaron la acusación del pacto de CABA, le bajaron el precio a la importancia del mismo.

Desde Adelante Radicales sostuvieron que “tampoco Lousteau tiene tanta fuerza como para torcer la voluntad del radicalismo bonaerense y las intenciones del diputado nacional Facundo Manes”, mientras que desde Evolución bonaerense, hoy referenciados principalmente en el diputado provincial Pablo Domenichini y en el ex legislador de la provincia Fernando Pérez, “esa acusación no es tal porque Lousteau está buscando el protagonismo radical en todos los órdenes”.

Hay también una advertencia a Evolución por la participación polémica de Pérez ya que, confiesan, “es muy hábil para la rosca interna, pero anda con el cuchillo abajo del poncho”. Muchos reniegan del ex legislador quilmeño por tener una constante tendencia a cambiar de camiseta y salvarse solo cuando el bote se está hundiendo, alertan.

Las críticas al macrismo explícito

En lo que sí están todos de acuerdo en el radicalismo, desde el flamante titular del Comité Nacional, Gerardo Morales y el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, hasta Evolución, Protagonismo Radical y Adelante Radicales, es que “el PRO está desordenado y con los ánimos alterados por todas las acusaciones que pesan sobre ellos”.

El referente de Adelante que habló con Política del Sur, admitió que en un juego de contrastes donde el PRO aparece descompuesto y la UCR aparece organizada, el radicalismo a pesar de la fractura en la Cámara Baja nacional (que según adelantan en marzo se unirán por acción de Morales), sale haciendo el mejor negocio en el frente Juntos.

Metiendo la nariz en el fondo del río radical, si bien las aguas no están tranquilas, también es cierto que por el momento tampoco bajan turbias. Desde todos los sectores con los que conversó este medio, coincidieron que “no hay tensiones que puedan provocar una ruptura”, sobre todo porque los amarillos están tan preocupados por su falta de liderazgo que no pueden ver qué pasa a su alrededor y no se meten en la interna radical.

Desde Evolución, en un rápido análisis realizado para PDSur, las críticas principales son hacia el ex vicegobernador Daniel Salvador, mano radical de la ex orgullosamente bonaerense, María Eugenia Vidal, que por estos días guarda silencio en las soleadas playas de Pinamar, recogiendo las esquirlas de la bomba que le tiraron con la “Gestapo PRO”, luego de haberse creído “supergirl”, tras haber surfeado escándalos como los aportantes truchos y el lujoso departamento en CABA.

Para Evolución, Salvador fue responsable de no haber permitido el crecimiento del radicalismo en la Provincia de Buenos Aires, por haber sido parte del Ejecutivo de Vidal y ser titular del Comité Provincia.

“No se puede estar en la misa y en la procesión. Esto hizo que relegara lugares del radicalismo a favor del Pro y por esa razón, salvo en Lanús, no hubo PASO en ningún distrito porque se usó el dedo”, dijeron desde Evolución de Avellaneda, al tiempo que señalaron el dedo de Néstor Grindetti.

No son pocos los que en la Tercera Sección señalaron al intendente de Lanús, como artífice del armado regional dejando en el camino a los radicales para darle lugar a los amarillos y las huestes de Lousteau están decididos a que eso no vuelva a pasar.

País, CABA y Provincia: la UCR apuesta a la trifecta

Sobre las acusaciones de la jefatura de Gobierno porteña, los referentes de Lousteau en Avellaneda, opinaron que el senador tiene las mismas aspiraciones de Morales y Manes para pelear la interna presidencial.

Por el lado de Adelante Radicales de la Tercera Sección, devaluaron el precio de Evolución y sostuvieron que en realidad, tampoco tienen tanto músculo político para imponer fuerza en las decisiones del partido.

“Si miramos bien, Evolución tiene a Quilmes y a Esteban Echeverría y en el interior de la Provincia, donde es más fuerte el radicalismo no tienen nada”, analizaron para PDSur.

Lo que si respondieron desde Evolución es que Lousteau está trabajando para ampliar el espacio y construir poder interno con Posse y la Primera Sección y el peronismo de Joaquín de la Torre, al tiempo que sumaron a su espacio “concejales de Lomas de Zamora y de San Vicente.

En la crítica referida a Grindetti, desde Avellaneda, también señalaron los rotundos fracasos de imponer a la senadora nacional Gladys González (ahora involucrada en la Gestapo macrista) y al empleado del Grupo Clarín, Luís Otero, que según relatan, “salió corriendo como rata por tirante, asustado, cuando vio las internas radicales”.

Pero lo que más critican es que en Juntos de la Tercera, liderado por Grindetti, “no existe un ámbito de discusión, no hay una mesa regional donde plantear los problemas internos del Frente y no dejan participar a nadie”.

Desde Adelante Radicales, por su parte, ahora se muestran confiados en el nuevo gurú vernáculo de las neurociencias y aspiran a liderar la pelea para el 23. Apuestan como nunca a Manes y esperan que el hombre le pelee el lugar a Morales dentro de la UCR.

En el poroteo interno, además, saben que tienen más fuerza bonarense que Evolución: “Nosotros tenemos 13 diputados provinciales y Evolución tiene un solo diputado por la Tercera, y hacia el interior provincial están muy flojos”.

De todos modos, también se refirieron al PRO y sostuvieron que “están desordenados y no encuentran la brújula”, al tiempo que admitieron que “es el momento para salir a instalar precandidatos en todos los municipios de la provincia, también en los que gobiernan los amarillos, como Vicente López, La Plata, Tres de Febrero y Lanús”.

Según un importante referente de Adelante de la Tercera, “el PRO hoy no tiene una lógica cómo sí tiene la UCR y Morales es quien ordena todo dentro de partido”, y adelantó que en marzo habría un encuentro radical para sellar el gran acuerdo nacional de la UCR y marcarle la cancha al macrismo”.

Si se quiere, desde Esteban Echeverría, el concejal Marcos Dominichini, de Evolución, en diálogo con Política del Sur, admitió las intenciones del radicalismo de liderar el frente Juntos: “El radicalismo tiene que tener más volumen y conducir la coalición” opositora.

En diálogo también con este medio, el referente lanusense de Adelante, Emiliano Bursese, criticó hacia adentro sin hacer mención explícita a los halcones del PRO: (La crítica que publicó en su cuenta de Twitter) “va dirigida a un sector de la oposición que parece estar más ocupada en hacer antikirchnerismo bobo (podría leerse Milei que es rechazado por toda la UCR), que en construir una alternativa a este populismo K que embrutece y atrasa día a día .

En lo que sí coincidieron tanto Adelante, como Protagonismo, como Evolución es que tiene que haber un liderazgo fuerte en la Provincia de Buenos Aires, si se quiere tener protagonismo nacional.

“Si nos hacemos fuerte en la Provincia, nos hacemos fuerte a nivel nacional”, analizaron desde Adelante, al mismo tiempo que señalaron a Manes como “el liderazgo que encontró el radicalismo bonaerense”.

Manes va en camino de ser un líder político para consolidar mecánicas nuevas y una estructura renovada para reposicionar a la UCR”, dicen desde Adelante, e insisten en un Manes “nacional”.

Pero desde Evolución, no dejan de analizar que justamente para que la Provincia sea fuerte, “no sería una mala idea, que Manes lidere la candidatura a gobernador bonaerense”.

Para Evolución, no sería una mala idea Morales a la presidencia, Manes a gobernador y Lousteau a jefe de Gobierno, para cerrar un combo radical, como antes generó el PRO en 2015 quedándose con los tres Ejecutivo más importantes de la Argentina.

Por el momento, desde Adelante dejaron en claro cómo estarían alineadas las orillas: de un lado, Lousteau, Enrique “Coty” Nosiglia, el diputado Rodrigo De Loredo y Posse y del otro lado toda la UCR está con Morales, mostrando de alguna manera qué lado de la balanza pesa más.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias