miércoles 19 de enero de 2022 - Edición Nº1141

Sociedad | 5 ene 2022

SALUD

Cicarelli denunció que los médicos están “desprotegidos” ante la creciente ola de violencia

El cardiólogo de Adrogué lamentó los recurrentes episodios violentos que sufrieron médicos y enfermeros en los últimos días y apuntó contra las autoridades: “Te pegan una trompada y no hay castigo”.


El cardiólogo Daniel Cicarelli, cuyo consultorio queda ubicado en Benigno Macias 568 en Adrogué, dialogó con Política del Sur sobre la otra pandemia que afecta al personal de salud del Área Metropolitana de Buenos Aires: la violencia. “Los médicos están desprotegidos y las autoridades los tienen olvidados”, denunció.

“El grado de violencia ha aumentado un 200 por ciento, es incontenible y se trata de un problema serio. Hace tiempo que en las guardias tienen miedo. Es una situación bastante difícil. Cuando trabajaba en el hospital de Lomas de Zamora, hace 27 años, era rarísimo ver episodios de este tipo”, comentó el doctor.

En los últimos días, se viralizó un video grabado por una paciente del Hospital de General Pacheco en donde se observa a una mujer agrediendo con golpes de puño a una cirujana de guardia que no le daba prioridad en la atención a su hermana, también internada. La médica intentó explicar que debía aguardar su turno antes de recibir la brutal golpiza.

Para Cicarelli, estos hechos repudiables están relacionados estrechamente con el deterioro en el sistema educativo. “Tiene que ver con la educación de la gente, que es cada vez menos tolerante, sobre todo en el Conurbano. Hay una destrucción del paño social del sistema y de la estructura del ser humano. Es como una involución cultural de la persona”, manifestó.

Sin embargo, la escalada en los episodios de violencia también penetró las fronteras de la Capital Federal. La semana pasada, un paciente de la Unidad Febril de Urgencia (UFU) del Hospital Donación Francisco Santojanni atacó a golpes a un médico cuando estaba en la fila para hisoparse.

En ese sentido, el cardiólogo de Adrogué apuntó contra los organismos estatales por la falta de medidas. “Acá no hay ley. Viene un tipo, te pega una trompada y nadie te cubre. No hay castigo para los violentos. Los médicos están en la primera línea de fuego y se volvió un trabajo de alto riesgo. Esto es culpa de todos los gobiernos. A los políticos solo les importan ellos mismos”, aseveró.

Sumado al miedo que les representa concurrir a su espacio de trabajo día a día, el personal de salud tampoco recibe un alivio desde lo económico. “Además de estar en la trinchera, los médicos cobran muy mal. La situación es bastante complicada, hay un descalabro total. La gente no tiene idea del daño que puede ejercer”, indicó Cicarelli.

Por último, el doctor afirmó que, según su postura, si no cesan los episodios de violencia, será necesario tomar una medida de fuerza que complicaría la lucha contra el Covid-19. “Tendrían que parar los profesionales de los hospitales, enfermeros, camilleros, médicos. Esto es una barbaridad”, sentenció.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias