miércoles 22 de mayo de 2024 - Edición Nº1995

Policiales | 30 nov 2021

MALTRATO INFANTIL

Crimen de Zamira: El caso de la nena asesinada en Monte Grande que se asemeja al de Lucio Dupuy

Igual que con el nene de La Pampa, el crimen de la niña de 5 años ocurrido en 2018 se pudo haber evitado. Ahora la familia paterna de la víctima teme que la madre sea beneficiada con un juicio abreviado.


La causa que investiga el crimen de Zamira Domínguez, la nena hipoacúsica de 5 años asesinada en 2018 en Monte Grande fue elevada a juicio hace más de dos años pero todavía no tiene fecha confirmada. Ahora la defensa de la madre de la víctima, una de las acusadas, solicitó recientemente que sea juzgada en un juicio abreviado.

Leer más: Confirmaron el juicio contra la pareja acusada por el crimen de Zamira

Por su parte, la familia paterna de Zamira teme que la mujer sea absuelta por ser considerada víctima de violencia de género de parte de su novio. Recientemente habría pedido la prisión domiciliaria debido a que se habría vencido el plazo del juicio.

El caso de Zamira se trata de un terrible acto de crueldad inhumana cometida contra una criatura indefensa, similar al que ocurrió en La Pampa con Lucio Dupuy, el chiquito de cinco años que habría sido asesinado a golpes por su madre y la pareja el viernes 26 de noviembre.

El médico forense a cargo de la autopsia del cuerpo de la víctima determinó que éste había muerto por varios traumatismos y una hemorragia interna. Además, presentaba quemaduras con cigarrillo y hasta mordeduras, en un cuadro ciertamente desgarrador. Signos idénticos a los que presentaba el cuerpo de Zamira.

La autopsia determinó en ese momento que la nena fue asesinada a golpes y pese a que la primera hipótesis giró en torno a un asesinato en el marco de una violación, las pericias descartaron signos de abuso sexual.

 

Al principio, las principales sospechas apuntaron hacia González, quien era pareja de la madre. El joven fue detenido horas más tarde del homicidio, mientras que el arresto de Fernández se ordenó en abril del 2019, al considerársela cómplice.

Al igual que con la muerte de Lucio, el crimen de Zamira también se pudo haber evitado, pero la Justicia no oyó los pedidos de auxilio de parte del entorno paterno de la nena.

Es que tras la muerte del papá de Zamira en 2015, la familia paterna pidió su tutoría en reiteradas oportunidades e incluso habrían realizado las denuncias pertinentes por los maltratos que sufrió durante el tiempo que permaneció con su progenitora.

El dramático hecho ocurrió el 29 de septiembre de 2018. Zamira Domínguez tenía cinco años y era sordomuda. La mamá comentó que pensaba que estaba durmiendo en el sillón cuando notó algo raro en su respiración y decidió llevarla al Hospital Santamarina, aunque la criatura ya ingresó sin vida. 

Los médicos constataron la presencia de golpes en el cuerpo de Zamira por lo que avisaron a la Policía que comenzó la investigación. 

Todavía resta definir la fecha en que comenzarán los debates. Sin embargo, ya se determinó que serán los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 de Lomas de Zamora los encargados de llevar a cabo las audiencias.

González está acusado de “homicidio agravado”, mientras que Fernández, afronta los cargos por el delito de “abandono de persona seguido de muerte”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias