viernes 28 de enero de 2022 - Edición Nº1150

Banfield | 31 oct 2021

TRIUNFO QUE TRAE ALIVIO

Banfield se sacó la mufa con una genialidad de Dátolo sobre el final

El Taladro se impuso sobre Vélez por 2 a 1 en el Florencio Sola, en el debut de su nuevo entrenador. Gracias a los goles de Ramiro Enrique y Jesús Dátolo, el equipo de Diego Dabove pudo cortar la racha de dos derrotas sucesivas y cinco encuentros sin poder ganar. Emotivo final del encuentro con un jugador mimado por Diego Maradona. En Peña y Arenales fue “La noche del Diez”.


Técnico que debuta gana, dice el refrán. Es uno de los viejos axiomas del fútbol y en la tarde de Peña y Arenales se cumplió. Le costó al nuevo Banfield de Diego Dabove, tuvo que transpirar para sacarse de encima al siempre complicado Velez de Mauricio Pellegrino, pero lo pudo hacer sobre el final. Con una genialidad de Jesús Dátolo en el cumpleaños del Diez. Apareció la magia en el minuto 92 y la fiesta fue toda para el Taladro. A su vez, Banfield pudo cortarle al Fortín una racha de 12 encuentros invicto. Salió el sol para el pueblo banfileño, luego de varias situaciones adversas.

En el inicio del encuentro, la visita impuso condiciones en el Florencio Sola. Primero Thiago Almada puso en aprietos a los dirigidos por Diego Dabove. En el comienzo de un nuevo ciclo, el ex entrenador de Godoy Cruz, Argentinos y San Lorenzo propuso volver al esquema que le había dado resultados a Javier Sanguinetti. El 4-3-3 con un mediocampo compuesto por Giuliano Galoppo, Nicolás Domingo y Joel Soñora; sumado a los tres puntas como Juan Manuel Cruz, Mauricio Cuero y Juan Álvarez. El local se trató de mostrar ordenado en defensa, con la vuelta de Luciano Lollo, intentó presionarlo a Vélez y busco ser un rival incómodo. De todos modos, habrá que ajustar algunas piezas de cara al futuro.

Por su parte, Pellegrino dispuso de un 4-3-2-1 característico. Con Federico Mancuello como eje en la mitad de la cancha, buscó generar triangulaciones con Agustín Bouzat y Lucas Janson. Más las subidas por los laterales de Tomás Guidara y Facundo Quiroga como primeros eslabones en avances.

A los 13 minutos, Vélez pegaría primero. Tras un quite con presión alta, Juan Martín Lucero probó desde afuera del área y nada pudo hacer Facundo Cambeces con el remate direccionado. Los de Liniers se ponían en ventaja y otra vez hacían prevalecer su poder de gol. Atrás quedó esa racha de seis encuentros sin marcar de las primeras fechas del campeonato.

Sobre el final de los primeros 45 minutos, Banfield generó superioridad numérica por el centro con los tres delanteros y con una maniobra individual de Juan Álvarez terminó con un centro para Cruz, que no pudo vulnerar a Hoyos. El taladro estuvo a tiro del empate.

En el comienzo de la segunda etapa, el Taladro intentó relanzar sus ataques y se aproximó con un remate de zurda de Franco Quinteros desde afuera del área. La atajada del partido fue el cabezazo de Cruz que Hoyos -a puro reflejo- desvió abajo de su arco. Iban 12 minutos del complemento cuando el centro de Quinteros fue impactado de cabeza por el 9 del Taladro en el área chica.

Vélez -sin tener mucho más la posesión del balón que su rival- siempre dio la impresión de ser más peligroso en el juego por abajo. Así fue como una acción individual de Thiago Almada (encarando como un 10 clásico) por el centro, exigió a una atajada mano a mano de Cambeses para evitar el segundo festejo.

Los cambios de Pellegrino apuntaron a fortalecer el aspecto defensivo, los de Dabove (con los ingresos de Dátolo, Urzi y Enrique) buscando un mayor desequilibrio ofensivo.

Y Banfield tuvo su premio a la búsqueda con un cabezazo de Enrique, a los 38 minutos de la segunda etapa, tras un tiro libre frontal de Jesús Dátolo (un especialista) al segundo palo. Otro envío de Dátolo (un córner) fue cabeceado por Ríos y salvó otra vez Hoyos, una de las figuras del Fortín.

Terminó siendo la noche de Dátolo. La última carta la tenía él: armó una jugada maradoneana sobre el final para convertir un golazo y hacer delirar a los hinchas de Banfield, que se fueron felices con el 2-1. Aplaudiendo a Dátolo y recordando de la mejor manera a Maradona.

El tiempo parecía cumplido, pero uno de los jugadores mimados por el ex campeón del mundo en 1986 (fue él quien lo convocó a la selección argentina) armó una gran jugada individual para meter un zurdazo que se metió en el ángulo superior derecho del arco de Hoyos. Golazo y desahogo para el Taladro en el debut de Diego Dabove como entrenador.

Hacía mucho que el hincha no se iba tan feliz del estadio, saboreando una gran victoria ante un duro rival como Vélez. Da esperanza para Banfield arrancar un nuevo ciclo así, con las ganas que pusieron los jugadores, con una idea ofensiva y con un triunfo valioso. A seguir por éste camino para salir del fondo de la tabla y comenzar a armar el equipo para la Copa Sudamericana versión 2022.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias