viernes 30 de septiembre de 2022 - Edición Nº1395

Temperley | 26 oct 2021

FUE 3-2 EN EL ALFREDO BERANGER

El Gasolero cambió su imagen y hundió al Pirata

Temperley superó a Belgrano de Córdoba y se sacó la mufa, consiguiendo su segundo triunfo en esta rueda y su 8va victoria en 29 fechas. El equipo de Ruiz fue contundente y le cerró bien los caminos a un equipo cordobés que quedó con un pie afuera del Reducido. Facundo Pumpido, Cristian Villagra y Agustín Allione, marcaron para el local; Pablo Vegetti, en dos oportunidades, descontó para la visita.


¡Por fin se le dio al Gasolero! El equipo de Ruiz, que venía insinuando una mejoría en lo futbolístico pero no lo traducía en resultados, volvió a ganar y lo hizo con un merecido 3-2 ante Belgrano de Córdoba en el Alfredo Beranger, por la 31era fecha de la Primera Nacional.

Temperley cumplió con aquella ley del boxeo de que “el que pega primero, pega dos veces” y tras conseguir el gol tempranero de Facundo Pumpido con un cabezazo a los 14’ (tras centro de Callejo, de buen partido) se las ingenió para cerrarle los espacios a Belgrano con una solvente actuación de los zagueros Ezequiel Rodríguez y Gastón Bojanich, más el aporte de los laterales Sosa y Souto en la marca, y el buen partido de Lucas Pittinari. Y, empujado por su gente, el Cele se aferró a ese 1-0 para poner nervioso a un Pirata que necesitaba de los tres puntos para no quedar naufragando sin objetivos…

Ya con el resultado a favor, aparecieron los espacios y toda la velocidad de Claudio Villagra para explotarlos en beneficio del local: a los 7 de segundo tiempo aprovechó un pelotazo largo a espaldas de Ochoa y le ganó bien la posición al defensor de Belgrano, para definir con claridad ante la salida del arquero Losada y sellar el 2-0 parcial. El 3-0 llegó unos minutos después cuando a los 15 una linda pared entre Allione y Villagra, terminó con una excelente definición del ex Vélez Sarsfield dentro del área. Locura en el Teatro de Turdera…

Belgrano había insinuado algunos circuitos con Zapelli, Ruiz Gómez y Ochoa, sobre todo en el primer tiempo, pero acusó recibo después del primer gol y se fue desdibujando. Tal vez con más vergüenza que con argumentos, lo fue a buscar sobre todo con la subida de los laterales Ochoa y Ulises Sánchez, más la experiencia de Pablo Vegetti que capturó dos descuidos en el área del Cele para ponerlo en partido al Pirata y marcar dos goles: el primero a los 35’ tras ganarle de cabeza a Bojanich y el segundo un minuto más tarde, cuando luego de otro pelotazo cruzado y una mala decisión de Crivelli –que había entrado por el lesionado Papaleo y no salió a cortar- encontró un rebote en el área y llenó de suspenso el final con el 3-2 que terminaría siendo definitivo.

Temperley terminó siendo un justo ganador porque más allá de ese flash de reacción del equipo cordobés y de distracción gasolera, redondeó una actuación más convincente que su rival. Tal vez, la mejor actuación de la era Ruiz sumando aquél triunfo en San Nicolás ante Sarmiento de Junín por la Copa Argentina y el buen triunfo ante Gimnasia de Mendoza, en la fecha 16 (2-1). El DT suma un poco de oxígeno de cara a un final de temporada donde dirigentes e hinchas lo están observando con detenimiento con vistas a la planificación de 2022.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias