sábado 04 de diciembre de 2021 - Edición Nº1095

Provincia | 15 oct 2021

Nueva estrategia

Randazzo intenta reconvertirse con un discurso menos confrontativo

El Flaco buscará mantenerse equidistante de los dos espacios mayoritarios y hará hincapié en soluciones económicas ligadas al centro. Solo en el conurbano mantendrá un discurso más ligado al peronismo tradicional.


Por: Federico Cedarri

La cuenta regresiva hacia las generales de noviembre se ha desandado a la vez que traza un panorama incierto en la estrategia a adoptar por algunos espacios políticos, que han visto desvencijadas sus expectativas en el turno de las primarias.

El desconcierto podría ser el término justo para describir el sentimiento que embarga al campamento de Florencio Randazzo en Puerto Madero, donde se trabaja a contrarreloj a fin de reformular los lineamientos de una campaña que sienten anémica de contenido.

La primera parte del camino hacia las PASO mostró a un candidato enojado y contrariado, según se desprendió de los datos emergentes de los focus group que posteriormente al acto electoral recabó el consultor Carlos Fara.

En esa tesitura, para el turno de noviembre se buscará mostrar a un Randazzo más afable hacia el electorado medio, proclive a propuestas paralelas a la demanda de la sociedad vinculadas con la inflación y la seguridad, y en cierto modo equidistante de la confrontación que hoy abriga a los dos espacios mayoritarios.

Pondrán el foco de su discurso en la elaboración de iniciativas que contengan a la clase media que se encuentra defraudada con las políticas de Mauricio Macri y al sector de trabajadores formales que abrevan en el ideario justicialista.

“Esta vez debemos mostrar un candidato mirando hacia el futuro, que contemple las demandas insatisfechas que emanan de la sociedad y no inmiscuido en la chicana contra los referentes de los dos espacios mayoritarios”, explica a PDS alguien que conoce de cerca el riñón del candidato.

Ya pudo verse esa tónica en los primeros spots del Flaco aquilatando una preponderancia hacia el futuro emparentado en la necesidad de mostrar a alguien cercano y empático a la gente, distanciado drásticamente de lo que fue su tarea como ministro de Cristina Kirchner.

“Pese a que Randazzo tuvo un desempeño extraordinario en el Ministerio del Interior y Transporte la gente nos terminó relacionando con las políticas del kichnerismo”, lamenta otro consultor que pasa las tardes en el bunker de Madero tratando de encontrarle la vuelta publicitaria a una campaña que vislumbra desteñida y anodina cargada de slogan cortos y efectistas.

El publicita Ramiro Agulla, mentor del Randazzo confrontativo con Cristina, parece haber sido corrido de la escena opacado ante el nuevo estilo imprimido a la campaña. Es que razonan en el laboratorio randazzista que necesitan diferenciarse de los dos costados de la grieta, y presuponen que la mejor manera pasa por tomar el atajo del futuro sin sumergirse en honduras filosóficas y estériles que determinaron que Manes y la izquierda fagocitaran los votos que el Flaco pensaba atesorar en las PASO.

En rigor, desde el comando de campaña intentarán emular en cierto modo el desempeño que el neurocientífico le inyectó a su campaña, envidian el mensaje que logró transmitir superando la lógica de la política tradicional: “A eso apuntamos en esta nueva etapa, debemos lograr una comunión parecida con la gente, sabemos que tenemos en contra que el Flaco no es un recién llegado y el factor sorpresa no es una carta que podamos jugar en esta ocasión”, se sincera un operador del chivilcoyense.

También se ha dispuesto que los candidatos en las secciones electorales del interior se embanderen en la metodología de proponer cuestiones relacionadas con la idiosincrasia de cada zona y evitando la confrontación directa con los intendentes de cada terruño: “Nosotros proponemos por fuera de las rencillas de la política clásica y no nos tiramos contra los jefes comunales que son los que nos cuidan los votos por la simpatía que les despierta Randazzo”, es la orden suprema que emerge desde el comando central.

Suponen, si un dejo de optimismo desmesurado, que el Flaco se convertirá en una figurita apetecible con vistas al 2023 y que nadie se apresuraría a cerrarle las puertas prematuramente.

En el conurbano se seguirá apuntando a la mística peronista

Solo en la Primera y Tercera sección se seguirá esgrimiendo un discurso de ascenso social apegado al peronismo tradicional y se hará hincapié en que el Flaco fue el primero que impulsó un discusión profunda sobre la situación perecedera de la continuidad de los planes sociales: “No podemos permitir que tanto Juntos como el gobierno que han entregado en ocho años más de 25 millones de planes nos quieran correr con el discurso del trabajo genuino”, se queja un candidato a legislador con raigambre peronista.

En la sección más populosa del conurbano mantienen la esperanza de poder perforar el piso y meter un legislador provincial de la mano del aparato de Graciela Camaño con la sutil colaboración en esta ocasión de la vestusta maquinaria de Luis Barrionuevo.

Despojos de aquella aceitada estructura que supo apuntalar a Carlos Menen en la interna contra la renovación cafierista en 1988 aparecen hoy como la tabla de salvación a la que apelan los randazzistas, desprovistos de apoyos relevantes en el segundo y tercer cordón.

Los primeros números muestran un ligero crecimiento

Los guarismos que han deparado los primarios trabajos que arribaron al comando de Madero muestran un tenue crecimiento de Randazzo que habría crecido, cuentan mesurados, alrededor de un punto respecto de su magra cosecha en las PASO.

Estiman los analistas que podría estar beneficiándose de una puntual situación: el caudal votos que obtuvo Manes en la PASO no estarían trasladándose en su totalidad hacia la candidatura de Diego Santilli.

Sin embargo, explican cerca del candidato que están visualizando con preocupación cómo una corriente de votos representados en la centroderecha, quienes acompañaron en las primarias a Santiago Cúneo y Guillermo Moreno, que desde el randazzismo pensaban más proclives hacia su espacio, parecen recalar con más fuerza hacia el campo del economista José Luis Espert.

“Por lo queremos en nuestros números Espert pega un salto de unos cuatro puntos aproximadamente, no solo se lleva votos de opciones pan peronistas como Moreno y Cúneo sino que desplaza a la izquierda del tercer lugar y nos deja quintos a nosotros”, se lamentan.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias