sábado 04 de diciembre de 2021 - Edición Nº1095

Policiales | 13 oct 2021

CASO PABLO GHISONI

Pio Ghisoni advirtió que la causa en la que se involucra a su hijo está basada en una prueba "contaminada"

El prestigioso médico obstetra habló en exclusiva con Política del Sur sobre la causa por presunto abuso contra su hijo que impulsa la ex exposa, Andrea Vázquez. También criticó el accionar de la Justicia por dar lugar a un proceso penal donde la principal prueba es una Cámara Gesell donde se indujo a los niños "con un discurso de adultos" y a la fiscal del caso porque "pidió una pericia física del hijo mayor de Pablo”.


Después de cumplir prisión preventiva por más de dos años en una clínica psiquiátrica de Lomas de Zamora, en septiembre Pablo Ghisoni fue beneficiado con una morigeración que le permitió continuar bajo arresto domiciliario, a la espera de la fecha de inicio del juicio en el que será juzgado por los presuntos abusos de dos de sus hijos. 

Durante una extensa charla en la que estuvo presente en el estudio de Radio Urbe, el padre del acusado, Pio Ghisoni, defendió a su hijo y brindó detalles a Política del Sur sobre la causa iniciada en el 2016 por su ex esposa, Andrea Vázquez.

"La denuncia la hacen por boca de los asistentes", sostuvo y aseveró que la prueba sobre la que se sustenta la causa (una Cámara Gesell)  "está contaminada". 

"La Cámara Gesell concluye: 'niño contaminado con discurso adulto, Cámara Gesell contaminda'", explicó.

Además advirtió sobre una supuesta maniobra extorsiva que habría hecho la denunciante como condición para permitir que el padre vea a sus hijos luego de una escandalosa separación en 2009. “Ella (Andrea Vázquez) le había pedido 5 mil dólares por mes para dejarle ver a los hijos”, aseguró.

"La historia conviene retrotaerla a sus orígenes, sino es muy difícil entender la situación y qué es lo que sucedió", contó Pio Ghisoni y recordó que una pericia que se habría realizado a Vázquez en marzo del 2013 “la cataloga de una persona psicópata, narcisista, manipuladora y generadora de conflictos permanentes”. Desde entonces, los menores habrían quedado al cuidado de su padre por disposición de la Justicia.

 

El caso dio un giro a partir del 2016. Cuando Ghisoni  fue denunciado por abuso, al día siguiente en el que la Cámara de Apelaciones ratificó el reintegro de sus hijos reteñidos ilegítimamente, y al ser imputado en el 2019, se le suspendió el cuidado personal hasta que se resuelva el proceso penal.

En el medio del régimen de visitas con la madre, se habrían quedado con ella luego de la denuncia de una asistente de menores que habría manifestado que eran víctimas de violencia. “A partir de marzo de 2016 se establece la denuncia de abuso”, señaló Pio Ghisoni.

“Hasta ahora el dictamen de la única cámara gesell que se hizo dice que el discurso del menor está contaminado, inducido por términos de adulto”, afirmó y recalcó la falta de pruebas que habría en la investigación para considerar a su hijo culpable.

"El dictamen es que el discurso está contaminado. En ningún momento hay una declaración que diga que hubo un abuso", insistió.

La separación

Según contó, los conflictos por la tenencia comenzaron luego de la separación de la pareja, en octubre del 2009, luego de 10 años de convivencia. Los problemas habrían sido frecuentes a raíz de los reiterados cambios de colegio de los chicos.

“En ese intervalo, ocurren una serie de detalles que empiezan y tienen como punto de partida en alguna dificultad que tenían sus hijos, en el cual, determinados trastornos de conducta empiezan a ser atribuidos por ser un chico de capacidades diferentes”, apuntó sobre una de las razones que habrían desencadenado en el alejamiento.

De acuerdo al relato de Ghisoni, Vázquez aseguraba que sus hijos “eran superdotados”. “Eso originó un circuito de situaciones conflictivas en una serie de colegios que desencadenó seis cambios de colegio durante su período de escolaridad primaria”, recordó.

“No duraban en las escuelas más de un año, porque los conflictos eran de la madre con las maestras porque los chicos no aprobaban”, aseveró. A partir de entonces, la posibilidad de ver a sus hijos por parte de Pablo Ghisoni se habría “tornado un calvario”. “Desde el momento de la separación, los puntos de contacto llegaron a ser violentos a punto tal de que tenían que ser en comisarías de la familia a las cuales no los llevaba”, agregó.

En función de ello, el Tribunal decidió que la tenencia le correspondía al padre. “Durante ese período mantiene escolaridad correcta, controles psicológicos, controles médicos, desarrollan actividad deportiva y comienzan a sociabilizar”, comentó.

“Basta con ver las pruebas y el desarrollo de su escolaridad. Eran chicos normales y la madre ubicaba un trastorno de conducta como una no adaptación del chico al medio que tenía”, añadió.

Resta concluir la etapa de prueba

El reconocido médico que se desempeñaba en la Clínica Juncal de Temperley afrontará el proceso judicial bajo la caratula de “abuso sexual agravado con acceso carnal por la situación de convivencia existente por tratarse de un descendiente, reiterado en varias oportunidades”.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Lomas de Zamora será el encargado de llevar adelante las jornadas probatorias, aunque todavía falta concluir la etapa de prueba para fijar la fecha. “Como una de las condiciones para declarar, la fiscal Mabel Lois pidió una pericia física del hijo mayor de Pablo”, criticó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias