domingo 17 de octubre de 2021 - Edición Nº4142

Gremiales | 13 oct 2021

INTERNA SINDICAL

La CGT no marcha el 17 y el gobierno se pliega a su acto: ¿Qué hará el resto del peronismo?

El acto del Día de la Lealtad se volvió un territorio de disputa, luego que desde Casa Rosada se anunciara que no habrá celebración oficial, salvo un saludo del presidente. El 18 la central obrera realiza una movilización con movimientos sociales. Otro síntoma de la interna en el Frente de Todos.


El PJ y el gobierno finalmente acordaron no convocar a una movilización para el próximo 17 de octubre, tal como había trascendido este fin de semana. Así lo confirmó el Jefe de Gabinete Juan Manzur, quien aseguró que "no queremos entorpecer la celebración del día de la Madre". La única manifestación será organizada por la CGT el lunes 18 y no contará con oradores. En tanto, otros sectores del Frente de Todos buscan convocar a movilizarse el domingo, y muestran las diferencias que hay dentro del oficialismo.

 

Tras varias semanas de especulaciones sobre las posibles celebraciones del Día de la Lealtad, el gobierno confirmó que no convocará a ningún acto oficial y el único festejo será el lunes 18, convocado por la CGT. La cita será frente al Monumento al Trabajo, ubicado en avenida Paseo Colón al 800, y no contará con oradores oficiales, solo se leerá un documento para conmemorar al movimiento peronista. La consigna es marchar en columnas desde la Avenida Rivadavia y, una vez llegado al lugar, desconcentrar.

 

Si bien semanas atrás trascendió que el gobierno convocaría a un acto oficial, las versiones fueron desmentidas por el Jefe de Gabinete, Juan Manzur, quién explicó que el festejo “coincide con el Día de la Madre y todas las familias van a compartir ese día”, por lo que el presidente Alberto Fernández se limitará a enviar un mensaje especial a su espacio.

 

La CGT aprovechará la movilización, cuyo lema será “Desarrollo, producción y trabajo”, para mostrar su apoyo al gobierno en medio de la crisis política tras la derrota de las PASO. De esta manera, la cúpula sindical buscará eliminar las versiones de desencuentros con el Frente de Todos. Desde el gobierno también adelantaron que "se sumarán" a la convocatoria sindical. Se cree que la participación será discreta, sin anuncios ni menciones de gestión para evitar rispideces entre los espacios.

 

A partir de esto, en redes sociales comenzó una convocatoria para marchas a Plaza de Mayo por otros sectores del oficialismo, que hasta ahora se muestran inorgánicos y que critican la decisión de suspender la movilización, o de aplazarla como hizo la CGT. No se descarta que estos grupos, cercanos a La Cámpora y otros espacios, logren convocar a dirigentes e incluso funcionarios del gobierno. Su presencia puede volver la tensión al gobierno.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS