domingo 17 de octubre de 2021 - Edición Nº4142

Provincia | 12 oct 2021

En Diputados

El peronismo apura el tratamiento de la exención del inmobiliario a hoteles

El Frente oficialista intentará acordar con la oposición el beneficio fiscal para los empresarios del sector ligados al turismo. Juntos condicionaría su aprobación al tratamiento de iniciativas similares para Pymes y comerciantes gastronómicos.


Por:
Federico Cedarri

La campaña electoral continúa su derrotero y el gobernador Axel Kicillof acentúa la ofensiva para apuntalar al Frente de Todos e intentar dar vuelta el resultado de las PASO de septiembre.

A su polémico anuncio de viajes subsidiados a los egresados del secundario en el plano público y privado que levantó polvareda y despertó feroces críticas del arco opositor, se agregó otra medida que amenaza con sacudir del letargo en el que se encuentra imbuida la Legislatura bonaerense, ya que el mandatario avisó que en los próximos días enviará un proyecto de exención impositiva, más precisamente del impuesto inmobiliario, a los sectores comprendidos en el rubro de hoteles de alojamientos ligados al turismo.

En rigor, la iniciativa eximirá a los empresarios del sector del pago del impuesto provincial desde el comienzo de la cuarentena allá por marzo del 2020 hasta septiembre de 2021, cuando pudieron recomenzar su tarea a un ritmo más cercano a la normalidad.

El proyecto también determina la cancelación de la deuda de aquellos que no hayan podido abonar las cuotas del impuesto debido a cuestiones económicas y propicia que quienes lo hayan pagado durante ese tiempo reciban la devolución del importe en formato de crédito fiscal que los eximirán de afrontar futuros vencimientos

El Ejecutivo esta puliendo los detalles de la iniciativa que, según pudo saber PDS, será ingresada por Mesa de Entrada de la Cámara Baja donde el oficialismo detenta la primer minoría y lograría acceder al quórum propio con los votos de los sectores aliados comprendidos en el bloque 17 de Noviembre con Mario Giacobbe y Fabio Britos; y el monobloque del partido FE con Natalia Sanchez Jaúregui.

El inconveniente mayor que por estas horas enfrenta el oficialismo tiene que ver que al tratarse de una propuesta que modifica cuestiones referidas a temáticas impositivas necesita de los dos tercios de los votos por lo que debe acordar sin prolegómenos una negociación de consensos con la bancada de Juntos.

En la negociación integral debe incluirse a los senadores de aquel signo partidario debido a que luego deberán refrendar en la Cámara Alta cualquier resolución que lleven a cabo los diputados.

Juntos condicionará el tratamiento de la propuesta de Kicillof

Según pudo recabar PDS, si bien los legisladores opositores tendrían la predisposición para avanzar en el tratamiento de la propuesta de Kicillof,  exigirían incluir en el temario iniciativas presentadas por el espacio durante los últimos tiempos que el oficialismo se negó a darles curso.

Una de los proyectos que Juntos quiere incluir en la negociación apunta a la declaración de la emergencia gastronómica para posibilitar distintos incentivos fiscales que favorezcan una reactivación del sector y les permita salir de una crisis en la balanza de pagos que arrastran desde el comienzo de la pandemia.

La fuerza opositora también pugnará por que se convalide en el paquete otra propuesta que contempla la reducción de un porcentaje de la alícuota de los ingresos brutos, el 0,5 puntualmente, para las pequeñas y medinas empresas ligadas al rubro productivo y para aquellos sectores comerciales afectados en la merma de sus ingresos, además de un puñado de  incentivos fiscales  a empresarios que tomen nueva mano de obra.

A partir de ahora se abrirá una instancia definitoria donde el oficialismo deberá ceder en algún punto de convergencia a la requisitoria de opositora, y cobra más fuerza la posibilidad concreta de que acceda a avanzar en una reducción de los valores de los Ingresos Brutos en aquellos sectores comprometidos por la cuarentena.

En diálogo con PDS el titular de la Coalición Cívica y senador provincial, Andrés De Leo, intentó bajar los decibeles de una posible confrontación dialéctica con el oficialismo: “Todavía no lo hemos hablado en el bloque”.

Sin embargó, advirtió al oficialismo sobre la conveniencia de debatir un paquete de medidas de incentivo conjuntamente con la propuesta que enarbola Kicillof: “Siempre tuvimos la intención de discutir varios proyectos en ese sentido, veremos ahora si el oficialismo accede a un tratamiento integral”, disparó el bahíense.

En la misma sintonía se manifestó el diputado del PRO Daniel Lipovezky: “Primero hay que ver qué es lo que ingresa porque ya hay proyectos vinculados a estas temáticas y podríamos tratar algunos de los nuestros”, aventuró.

Confirmó que la bancada opositora “pedirá que se incluyan algunos de los proyectos alusivos que nosotros hemos plateado, por ejemplo la emergencia gastronómica, que también plantea eximiciones del inmobiliario para quienes mantuvieron sus negocios cerrados durante el 2020”.

“Sería la misma lógica para otros sectores perjudicados que están planteando para los hoteleros”, completó.

Lipovezky dejó en claro la intención de Juntos de prestar su voluntad para la aprobación de iniciativas que ayuden fehacientemente a quienes padecieron en mayor medida las consecuencias de la cuarentena: “Estamos dispuestos a debatir el proyecto que enviará Kicillof  ya que sería una ayuda de utilidad para el sector pero también el resto de la propuestas que contemplan beneficios para otros rubros implicados”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS