domingo 17 de octubre de 2021 - Edición Nº4142

Provincia | 21 sep 2021

Panorama legislativo

Se vislumbra álgido el debate por las nuevas autoridades en Diputados de replicarse los resultados de las PASO

En ese escenario no se descarta que Juntos pueda pedir la presidencia de la Cámara Baja por lo que se desencadenaría una recomposición en los espacios de poder. La discusión también se trasladaría a las Vicepresidencias del Senado y autoridades de bloques.


Por:
Federico Cedarri

El paisaje legislativo se encuentra desolado por estos días, es que las reminiscencias que emergieron de las lecciones internas calaron hondo en el ánimo del oficialismo, y la oposición se muestra expectante en relación a los movimientos que puedan darse con miras al recambio de diciembre, en el caso de repetirse los resultados del pasado 12 de septiembre.

Fundamentalmente la discusión que se avizora está relacionada con las futuras autoridades de Cámara Baja, específicamente si se repite un resultado como el de las PASO no es descabellado que la alianza Juntos exija la presidencia del Cuerpo, ya que se convertiría en primera minoría.

En ese esquema podría darse la paradoja como lo fue en el período 1997-2001 donde la Cámara fue presidida por la Alianza, durante el último tramo del mandato de Duhalde y los dos años de Ruckauf.

Se descuenta que desde el Frente de Todos apostarán en estos 50 días hasta noviembre a recortar o dar vuelta la diferencia en la provincia de Buenos Aires y de volverse verosímil ese esquema, Federico Otermín, el lomense aliado del flamante jefe de gabinete Martín Insaurralde, tiene todos los boletos para insistir en su continuidad en la presidencia de la Cámara. Pero no habría que descartar al intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares, que ostenta la virtud de llevarse bien con sus colegas provinciales y con Máximo Kirchner.

Otro cantar será la discusión por la presidencia del bloque debido a que con los resultados de las internas sobre la mesa se siembra incertidumbre sobre la reelección del actual presidente de la bancada, el camporista Facundo Tignanelli, y aunque éste logre continuar deberá pulsear fuerte con los intendentes del interior que comenzarán a reclamar el puesto para un hombre de ellos con el consistente argumento de que el conurbano “ha cobrado mucho con la renovación de gabinete”.

Podría cobrar relevancia el actual jefe comunal de Monte Hermoso, Alejandro Dicchara, de buenos vínculos con La Cámpora, situación que podría allanarle el camino, también ingresará a la Cámara el legendario metalúrgico, Naldo Brunelli, que encabeza el reclamo de mayor protagonismo para el sindicalismo dentro de la estructura del Frente de Todos.

Otro tema a tener en cuenta es la discusión que se abrirá por los Vicepresidentes que en la Cámara Baja comparten la firma en una especie de autocontrol con el titular del Cuerpo, ya que de repetirse los resultados en la provincia y de peticionar Juntos la titularidad del Cuerpo, los vicepresidentes le podrían corresponder al Frente de Todos y a partir de allí se libraría una interesante puja por los dos espacios de poder.

Hay que ver si continúa en el candelero para el puesto de Vice Primero, Carlos “Cuto” Moreno, que si bien será reelegido no sería descabellado que se pida su cabeza por la pobre elección realizada en Tres Arroyos, su pago chico.

Desde la oposición no emiten sonido respecto a una hipotética renovación de autoridades, pero en los corrillos se menciona que de pedir la presidencia de la Cámara debería discutirse integralmente si el postulante será del PRO o de la UCR, y acá la situación podría derivar en rispideces, porque el acuerdo tácito en el espacio es que la fuerza que obtenga puestos de Cámara no podrá conducir el bloque.

En este caso Adrián Urreli es uno de los Vice, hombre de Néstor Grindetti, y el bloque es conducido por Maxi Abad titular de la UCR, pero debido a que las secciones que eligen diputados mayoritariamente, salvo la Sexta, fueron ganadas por el PRO  no sería insensato pensar en un enroque, quizás un Maxi Abad como autoridad de Cámara, y alguna figura portentosa del PRO presidiendo el bloque. Podría ser el mismísimo Adrián Urreli en un enroque o tal vez  Fabián Perechodnik como una forma de pago a la muy buena elección en La Plata para el espacio que propicio Julio Garro que se puso la campaña de Santilli sobre sus hombros.

La discusión en el Senado también adquerirá ribetes arduos

En el Senado provincial la renovación de autoridades de Cámara también tendrá su disputa, tanto en el oficialismo como en la oposición, aquí si la Vicepresidencia Primera debe quedar en poder del Frente de Todos para completar la línea sucesoria, en 2019 fue elegido el lapridense, Alfredo Fisher, en representación de la liga de intendentes del interior bonaerense y todo hace presumir que seguirá contando con el respaldo para continuar en el cargo por dos años más.

La Vicepresidencia Segunda también podría seguir en poder de Alejandro Cellillo, el galeno radical que encabezará la boleta de Juntos por la Séptima sección electoral.

El entramado que discutirán los popes de ambos espacios será la futura conformación de la cúspide de las bancadas, está claro que en el Frente de Todos hay coincidencia que la vuelta de Teresa García a la Cámara Alta contribuirá a dotar de mayor volumen político al oficialismo, que es en cierta manera lo que se le reprochó durante su estadía en el máximo sillón del bloque al camporista Gervasio Bozzano.

La ex ministra política de Kicillof mostró sus dotes cuando le tocó conducir el espacio en momentos en que el Frente de Todos comenzó a ejercer la minoría en el Senado por lo que se la reconoce, incluso en sectores opositores, su habilidad e intenciones componedoras.

La bancada de Juntos deberá dilucidar quién la capitaneará y no se descarta un importante debate al respecto, es que caducado el mandato del escobarense Roberto Costa, otros nombres comienzan a ganar fuerzas, como por ejemplo Daniela Reich apalancada por su esposo el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela; la alcaldesa de Arenales y segunda de Abad en la conducción radical, Erica Revilla; o también Christian Gribaudo, emisario de Jorge Macri.

Quién se quede con el premio mayor dependerá en cierto modo del devenir de la negociación por la Vicepresidencia Segunda de la Cámara, si el radicalismo la sigue ostentando con Cellillo entonces la presidencia del bloque debería ser para el PRO, pero a su vez se da la particularidad de que habrá más senadores radicales en el espacio por lo que se vislumbra una importante intensidad en los cabildeos que precederán a la composición final de las nuevas autoridades partidarias y del Cuerpo legislativo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS