martes 19 de octubre de 2021 - Edición Nº4144

Policiales | 20 sep 2021

SABRINA FARIAS

“Actué en defensa propia” aseguró la acusada del crimen de Juan José Ledesma

La acusada de asesinar a su pareja en Ezeiza relató a Política del Sur lo ocurrido la mañana del 10 de julio. “Reconozco mi responsabilidad, que es tanto mía como la de mi ex pareja", manifestó.


Sabrina Farias, acusada por el crimen de Juan José Ledesma, reconoció la autoría del hecho ocurrido el 10 de julio en Ezeiza y aseguró que actuó “en defensa propia”. Además, contó que habría sido víctima de violencia de género, a raíz del consumo de “drogas y alcohol” de su pareja.

“Reconozco mi responsabilidad, que es tanto mía como la de mi ex pareja. Ese día tuvimos muchas peleas y la última desencadenó todo”, relató la imputada durante una entrevista exclusiva con el programa Política del Sur.

Farias se encuentra actualmente recluida en una vivienda prestada, donde cumple la prisión domiciliaria que le concedió la Justicia debido a su avanzado estado de embarazo, que está a punto de entrar al séptimo mes de gestación.

“Es un beneficio exclusivamente para mi bebé. No estoy gozando de nada, no salgo ni recibo visitas ni conseguí autorización todavía para hacer el control médico”, afirmó al aire de este medio.

Durante la charla, la joven de 22 años recordó el sangriento episodio que protagonizó la mañana del 10 de julio, cuando su pareja recibió varias puñaladas que le provocaron la muerte 22 días después, luego de una larga agonía.

“Los motivos fueron diversos”, señaló, aunque hizo hincapié en “los celos” como uno de los motivos más frecuentes que terminaban en peleas. Sin embargo, la afirmación más contundente fue que “la pelea fue bajo consumo de drogas y alcohol”.

De acuerdo a su versión del caso, Ledesma estaba bajo los efectos de estupefacientes y alcohol al momento de la pelea que terminó de manera trágica. “Actue en defensa propia”, manifestó la mujer que señaló haber padecido otros hechos similares anteriores y que era víctima de violencia de género” por parte de Ledesma.

“Era víctima de violencia de género y los contextos siempre fueron bajo los efectos de drogas o alcohol” continuó Farias, quien reconoció su responsabilidad en la agresión, aunque agregó: “Necesito ayuda psiquiátrica para poder armar la escena”.

Según recordó, “los hechos son muy confusos”. “Nos agredimos mutuamente, en un momento se involucra mi suegro, estaba mi hija con una amiga y dos amigos”, comentó y siguió: “Nosotros nos empezamos a golpear de manos. Recuerdo caerme y levantarme y después tomo conciencia cuando ya estoy afuera”.

Mientras tanto, la joven estaría atravesando la gestación de un embarazo que sería de alto riesgo. Aún así, estuvo más de un mes detenida hasta que le concedieron el arresto domiciliario.

“Por el momento, la domiciliaria es para resguardar mi embarazo. Después, la Justicia dispondrá que hacer conmigo”, añadió.

Por último, se refirió a las denuncias de amenazas por parte de la familia de la víctima, que acusaron al padre de Farias. “Mi papá es una persona alcohólica y no está cuerdo”, indicó.

Por ahora, la causa se encuentra caratulada como “homicidio” y permanece a cargo de la UFI 3 descentralizada de Ezeiza, especializada en delitos vinculados a la violencia de género y la violencia familiar.

 

La tragedia

El 10 de julio último, cerca de las 7 de la mañana, Farias, que cursaba el quinto mes de embarazo, arrinconó a Ledesma en la habitación que compartían y lo apuñaló tres veces, según cree la Justicia. 

Luego la mujer salió a la calle y se golpeó la panza con la supuesta intención de interrumpir su gestación. La víctima agonizó durante tres semanas hasta que el 31 de julio pasado murió.

La casa que compartía la pareja está ubicada en un terreno dividido en tres sobre la calle Uruguay al 400 en el partido de Ezeiza. En los otros dos lotes viven Juan Carlos, el padre de Juan José, y su hermana. 

Según los testimonios de la familia en la Justicia, la convivencia era buena, sin que hayan escuchado peleas ni gritos. 

De acuerdo a la reconstrucción judicial, ese sábado 10 de julio, minutos después de las 7 de la mañana, el padre de Juan José escuchó un portazo demasiado fuerte que le llamó la atención. Salió de su casa y recorrió el pasillo en común que comparten las tres viviendas del terreno. Cuando llegó a la casa de atrás lo vio a su hijo y a Sabrina afuera. “No pasa nada, pa, es solo un problema de pareja. Andá tranquilo”, le dijo el joven y volvió a entrar.

La mujer hizo lo mismo, pero antes, miró al padre y le dijo: “Córrase que se lo voy a matar”. En su mano derecha tenía un cuchillo de cocina.

La investigación llevada adelante por la fiscal Lorena González de la UFI N° 3 de Ezeiza reveló que al momento del homicidio había cuatro menores que presenciaron el hecho.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS