miércoles 22 de septiembre de 2021 - Edición Nº4117

Gremiales | 10 sep 2021

ANALISIS

La oposición habló de nuevo de reforma laboral y metió a los gremios en la campaña

Desde Juntos hablaron del proyecto para eliminar las indemnizaciones y generaron un rechazo unánime de todos los sectores sindicales. La propuesta está en el Congreso y es parte de una movida nacida entre las empresas para terminar con la llamada “mochila argentina”.


Por:
Diego Lanese

En medio de los cierres de campaña, a poco de que se realicen las PASO, la oposición introdujo un tema polémico que hizo reaccionar a los gremios. En declaraciones televisivas, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se mostró a favor de un proyecto para cambiar el sistema de indemnizaciones, una propuesta presentada hace un tiempo en el Congreso que cuenta con el aval empresarial. “Hay que ir yendo a un sistema como por ejemplo el de la construcción en la Argentina, donde hay algo más parecido a un seguro que a tener que pagar una indemnización”, destacó el funcionario, avalando la iniciativa contra lo que se suele llamar “mochila argentina”. La reacción de todos los sectores sindicales muestra la resistencia de la propuesta y terminó de involucrar al movimiento obrero en la campaña, incluso de sectores que por distintas razones no se habían involucrado en la actividad proselitista, alineando nuevamente al mundo del trabajo con el oficialismo.

 

La propuesta de terminar con el sistema actual de indemnizaciones hizo reaccionar a todos los sectores sindicales, incluso a aquellos que no son parte del Frente de Todos. La idea de cambiar a un modelo de seguros, como el que rige en Estados Unidos, es un anhelo empresarial, que fue recibido por la oposición, que elaboró el proyecto de ley que respaldó Rodríguez Larreta. Si el efecto deseado por el líder del PRO era buscar apoyos de las empresas, el efecto secundario fue el rápido rechazo del sector laboral, que pidió no votar a quien quiere “que los despidos sean gratis”. "Ellos quieren un sistema que se ve en Rocky, cuando está trabajando y el tipo le dice ‘mañana no vengas’, y él agarra el bolso y se va. Eso están buscando: la disponibilidad automática del despido. Este es el fondo de los intereses que representan”, afirmó el líder de la CGT, Héctor Daer. Las declaraciones del dirigente marcan el descontento de los gremios. “Tienen que blanquearse ante la sociedad y decir que su objetivo es que el despido sea gratuito y que quien quiera hacerlo libremente lo haga”, agregó.

 

Todo el arco sindical respaldó a Daer en las críticas y se alineó con el repudio al proyecto, que ya está en el Congreso, y que según su artículo inicial busca crear el denominado “Seguro de Garantía de Indemnización (SGI)”, que funciona como “institución indemnizatoria del trabajo en el marco de la nómina salarial a los efectos de garantizar la indemnización de los trabajadores ante eventuales pérdidas de puestos laborales o cese de actividades”.

 

“El Seguro de Garantía de Indemnización estará constituido en base a los conceptos patronales incluidos en la nómina salarial y los aportes vigentes por parte de cada trabajador sin poder para ello añadir ni incrementar conceptos ni puntos a los ya vigentes”, destacó la propuesta, a la que tuvo acceso Política del Sur. Estos fondos “se serán destinados a un fideicomiso administrado por la Administración Nacional de Seguridad Social y las autoridades de aplicación”. “El dinero depositado en dicho fondo se ajustará por inflación y solo estará a disposición del trabajador en caso de cese laboral acorde a las disposiciones de la presente ley”, agrega el articulado.

 

Mochila argentina

 

La idea de cambiar la forma de indemnizaciones es un viejo anhelo empresarial, que hace un tiempo fue simbolizado en un concepto: “mochila argentina”. El empresario textil Teddy Karagozian se volvió uno de los voceros de esta reforma, que enfrentan los gremios y se presenta como una alternativa al actual sistema que “traería beneficios tanto para las empresas como para los trabajadores, disminuyendo la litigiosidad laboral y, por ende, solo perjudicando a los abogados que lucran con esa conflictividad”, según afirma un paper que circula entre empresarios, al que tuvo acceso Política del Sur. En principio, la “mochila argentina” propone reemplazar el actual régimen de indemnizaciones, por algo que funciona como un seguro de desempleo, según sus promotores.

 

“Las empresas pagan como indemnización el 8,33 por ciento de los salarios de los trabajadores efectivamente despedidos. Si en el largo plazo un 20 por ciento de los trabajadores cesa su actividad con un despido y un 80 lo hace renunciando o jubilándose, las empresas pagarán como indemnizaciones totales al 1,66 por ciento de la masa salarial total. Es decir, menos que el mínimo propuesto por la mochila”, analiza la propuesta.

 

Pero para los gremios, esta es una forma de flexibilizar las relacionales laborales, una especie de “caballo de Troya” de una reforma laboral más profunda. Por eso, salieron a repudiar los dichos del jefe de gobierno porteño, y a alinear a Juntos con la eliminación de derechos laborales. Así lo hicieron los sectores más afines al Gobierno, como el Frente Sindical para el Modelo Nacional, que mediante un comunicado sostuvo que “la derecha siempre intenta avasallar nuestros derechos”. El espacio, referenciado en Hugo y Pablo Moyano, Sergio Palazzo y Ricardo Pignanelli, acusó a la oposición de “siempre estar del lado de la precarización y promoviendo despidos en un país donde hay que bajar la desocupación”, por lo que llamó a votar contra estas ideas. Lo mismo hicieron otros espacios, como las dos CTA, lo que marca que lo que no logró el Gobierno logró esta declaración de Larreta: subir a los sindicatos a ponerle el cuerpo a la campaña electoral.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS