sábado 31 de julio de 2021 - Edición Nº4064

Policiales | 20 jul 2021

Causa judicial

Piden la clausura de una veterinaria “trucha” por casos de mala praxis

Ayelén Iglesias encabezó la protesta frente a la veterinaria. Denuncian que una mujer atendía a las mascotas del barrio con ”una matricula robada”.


Vecinos de la localidad de Gerli se manifestaron este lunes por la tarde para pedir el cierre de una veterinaria “trucha” donde trabaja una mujer que atendía a las mascotas del barrio con ”una matricula robada”.

Así lo manifestó al programa Política de Sur una de las damnificadas que encabezó la protesta convocada en frente del sitio sospechado de casos de mala praxis que habrían provocado la muerte de los animales allí eran atendidos.

"Espero que se haga justicia y se clausure el lugar para que no siga matando animales", señaló Ayelén Iglesias, que contó al aire de este medio la experiencia que habría vivido dentro del sitio ubicado sobre la calle Lacarra al 2200 del partido de Avellaneda.

 

 

La víctima habría sufrido la muerte de su perro “Tomy” como concecuencia de la mala atención recibida de parte de la acusada, a quien conocía como “Rafaela”. "Me dijo que se le estaba formando cálculos en la vesícula. Pero cuando fui a otra veterinaria me dijeron que no, que tenía una falla renal avanzada con una pancreatitis", relató.

Iglesias contó que su perro habría sido “mal diagnosticado” y “mal medicado”. “Nunca le hizo un estudio porque decía que no hacía falta. Pero cuando voy al hospital veterinario, me dijeron que tenía una falla renal que le afectó los dos riñones y el higado”, afirmó.

Días más tarde, el can falleció debido al grave cuadro de salud que presentaba. “Mi perro llegó al hospital en un estado anémico porque estuvo varios días sin comer. No toleraba la comida", agregó.

De acuerdo a su versión, la denunciada atendía en un consultorio montado dentro de un pet shop donde vendía productos para mascotas y alimento balanceado para animales. Sin embargo, no contaría con los estudios correspondientes para ejercer la profesión.

Durante la concentración del lunes, Iglesias junto a otros damnificados se encontraron con más personas que habrían sufrido casos similares en manos de la misma sospechosa.

"En la manifestación había muchas personas engañadas. Ella te engaña, te da una imagen diferente a la que realmente es. Acá lo grave es que no tenía matrícula"

Según Iglesias, la supuesta falsa medica veterinaria “usa el sello de un doctor que él mismo la denunció” con la cual habría trabajado de manera ilegal durante más de ocho años. “Tiene denuncias hace más de un año, pero sigue atendiendo y la gente sigue confiando en ella y llevando sus animales”, relató.

Por ahora, el consultorio seguiría recibiendo clientes tras el escrache de los damnificados, y mientras tanto la causa sigue su curse en manos de la UFI 1 del Departamento Judicial de Avellaneda – Lanús.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS