martes 22 de junio de 2021 - Edición Nº4025

Gremiales | 11 jun 2021

ANÁLISIS

Ser trabajador y pobre, la paradoja de un mercado laboral cada vez más en crisis

La inflación en plena pandemia acelera la destrucción de los salarios, y cada vez más empleados ganan sueldos por debajo de la línea de la pobreza. Un informe asegura que uno de cada tres asalariados está en esa situación. Las paritarias no alcanzan a sostener el nivel de ingreso, lo que aumenta el descontento social. Un ingreso universal, la salida según algunos sectores.


Por:
Diego Lanese

En Industria e Imperio, el historiador Eric Hobsbawm analiza el paso de una sociedad agraria y preindustrial a otra industrial, en la Inglaterra de fines del siglo XVIII, que forzó entre muchas cosas la idea del obrero como sujeto de la historia. Allí, habló por primera vez de “poor worker”, para referirse a los trabajadores pobres de aquellos días. Este fenómeno, con sus muchas variantes, se mantiene hasta nuestros días, y es una de las preocupaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que en reiteradas ocasiones afirmó que las crisis económicas en el mundo empujan cada vez a más asalariados a niveles de pobreza. En estos días, en la Argentina el ritmo inflacionario que impacta en alimentos y servicios está llevando a un deterioro en el poder adquisitivo que afecta no sólo a cuentapropistas e informales, históricamente afectados por los vaivenes económicos, sino que además cada vez más empleados bajo convenio tienen problemas para alcanzar una canasta básica. Al punto llega este fenómeno, que un reciente informe indicó que un tercio de los empleados en el país está en niveles de pobreza, incluyendo un 5 por ciento que no alcanza la canasta de indigencia, es decir, pasa hambre.

 

Los datos alarmantes sobre los trabajadores pobres fueron anunciados por el Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP), que lidera el economista Claudio Lozano, afirmó que “el 38 por ciento de los trabajadores percibe salarios por debajo de la canasta familiar, mientras que el 44,7 por ciento se encuentra precarizado”. Además, “si se toman como referencia los valores de las canastas básicas utilizadas oficialmente, surge que el 32,4 por ciento de los asalariados están por debajo de la línea de la pobreza y el 5 por ciento en la indigencia”. “Uno de los datos más alarmantes que arroja el estudio es el hecho de que uno de cada tres trabajadores obtiene ingresos mensuales inferiores al salario mínimo, vital y móvil (23.544 pesos”, agregó el informe, al que tuvo acceso Política del Sur.

 

Para el trabajo, “obtener un empleo no garantiza acceder al salario mínimo, vital y móvil”. Esto sucede en varias comunas del país, como viene denunciando la Confederación de Trabajadores Municipales (CTM), que lidera Rubén “cholo” García. La entidad viene proponiendo desde hace años incluir a los empleados del sector en el Consejo del Salario, para garantizar que ninguna Municipalidad pague sueldos por debajo de ese piso. Pese a los intentos, que incluyen un proyecto en el Congreso nacional que espera tratamiento, no se logró ese avanza. “La mayoría de los gremios se han convocado a paritarias y han cerrado en porcentajes muy por debajo de lo que marca la realidad económica, entendiendo que cada municipio tiene autonomía y presupuesto propio se respeta esto de que no se puede cobrar menos que un salario mínimo vital y móvil”, dijo García en declaraciones recientes, reproducidas por Política del Sur.

Leer más: FESIMUBO pide que ningún municipal puede cobrar menos que el salario mínimo

 

Salario universal

 

Los alarmantes datos del IPyPP podrían ser más preocupantes si no se detiene el ritmo inflacionario, y si las paritarias no rompen el cerco del piso oficial que estaba en el 29-30 por ciento, y que ahora se desplazan a cifras más cercanas al 40 por ciento, pero con mucha dificultad. “Esto es una radiografía de la crisis en el mercado laboral y hace imprescindible la necesidad de garantizar un Ingreso Básico Universal”, destacó el instituto, que propone junto a la CTA Autónoma este paso. En otro informe, el mismo instituto aseguró que poniendo en marcha un salario universal se puede generar 4 millones de puestos de trabajo, con una inversión entre el 1,6 y 2,9 del PBI, ya que “en el presente contexto de capacidad ociosa y mercado interno deprimido, el principal estímulo para la reactivación es la recuperación de los ingresos populares”.

 

La idea de una Renta Básica Universal tiene una larga trayectoria en el país, y se comenzó a forjar a mediados y fines de los 90, cuando la desocupación comenzó a ser un factor de importancia en el país. Los impulsores fueron quienes fundaron la CTA de esos días, y que luego darías cuerpo a dos hitos en la protesta sindical y social del país: la Marcha Grande y el Frente Nacional contra la Pobreza (FRENAPO). En el gobierno, algunos sectores admiten que está en estudio. En este sentido, la titular de ANSES, Fernanda Raverta, sostuvo recientemente que ya existe un “ingreso universal para los menores de 18 años y mayores de 65”, por lo que “hay una discusión sobre población económicamente activa”. Sin embargo, la imposibilidad de otro IFE o ayuda similar hace difícil pensar que en el corto plazo haya un paso en ese sentido.

 

Con todo esto, los trabajadores deben optar por buscar otras fuentes de ingreso, ante el avance de la pobreza incluyo con salarios en blanco. “Lo expuesto sumado al mayor crecimiento de la indigencia (el hambre) en el marco del empobrecimiento general de la población, ratifica la imprescindible necesidad de garantizar un Ingreso Básico Universal para toda la población en situación de informalidad y desempleo que fije un piso alimentario para toda la sociedad argentina”, concluyó el trabajo de Lozano. Volviendo al comienzo, Hobsbawm recuerda que en el inicio de la era industrial, el “trabajador pobre” tenía tres opciones: “podía esforzarse en hacerse burgués, podía desmoralizarse o podía rebelarse”. Más allá de las diferencias, las dos últimas parecen ser las más cercanas, incluso en un gobierno que se asume peronista.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS