martes 22 de junio de 2021 - Edición Nº4025

Otros | 8 jun 2021

SE LE ESCAPÓ EN EL DESCUENTO

Argentina se durmió en el final y se quedó sin la victoria

El conjunto albiceleste igualó dos a dos con Colombia en Barranquilla, tras estar en ventaja durante gran parte del encuentro. Abrieron la cuenta Cristian Romero y Leandro Paredes, mientras que Luis Muriel y Miguel Borja pusieron cifras definitivas en el estadio Metropolitano. Con este empate, Argentina quedó como escolta de Brasil en las posiciones.


No pudo ser para la Selección Argentina. Luego del empate ante Chile, los dirigidos por Lionel Scaloni cosecharon un nuevo empate ante Colombia, más allá de que merecieron sumar los tres puntos. El conjunto nacional arrancó con todo, pero se quedó en la segunda mitad y lo pagó caro.

En los primeros minutos, Argentina salió decidido a llevarse por delante a su rival y lo logró. Tal fue así que a los dos minutos ya estaba en ventaja: Cristian Romero aprovechó un centro preciso de Rodrigo De Paul y con un perfecto cabezazo venció a David Ospina. La Selección Argentina arrancaba ganando desde el vestuario.

La visita se sentía cómoda con la ventaja lograda y más aún a los siete minutos, cuando Leandro Paredes con una arremetida y una gran jugada individual, ponía el dos a cero con una definición ante la salida de Ospina. El elenco albiceleste golpeaba de entrada.

El equipo de Scaloni dominaba el encuentro y la posesión. Incluso pudo haber aumentado la diferencia, ya que tuvo chances en los pies de Lautaro Martínez, Nicolás González y hasta un tiro libre de Lionel Messi. Por su parte, Juan Cuadrado fue el futbolista más peligroso de Colombia, aunque no logró inquietar a Emiliano Martínez.

La superioridad de Argentina sobre Colombia hizo que Reinaldo Rueda, entrenador del elenco cafetero tome nota y modifique el esquema. Afuera Jefferson Lerma y adentro Luis Muriel. De esta manera, el local ponía dos delanteros de área.

Minutos más tarde, una mala noticia para el combinado argentino. Tras un cabezazo de Duván Zapata que buscaba en las alturas a Yerry Mina, las manos de Emiliano Martínez atenazaron la pelota, pero el arquero de Aston Villa cayó muy mal y golpeó su cabeza contra el césped. Fue atendido en el campo, mientras Agustín Marchesín se preparaba para ingresar. Todos los compañeros se acercaron a “Dibu” para ver cómo estaba. “Tranquilo, tranquilo”, le decían los médicos, que procuraban moverlo lo menos posible.

La salida del arquero no cambió el plan argentino. A puro toque, continuaron las triangulaciones y los pases profundos, como en una serie que terminó con una falta contra Lautaro Martínez al borde del área colombiana. El equipo amarillo vio cómo los argentinos se multiplicaban por la cancha y monopolizaran la pelota. Messi se relamió antes de patear; su zurdazo encontró una respuesta de Ospina en dos tiempos. Era casi un monólogo del visitante.

Sobre el final del primer tiempo, Colombia creció en ataque. Y en el séptimo minuto adicional estuvo a punto de descontar. Muriel-Zapata, el tándem de Atalanta, creó la jugada, que culminó el ex delantero de Estudiantes de La Plata. En lugar de pensar y elegir el lugar donde ubicaría la pelota, remató con plena fuerza y el balón se fue por encima del travesaño. Fue lo más claro, y lo único peligroso, del anfitrión en la primera parte.

Luego de una aprobada primera mitad, después del descanso la historia fue otra: de entrada, Nicolás Otamendi, de flojísimo partido, cometió un penal infantil que le permitió a Colombia descontar. Luis Muriel se hizo cargo de la ejecución y puso el descuento.

El entrenador Reinaldo Rueda tocó las teclas justas, a diferencia de Scaloni. El equipo local se fue encima de la Argentina, que intentó liquidarlo de contraataque, pero no lo logró por las buenas intervenciones de Ospina, en especial en esos dos remates de Lionel Messi que tenían destino de gol.

Sin marca en la mitad de la cancha por otra discreta actuación de la dupla Paredes-De Paul, Colombia lo buscó y lo encontró: una mala decisión de Juan Foyth, que intentó salir gambeteando del área, terminó en la réplica con centro para Borja, con el joven central perdiendo la marca y con Agustín Marchesín mostrando una tibia respuesta. Así llegó el 2-2.

De esta manera, en el cuarto de los cinco minutos agregados, el conjunto "cafetero" encontró la igualdad y la Selección Argentina perdió 2 puntos que parecían ganados. Los de Scaloni terminaron la jornada de Eliminatorias en segundo lugar, con 12 unidades. El líder sigue siendo Brasil, que tras vencer a Paraguay por 2 a 0 tiene puntaje perfecto: seis triunfos sobre seis juegos disputados.

Ahora se vendrá la Copa América, ya que Argentina debutará en la competencia el próximo lunes 14 de junio desde las 18 ante Chile en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.

 

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS