martes 22 de junio de 2021 - Edición Nº4025

Provincia | 8 jun 2021

INTERNA OPOSITORA

Avanza la idea de realizar una gran PASO para limar diferencias en Cambiemos

La alternativa de un proceso interno que ayude a dirimir los disensos en el espacio amarillo comienza a ganar terreno. Jorge Macri quiere candidatos surgidos de la provincia de Buenos Aires y veta la posibilidad del adelantado Diego Santilli, fruto del acuerdo de Rodríguez Larreta, Vidal y los intendentes. El radicalismo y la Coalición Cívica siguen con preocupación estas rencillas y prefieren listas de unidad, pero no le esquivarán a la responsabilidad de un proceso interno. El partido centenario pugna por convencer a Facundo Manes de que sea candidato, mientras que Lilita Carrió será la cara visible de la CC.


Por:
Federico Cedarri

A medida que se acelera el tiempo electoral y cuando aún la Legislatura bonaerense no ha comenzado el tratamiento medular de modificación de las reglas de juego para las PASO, despunta en la armonía que trasuntaba Juntos por el Cambio la interferencia de una rencilla interna en el PRO que parece  crujir los cimientos que solidificaban a la colación opositora.

En ese sentido desde el campamento amarillo comienza a emerger como una posibilidad consistente la realización de una gran PASO que opere de ordenadora de las apetencias de los actores principales del PRO, que no logran ecuanimidad para afrontar la negociación con sus socios radicales y de la Coalición Cívica.

El nudo gordiano, que parece a esta altura de los acontecimientos bastante difícil de desentrañar, tiene como trasfondo el 2023 ya que ninguno de los protagonistas que tiene la mira puesta en la gobernación bonaerense tiene  la intención de resignar posiciones en este turno electoral.

Así las cosas, la propuesta que primitivamente había esbozado el ex titular de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó, toma fuerza como una circunstancia favorable que serviría para dirimir los posicionamientos entre el adelantado de Rodríguez Larreta,  el vicejefe porteño Diego Santilli,  y el primo Jorge Macri quién se muestra impermeable a la aceptación de que un candidato no oriundo de la provincia de Buenos Aires salga al ruedo como oferta electoral de la coalición.

Parece corroborar ese estilo de pensamiento, el senador provincial y alfil de Macri, Gabino Tapia,  que le confió a PDS un sentimiento similar al que exuda su referente político: “En primer lugar, soy de la opinión que es necesario que los candidatos que representen a la provincia, sean de provincia y no importados”.

También coincidió con el alcalde de Vicente López en la necesidad de que quienes sean candidatos en este turno no ostenten funciones ejecutivas:   “Comparto con la manifestación de Jorge en cuanto a que lo más oportuno, teniendo en cuenta el contexto en el que estamos, es que los candidatos sean aquellos que actualmente no se estén desempeñando en un cargo”.

Esa línea de criterio parece embelesarse con la concreción de una candidatura de María Eugenia Vidal, posibilidad que hoy parece cada vez más lejana, debido a que la ex mandataria parece haber decidido atravesar nuevamente la General Paz pero en reversa.

“Creo que María Eugenia es la mejor; si ella no quiere, hay otros que también pueden representar a los bonaerenses”, insiste Tapia.

Atento a la importancia que amerita esta situación generada en las filas amarillas, desde PDS consultamos a fuentes del riñón de la ex gobernadora bonaerense que nos volvieron a ratificar un concepto que  replican como mantra hace meses: “Lo de María Eugenia Vidal aún no está definido, si será candidata o no en la provincia”.

Este mismo entorno sí fue más consistente al sostener que la posibilidad de una gran PASO opositora adquiere ribetes más plausibles en el corto plazo e imaginan también en el espacio a José Luis Espert: “Tenemos que tratar de meter a todos los que pensamos coincidentes inclusive a quienes no pertenecen aún  al armado, pero que en las paso nos roban de 3 a 4 puntos”, razonan.

Está de más aclarar que también jugaría un pleno dentro de este esquema  Emilio Monzó, que cada vez parece adquirir más predicamento en la mesa de decisiones de la alianza opositora: “A Emilio lo consideramos parte del PRO y también es un actor importante para el proceso interno”, reflexionan en voz alta los vidalistas.

Hay una certeza y es que Monzó mantiene vínculos estrechos con Gustavo Posse de hecho los diputados de los dos espacios coinciden en el bloque Cambio Federal en la Cámara Baja, aunque por ahora el intendente de San Isidro mira de cerca el proceso interno de Juntos por el Cambio pero parece no haber tomado una decisión sobre si participar activamente o apoyar a algún candidato en caso de tener que dirimir las candidaturas  intestinamente: “A Gustavo le interesa de sobremanera el destino de Juntos por el Cambio, tenemos una excelente relación con Monzó pero no hemos hablado de actuar en consonancia en esta instancia, le juran a PDS desde el riñón más ortodoxo del possismo.

Por su parte, el radicalismo parece desatenderse por el momento de la interna generada en el terreno del PRO, así lo confirma a la consulta de PDS, el diputado platense Diego Rovella: “La interna de los amigos del PRO todo apunta a que se dirimirá en un proceso interno al cual el radicalismo no le sacará el cuerpo”.

En sentido, confirmó que desde la cúpula del partido se están haciendo esfuerzos denodados “por convencer al neurocirujano, Facundo Manes, para que ocupe un lugar representando al radicalismo en la lista de candidatos a diputados nacionales”.

En la Coalición Cívica, tampoco son reacios  a una compulsa interna, pero el titular del espacio a nivela provincial Andrés De Leo le confió a PDS “que siempre el acuerdo y la unidad sería lo mejor pero no hay q eliminar la posibilidad que puedan existir elecciones internas si ese consenso no se logra”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS