jueves 06 de mayo de 2021 - Edición Nº3978

Independiente | 4 may 2021

LUEGO DEL BOCHORNO

Independiente se trajo un valioso punto de Brasil

Luego de la odisea en Brasil previa al partido y con una lluvia torrencial, Independiente empató 2-2 frente a Bahía, por la tercera fecha del grupo B de la Conmebol Sudamericana y sigue liderando su zona. Los goles para los de Avellaneda fueron de Jonathan Herrera y Alan Velasco, ambos desde los doce pasos. Sebastián Sosa, figura del encuentro, atajó un penal a cinco minutos del final.


Desde que aterrizó en tierras brasileñas todo fue difícil para el Rojo. Pese a que Conmebol los autorizó a viajar, doce miembros de la delegación no podían ingresar al país, ya que por haber transitado el Covid hace un tiempo atrás, los resultados PCR seguían dando detectable. Después de más de cinco horas de incertidumbre, finalmente los que pudieron pasar por migraciones fueron al hotel a descansar y a los que no se les permitió el ingreso, tuvieron que pasar la noche en el piso del aeropuerto.

Al día siguiente, los que habían sido rechazados pudieron volver cerca de las 15:30 y teniendo que lidiar con el maltrato policial durante todo el día. En ese grupo de deportados, se encontraban algunos jugadores que iban a ser titulares como Lucas González, Juan Manuel Insaurralde, entre otros. Además, Pedro Damián Monzón, quien estaba a cargo de la dirección técnica, también se encontraba en esa lista. El entrenador de arqueros César Velázquez tuvo que hacerse cargo del equipo.

Ahora bien, yendo específicamente a lo futbolístico, el partido se presentó en el comienzo bastante chato y sin ocasiones claras para ninguno. Recién a la media hora, el local tuvo dos ocasiones donde el arquero desactivó de manera notable el peligro. Cuando la primera mitad se moría, a tres minutos del final, los de Velázquez se encontraron con una oportunidad inmejorable para abrir el marcador. Alan Velasco en conducción del balón entró al área por el costado izquierdo, Otavio le cometió infracción y Jhonatan Herrera cambió penal por gol.

Ya en el complemento, el partido cambió radicalmente. La lluvia lejos de parar incrementó y en el campo de juego la pelota ya no rodaba con facilidad. A los seis minutos Brian Martínez, recién ingresado, recibió otra falta dentro del área, pero en esa oportunidad, el que convirtió fue Velasco.

A partir de ahí, con el resultado de dos goles a favor, con el cansancio por todas las complicaciones previas, y con todas las pelotas aéreas que caían por el estado del campo, la visita se replegó notoriamente. Tal es así, que cinco minutos después, Bahía encontró el descuento luego de un zapatazo de afuera del área que el arquero llegó a desviar, pero tras pegar en el palo le quedó servida para empujarla a Thaciano. Los minutos pasaban, el Rojo no podía hacerse de la pelota y los centros cada vez llegaban con más frecuencia. De esta forma, a los 82 minutos, tras un corner, el central Otavio se revindicó y la mandó a guardar con un cabezazo inatajable.

Aún quedaban ocho minutos más lo que agregara el árbitro Tobar y los de Avellaneda seguían sufriendo el partido. Con la motivación encima y viendo a los rivales exhaustos, los locales siguieron atacando para llevarse los tres puntos y a falta de cinco minutos consiguieron un penal. El uruguayo Sosa fue el gran héroe de la noche al arrojarse sobre su palo izquierdo y contener una pelota que venía sin mucha fuerza y a penas por encima del suelo. Después de malograr esa situación los brasileros se cayeron anímicamente, el Rojo aguantó y se llevó un empate valiosísimo en condición de visitante.

Con la mitad de los partidos del grupo ya disputados, Independiente sigue siendo líder y la próxima semana visitará a City Torque en Uruguay. En el ámbito local, los de Falcioni visitarán a Huracán el domingo, por la última fecha de la Copa de la Liga. Ya no depende de sí mismo, pero si gana, con un par de resultados favorables, podrá clasificarse a la próxima ronda.

 

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS