jueves 06 de mayo de 2021 - Edición Nº3978

Provincia | 3 abr 2021

Hasta el 21 de mayo

Reacciones contrapuestas por la continuidad de las restricciones en el AMBA

El espectro político volvió a mostrar su disparidad de criterios ante las nuevas disposiciones del Ejecutivo Nacional. El peronismo cierra filas y apoya sin ambages al presidente Fernández y el gobernador Kicillof. Legisladores opositores despotrican por el perjuicio a la actividad económica y cuestionan la falta de clases presenciales.


Por:
Federico Cedarri

Finalmente y como todo hacía prever, el presidente Alberto Fernández decidió en la mañana del viernes comunicar la continuidad de las restricciones en lo concerniente a la limitación para circular y el cierre de canales comerciales y gastronómicos en la banda horaria que ya regía para la zona del AMBA hasta el 21 de mayo sin notorios cambios sustanciales, derivando en los gobernadores la acentuación o relajación de las medidas.

En este caso todo hace presumir que el mandatario bonaerense Axel Kicillof emulará las medidas en el conglomerado metropolitano, con la consiguiente suspensión de las clases presenciales, diferenciándose de la ciudad de Buenos Aire que propugna segur en el nivel primario con los alumnos en las aulas y estudia la virtualidad en algunos grados del secundario.

Y como cada vez que el Presidente se involucra en este tipo de anuncio con fuerte impacto en la actividad económica y social, se disparan reacciones disímiles con origen en todo el arco político con argumentación discursiva en sintonía con el posicionamiento partidario que cada fuerza despliega en el tablero estratégico de la futura contienda electoral.

Consultado por PDS, el senador `peronista Francisco “Paco” Durañona, apoyó en forma tajante la continuidad de las restricciones en la zona metropolitana:   “Respaldo en forma absolutamente, ya que toma en cuenta la diversidad epidemiológica entre el AMBA y el interior”.

Asimismo, el legislador considera que deteniendo el aumento de casos en el AMBA “se podrá manejar con mayor tranquilidad la situación sanitaria en el resto de la Argentina”.

En la misma línea se expresó el diputado provincial del Frente de Todos, Walter Abarca: “Es la medida más atinada en este momento, no podemos enfrascarnos en discusiones estériles y no poner el foco en la explosión de casos en la zona del AMBA que irremediablemente se va a comenzar a extender hacia el interior de nuestra provincia”.

“Hoy la salud de cada bonaerense es prioridad absoluta, debemos administrar el sistema sanitario y evitar su colapso, por ahora es la necesidad hasta que avancemos con el plan de vacunación”.

En el variopinto abanico político en el que se desenvuelve la política legislativa, también encontramos voces discordantes con las medidas en las que ha avanzado el gobierno nacional.

En rigor, el diputado radical platense Diego Rovella expuso sus reparos sobre la extensión de las restricciones en el AMBA: “Este es un gobierno de improvisados, nos mienten, nos engañan con las vacunas, nos dijeron que para esta época del año iban a existir más de 20 millones de personas vacunadas”, fustigó.

“Son una farsa caminando el gobierno nacional y el  de la provincia de Buenos Aires”, siguió disparando.

Rovella aseguró que la continuidad de las prohibiciones tendrá un efecto devastador sobre la actividad económica y comercial: “Es desmoralizante”, opinó.

Posteriormente refirió conceptos en lo referente a la suspensión de la presencialidad en los colegios: “Hace rato que al gobierno provincial le ganaron la pulseada los gremios”, cerró.

En relación a la situación educativa, el diputado del PRO Sergio Siciliano condenó la poca predisposición del gobierno provincial de retomar las clases presenciales: “No se ve intención alguna de que los chicos puedan retornar las actividades pedagógicas  en el ámbito de los colegios”.

“Daría toda la impresión que hasta después de las vacaciones de invierno no volverán”, pronóstico.

También se expresó en términos muy duros para con el Ejecutivo nacional el presidente de la Coalición Cívica provincial, Andrés De Leo: “El gobierno ha fracasado en sus políticas sanitarias y en la campaña de vacunación, ha perdido autoridad frente a una sociedad ya cansada y agobiada ”.

El senador lamentó la continuidad de las restricciones: “Evidentemente siguen insistiendo con medidas que han fracasado hace pocos meses atrás y que postraron económicamente a la provincia de Buenos Aires”.

Y fue contundente al sostener: “Estas medidas constituyen una nueva improvisación de un gobierno a la deriva”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS