jueves 06 de mayo de 2021 - Edición Nº3978

Provincia | 11 abr 2021

SEGUNDA OLA DE COVID

Colapsar no es una opción: intendentes en alerta por el aumento de casos y la ocupación de camas

En los municipios del AMBA la ocupación en los hospitales públicos y privados es del 69,2%, creciendo 13 puntos en dos semanas.


En plena segunda ola de la pandemia de Covid-19, los últimos días registraron records de contagios en la Argentina siendo la Provincia de Buenos Aires una de las más comprometidas, en especial en la zona del AMBA y algunos municipios del interior.

En ese plano, las y los intendentes manifestaron sus preocupaciones ante la abrupta cantidad de casos que se dieron en sus comunas, en especial en cuanto a la solicitud de internaciones, que tensionan el sistema sanitario.

LEER MÁS: Ortega Soler defendió las nuevas restricciones: “Van a hacer que los contagios se reduzcan”

Por ejemplo, en La Plata, municipio a cargo del intendente de Juntos por el Cambio, Julio Garro, los hospitales privados llegaron al máximo de ocupación y debieron derivar a los pacientes que requirieran internación. Desde el sector público en la capital provincial, señalaron que están con alta tasa de ocupación, por lo que requirieron cuidados a la población.

Es que pese a que el sistema de salud tuvo un refuerzo en lo que respecta a camas e insumos, la fuerte aceleración que se manifestó en las últimas semanas llevó a que el Gobierno debiera adoptar medidas de restricción, a la que los intendentes adhirieron casi sin chistar.

“En sintonía con las medidas que tomaron el Presidente y el Gobernador, soy un convencido de que todos tenemos que aportar en este desafío de cuidarnos y cuidar a los demás en el marco de un rebrote tan grande de la pandemia”, sostuvo por su parte el alcalde de Lanús, Néstor Grindetti.

LEER MÁS: “Se le exige desde los medios a Alberto lo nunca le exigieron a Macri”

Es que si bien los alcaldes de la oposición, nucleados varios de ellos bajo el sello del Grupo Dorrego han sido muy críticos a ciertas acciones de los gobiernos de Alberto Fernández y Axel Kicillof, colapsar no es una opción en carpeta.

Las golpeadas arcas de los municipios, que sufrieron una caída en las recaudaciones por el golpe económico que representó la irrupción de la pandemia en 2020, sumado al costo político y social que dejaría el colapso del sistema, no es algo que quisieran experimentar ni oficialismo ni oposición.

“Tenemos más de 25 mil casos acumulados desde marzo 2020 y 795 fallecidos, con una positividad de 32%. Pido, vecinos, que reflexionemos y nos cuidemos, es la manera de preservar la educación y el trabajo, evitando mayores problemas sanitarios”, manifestó el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela.

En tanto, según marcaron representantes de la salud del sistema público y privado bonaerense, la ocupación promedio de camas en el AMBA alcanza el 69,2%, cuando hace solo dos semanas era del 56,5%, aclarando que estas cifras promedio representan que haya ya muchos centros de salud por arriba del 90% de ocupación.

Desde la otra vereda, a la vez, intendentes del Frente de Todos manifestaron la necesidad de medidas un poco más duras, como fue el caso del histórico alcalde de Ensenada, Mario Secco, quien señaló que en un momento de crisis tal, las decisiones deben ser contundentes aunque resulten antipáticas y por eso pidió a Kicillof cerrar todas las actividades desde las 20 horas.

“Si todos los argentinos nos guardamos durante 15 días adentro de casa, todos sabemos que el virus se muere, pero eso es imposible pero por lo menos bajemos el contagio. Deberemos ayudar al sector gastronómico como a todos los otros. Prefiero que me insulten a que la gente pierda a un ser querido más, es algo muy doloroso lo que nos pasa”, marcó Secco a Somos La Plata.

En tanto, los alcaldes de la zona oeste del Conurbano como Gustavo Menéndez, Lucas Ghi, Fernando Moreira, Juan Zabaleta y Alberto Descalzo, coincidieron en cooperar y coordinar el cumplimiento de las normas, dado que la vida social y económica de sus distritos está en permanente contacto.

Unificamos miradas y acciones en un territorio donde no hay fronteras ni geográficas ni políticas frente a la pandemia; pusimos en contacto nuestros equipos de seguridad, fiscalización y control para hacer trabajos conjuntos con el objetivo de evitar la circulación del virus”, marcó Menéndez desde Merlo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS