sábado 10 de abril de 2021 - Edición Nº3952

Club Lanús | 7 abr 2021

EL GRANATE SE DESPIDIÓ DE LA COMPETENCIA

Sorpresa en la Copa Argentina: En los penales, Lanús cayó con Patronato y se quedó afuera

El Granate se despidió del torneo más federal del país, luego de igualar 2 a 2 en los noventa minutos y perder por 5 a 3 en la tanda desde los doce pasos. El equipo de Luis Zubeldía estuvo en ventaja dos veces con los goles de Matías Esquivel y Pedro De la Vega, pero Junior Arias con un doblete marcó la igualdad transitoria. En los penales “Pepo” De la Vega erró el primero y los dirigidos por Iván Delfino no fallaron ninguno. Temprana eliminación para el granate.


No pudo ser para Lanús. En la calurosa noche de Sarandí, el equipo de Luis Zubeldía se quedó eliminado de la competencia sorpresivamente. Tras haber sido más durante los 90 minutos, pagó caro algunos desaciertos defensivos y carencia a la hora de definir el encuentro. El Granate se despidió de la competencia en los 16avos de final. Una sorpresa más en el torneo más federal del país.

En el comienzo del encuentro, Lanús apareció mejor plantado en el campo de juego que su rival. Con Matías Esquivel en la creación de juego, aparecía en escena el “chino” a los 8 minutos tratando de sorprender con un centro pasado y Guillermo Burdisso con un cabezazo estuvo cerca de abrir el marcador. Matías Ibáñez tapaba la primera jugada clara del partido.

El Granate estaba mejor que Patronato pero le faltaba llegar al gol. No estaba fino en los últimos metros, aunque mostraba una clara superioridad en la noche de Sarandí.

Así las cosas, se volverían a suceder opciones de gol. Lo tenía Nicolás Orsini, también José Sand y a los 30 minutos un centro rasante de Julián Aude encontró una definición de Lucas Vera, la cual obligó a Ibáñez a responder nuevamente.

Patronato también tuvo las suyas. Una doble respuesta de Lautaro Morales, primero ante un remate de media distancia de Nievas y luego un centro de Delgadillo que se desvió en Burdisso e iba al arco. Era golpe por golpe en la noche del Viaducto.

Sin embargo, sobre los 43 minutos el que golpearía primero sería el equipo de Luis Zubeldia. El “chino” Esquivel volvió a mostrar nuevamente su pegada desde afuera del área para clavarla junto al palo más lejano de Ibáñez. El Granate se adelantaba en el marcador y Esquivel estaba más afilado que nunca. Gran gol para abrir la cuenta en la cancha de Arsenal de Sarandí.

Era el cuarto gol de Matías Esquivel con la camiseta de Lanús. El segundo consecutivo, ya que venía de marcar en la victoria sobre Gimnasia y Esgrima La Plata.

Así se iban al descanso. Con una victoria justa pero merecida de Lanús porque había sido el más fino de los dos.

En esa sintonía, el granate seguía siendo el mejor de los dos y lo justificaba con el gran partido de Pedro De la Vega. Con una diagonal de izquierda al centro se asoció con Esquivel y éste asistió a Orsini, que pateó desviado. Además, a los 12 minutos “Pepe” Sand anticipó un centro de Orsini y exigió a Ibáñez, uno de los mejores en la noche de Sarandí. El equipo de Zubeldia era más y merecía el segundo.

De todos modos, el futbol a veces no sabe de merecimientos y Patronato tendría una chance inmejorable para igualar el encuentro en el momento menos pensado. Sobre los 23 minutos, en un ataque del “Patrón” se produjo una mano de Burdisso en el área. Junior Arias se hizo cargo de la ejecución y lo cambio por gol. Estaban uno a uno y ahora todo podía pasar.

El partido entró en un ritmo frenético y en ese ida y vuelta, Lanús se volvía a poner en ventaja. Un tiro libre formidablemente ejecutado por De la Vega decretaba el 2 a 1 para el granate. Golazo y parecía que todo se volvía a encauzar para los de Zubeldía.

Luego de esa acción, sobre los 31 minutos, todo Lanús estallaba contra el árbitro Cristian Cernadas. Una clarísima mano de Nievas no cobrada por el juez provocaba la calentura de Zubeldia. Era penal clarísimo y la posibilidad de estirar la ventaja, pero el árbitro no la vio.

Y en los últimos minutos, Patronato tendría sus chances para empatarlo. Primero un remate cruzado de Torres que salvó Aguirre en la línea. Sobre los 36 minutos, llegaría el baldazo de agua fría para todo Lanús. Nuevamente Junior Arias luego de un desvió ponía el 2 a 2. Gol psicológico en el cierre del encuentro.

En el final del partido, los dos tendrían la victoria. Sobre los 42 minutos, un derechazo potente de Delgadillo se iba cerca. Se salvaba Lanús. Y en la réplica, un gran pivoteo de Sand con el cuerpo y posterior asistencia para el remate de Orozco que desviaba Ibáñez por encima del travesaño. El Granate pagaba caro su falta de eficacia y así iban a los penales.

En los remates de los doce pasos, la historia no concluyó con final feliz para Lanús. Desperdiciaron el primero con un disparo en el travesaño del Pepo De la Vega y después no fallaron sus compañeros Lautaro Morales, Alexis Pérez y Nicolás Orsini, pero tampoco lo hicieron Sebastián Sosa, Lautaro Torres, Nicolás Franco, Matías Palavecino ni Leandro Marín, para decretar el éxito del Patrón. De esta manera, el conjunto entrerriano ganó por 5 a 3 y se clasificó a los octavos de final de la competencia.

Otra vez se le niega la Copa Argentina a Lanús. No puede el granate obtener el torneo más federal del país y en esta ocasión, pese a redondear unos buenos noventa minutos, se terminó quedando con las manos vacías. Ahora, será el turno de pensar en el próximo lunes desde las 19, cuando reciba la visita de Newells por la Copa de la Liga Profesional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS