sábado 10 de abril de 2021 - Edición Nº3952

Provincia | 5 abr 2021

Definición trascendente

Posturas enfrentadas por el hipotético corrimiento de las PASO

Mientras desde el peronismo pregonan con fuerza la necesidad de flexibilizar la fecha de los comicios internos abrigados por el argumento de la situación sanitaria, sectores opositores mantienen la postura irreductible de no dar lugar a esa intención. Se advierte diferencias en el entramado cambiemista, ya que desde el radicalismo y la CC planean que los interlocutores con el oficialismo deben ser todos los sectores que componen la alianza y no solo el PRO.


Por:
Federico Cedarri

La rígida postura del diferimiento de las PASO que empuja con fuerza el oficialismo amparándose en el supino agravamiento de la situación sanitaria como consencuencia de la inminente segunda ola de covid que afectará en el cortísimo plazo a nuestro país, acapara el espectro de la agenda política debido  a la premura con que el peronismo quiere embretar a la oposición en un acuerdo plural que no solo quede sujeto a las cuestión de las internas obligatorias sino que establezca parámetros sobre otras cuestiones como la deuda con el FMI y la mejor estrategia para enfrentar el covid.

Más allá de la concordancia macro que pueda lograse a nivel nacional, la provincia de Buenos Aires al tener una ley autónoma de internas abiertas debe logra sine qua non un consenso entre las dos fuerzas políticas mayoritarias para avanzar en criterios uniformes que permitan abrir paso en la modificación de la normativa votada allá por el 2009.

Aquí es donde entran a tallar otros aspectos y comienza a involucrarse la especulación política y despojando la variable sanitaria. El peronismo intenta ganar tiempo y patear para adelante el proceso de PASO con la intención de acentuar la campaña de vacunación que les granjee, especulan, de un apoyo popular más consistente como para enfrentar el proceso electoral con mejores chances.

Sin embargo,  esta intención subterránea choca con la sórdida resistencia de los principales alfiles provinciales de la oposición legislativa de Juntos por el Cambio, que amparándose en la mayoría simple que ostentan en el Senado se jactan de la posibilidad de materializar el naufragio de cualquier propuesta que no cuente con su visto bueno.

En diálogo con PDS, el senador provincial de Todos Francisco Paco Durañona, aseguró que dado lo extraordinario de la pandemia, y que las aglomeraciones de personas configuran un riesgo cierto de multiplicación de contagios, “es más que razonable que se esté trabajando en la adaptación de las PASO y las elecciones al escenario que nos toca”.

También se mostró consciente del obstáculo que representa para el peronismo intensificar una estrategia sin el concurso de Juntos por el Cambio: “En la provincia de Buenos Aires, cualquier modificación del esquema electoral deberá ser consensuado con la oposición, dada la conformación de la legislatura,  la posición del Frente de Todos es cuidarnos y trabajar en todo lo que sea necesario para ello”, explicó.

Un diputado peronista del conurbano se sinceró ante este medio: “Pronosticar lo que va a pasar en agosto es imprevisible”, aventuró.

La misma fuente, avanzó en otros conceptos esclarecedores sobre el devenir de los acontecimientos: “Creo que va a ser imposible hacer las PASO porque la vacuna va a seguir llegando a cuentagotas, por lo que hay que tomar una decisión inminente porque en abril ya habría que efectuar la convocatoria”, aseveró.

Por su parte, desde el espacio opositor se escuchan voces disonantes respecto a  estos criterios que esboza el oficialismo, ante la consulta de PDS el titular de la Coalición Cívica, Andrés De Leo, opinó que la postura sobre una hipotética postergación las PASO no debe sectarizarse en una fuerza de la coalición: “Hay que profundizar las alternativas entre todos los componentes y resolverlas dentro de Juntos por el Cambio”, advirtió.

“El año pasado propusimos la implementación de la boleta única y sostenemos que cualquier modificación debe realizarse por consenso y sin especulaciones electorales”, musitó.

En la misma línea de razonamiento, se embarca el titular del radicalismo platense, Diego Rovella: “Creo que no hay que suspender las paso”, y en lo que parece ser un sutil mensaje para el PRO puso de relieve que el hipotético escenario de prórroga de las internas “debe involucrar un debate de todos los actores políticos y parlamentarios, no debe ser con un sector solo de la alianza de Juntos por el Cambio, debe ser el gobierno con todas las fuerzas que componen la actividad política de la República”.

El presidente de la determinante Comisión de Reforma Política y Electoral del Senado bonaerense, el legislador del PRO Gabino Tapia, opinó ante PDS que la postergación de las PASO “desde mi óptica es una estrategia del oficialismo para disuadir otros problemas más profundos como el fracaso del plan de vacunación; el crecimiento de la pobreza y desempleo y el avance sobre la justicia y los derechos individuales”.

Consideró que las reglas de juego no deben cambiarse en un año legislativo, y de existir modificaciones “debe ser consensuado con todas las fuerzas políticas o al menos debatido en la legislatura”.

“Lamentablemente se repiten las formas a las que nos tiene acostumbrados el kirchnerismo: imposición sobre el  consenso o debate”, cuestionó.

Un diputado del PRO cercano a María Eugenia Vidal y con fuerte predicamento en el conglomerado opositor deslizó a PDS que a priori “la idea del bloque legislativo es que las PASO se hagan”, al tiempo que destacó que será un condicionante importante la situación sanitaria: “Dentro de un par de meses eso va a ser lo que termine determinando la postura final del espacio, todavía falta un tiempito”, tiró.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS