martes 19 de octubre de 2021 - Edición Nº4144

Gremiales | 29 mar 2021

DECISION DE TRABAJO

Conciliación obligatoria en el conflicto entre trabajadores de la Sanidad y prestadores privados

Luego del paro de actividades del viernes pasado, la cartera laboral ordenó que se levanten las medidas de fuerza, y convocó a las partes para mañana martes a una audiencia. Héctor Daer consideró la medida “injusta”.


El Ministerio de Trabajo dictó el viernes pasado la conciliación obligatoria por 15 días en el conflicto suscitado entre la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA) y las cámaras de sanatorios, clínicas y geriátricos privados, según informó la cartera laboral a través de un comunicado. De esta forma, la cartera laboral intimó a la federación y a sus sindicatos adheridos y, por su intermedio, a los trabajadores por ellos representados, "a dejar sin efecto" durante dos semanas "toda medida de acción directa que estuviesen implementando y/o tuvieran previsto implementar, prestando servicios de manera normal y habitual". Las empresas del sector dicen no poder afrontar las subas salariales por la crisis generada por la pandemia. Héctor Daer, líder de la Sanidad, consideró “injusta” la medida.

 

Trabajo remarcó en la disposición que las cámaras privadas y las empresas deben "otorgar tareas en forma normal y habitual a su personal, respetando las disposiciones previstas" por el Poder Ejecutivo en relación a la emergencia sanitaria decretada por la pandemia de coronavirus. Por eso, se intimó a las cámaras patronales y a las empresas por ellas representadas, "a abstenerse de tomar represalias de cualquier tipo con el personal representado por las organizaciones sindicales y/o con cualquier otra persona, en relación al diferendo planteado".

 

Además, se requirió además a las empresas que extremen "todas las medidas de higiene y seguridad para preservar la salud psicofísica de los trabajadores y las trabajadoras, y que garantice el desarrollo de su actividad en condiciones adecuadas de salubridad, dando cumplimiento con todas las normativas, protocolos y/o cualquier otro instrumento dictado por las autoridades competentes, y/o por otros órganos conformados a tales fines".

 

Por último, Trabajo exhortó "a las partes en conflicto a mantener la mejor predisposición y apertura para negociar los temas sobre los cuales mantienen diferencias y contribuir, de esa manera, a la paz social y a mejorar el marco de las relaciones laborales en el seno de las empresas involucradas".  La comunicación de la cartera que encabeza Claudio Moroni informó que las partes fueron convocadas a una audiencia el martes 30, a partir de las 11, en la sede del Ministerio de Trabajo ubicada en Alem 628 de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Las empresas del sector afirman que no pueden afrontar aumentos salariales por la crisis generada por la pandemia, e incluso aseguran que están en dudas los incrementos de la paritaria 2020. Salud Federal, la entidad que nuclea a las prestadoras del interior del país, reconoce el reclamo como “justo”, pero afirma que la ecuación no cierra. En 2020 tuvieron un incremento de los costos del 48 por ciento, mientras que los aranceles de la salud privada no se movieron más que un 15 por ciento en el mejor de los casos. “El sistema está totalmente desfinanciado”, dijo Rodrigo Sánchez Almeyra, vicepresidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Rosario.

 

En tanto, el líder de la Sanidad Héctor Daer destacó que la protesta del viernes pasado fue “contundente” y cuestionó la conciliación obligatoria dictada por el Gobierno nacional. “Hoy, en plena pandemia, la Sanidad de todo el país está de paro en reclamo por una recomposición salarial justa y digna. Con un alto acatamiento a una medida de acción sindical ejemplar, los trabajadores de Sanidad exigimos que se reconozca nuestro esfuerzo”, expresó Daer en su cuenta oficial de Twitter. La medida fue dispuesta por el sindicato luego del fracaso en la reunión paritaria donde se solicitó una mejora salarial.

 

Los trabajadores de Sanidad comenzaron un plan de lucha desde el jueves que incluyó asambleas en los establecimientos y el viernes hubo paros de tres horas por turno que afectó a las clínicas, sanatorios, hospitales privados, laboratorios y geriátricos, con atención solo de las urgencias.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS